Reino Unido aprueba el ‘respirador artificial’ para el trasplante de hígado

El Instituto Nacional de Excelencia en Salud y Atención (NICE) acaba de aprobar una nueva tecnología que permite evaluar la función de un hígado graso después de su extracción e, incluso, mejorarlo para implantarlo en mejores condiciones en el receptor. Se trata de la Máquina de Perfusión Normotérmica (MPN), que podría incrementar hasta un 30 por ciento el número de trasplantes de hígado, un tercio de los cuales se desecha por la esteatosis hepática (hígado graso). En España, el Hospital La Fe de Valencia inició en 2018 el primer ensayo clínico con esta nueva tecnología Denominado el avance más revolucionario en trasplantes a corto plazo, los expertos están convenidos de que no se quedará solo en los hígados grasos, en los que se centra este estudio, sino también en donantes subóptimos en los que se duda si el órgano funcionará o no una vez trasplantado. La máquina, que se autorregula, permite monitorizar de manera continua el órgano durante su permanencia en ella una vez extraído y decidir el mejor momento para implantarlo, ya que está conectado a un suministro de sangre y nutrientes que se mantiene en todo momento controlado y a una temperatura establecida. Además, permite en unas cinco horas y en tiempo real comprobar la salud del hígado, controlando los flujos, la producción de bilis y los niveles de parámetros analíticos que permiten conocer su estado. «Reproduce lo que sería el cuerpo humano», indicó a EFE Rafael López-Andújar, jefe de la Unidad de Cirugía Hepatobiliopancreática y Trasplante de La Fe, en la presentación del ensayo clínico. La máquina, que se autorregula, permite monitorizar de manera continua el órgano durante su permanencia en ella una vez extraído y decidir el mejor momento para implantarlo Al ser una máquina portátil, permite el transporte de los órganos entre hospitales, manteniéndolos en todo momento en perfecto estado. El funcionamiento es el siguiente: cuando se extrae un hígado graso y se pone en hielo se producen unos daños de isquemia-reperfusión, lo que significa que ese órgano no funciona bien y que incluso puede llegar a fallar en el receptor y es necesario retransplantarlo. Esto puede causar daño al hígado y limitar el tiempo de almacenamiento. Aproximadamente el 20% de los pacientes mueren mientras esperan un trasplante de hígado y alrededor de un tercio de los hígados donados no pueden utilizarse para el trasplante. Estos podrían incluir hígados extraídos de personas mayores o con problemas de salud y aquellos dañados mientras se extrajo el órgano del cuerpo del donante o mientras se mantiene en hielo. Ofrece otra forma de preservar el hígado y evaluar si los hígados que antes se hubieran considerado inadecuados se pueden usar de manera segura Las máquinas también pueden extender al tiempo durante el cual se puede almacenar el hígado para permitir una mayor flexibilidad en el momento de la operación de trasplante. El profesor Kevin Harris, de NICE, señaló: «Ofrece otra forma de preservar el hígado y evaluar si los hígados que antes se hubieran considerado inadecuados se pueden usar de manera segura. Al usar este procedimiento, a más pacientes en la lista de espera de trasplante de órganos se les podría ofrecer la posibilidad de un trasplante y, por lo tanto, potencialmente extender sus vidas».

Un fármaco para el ictus ofrece buenos resultados en alzhéimer

Un fármaco que se encuentra en desartrrollo para tratar a pacientes con accidente cerebrovascular o ictus también podría prevenir la enfermedad de Alzheimer. El estudio, que se publica hoy en el Journal of Experimental Medicine , muestra que la proteína modificada por ingeniería genética 3K3A-APC protege los cerebros de ratones con síntomas similares al alzhéimer, reduciendo la acumulación de péptidos tóxicos y previniendo la pérdida de memoria. El alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa, es decir, causada por una destrucción progresiva de las neuronas cerebrales. Una enfermedad que se corresponde con el tipo más común de demencia –constituye en torno al 60-70% de todos los casos de demencia, para un total de 30 millones de pacientes en todo el planeta– y para la que aún no hay ningún tratamiento capaz de frenar su progresión, menos aún de curarla. De ahí la importancia de disponer de algún fármaco que impide su progresión. Los investigadores de la Universidad del Sur de California (EE.UU.) diseñaron 3K3A-APC, una versión modificada genéticamente de una proteína de la sangre humana llamada proteína C activa, que reduce la inflamación y protege tanto a las neuronas como a las células que recubren las paredes de los vasos sanguíneos contra la muerte y la degeneración. 3K3A-APC ha demostrado tener efectos beneficiosos en diferentes modelos de enfermedad de ratones, que incluyen lesiones cerebrales traumáticas y esclerosis múltiple, y actualmente se está desarrollando para tratar el accidente cerebrovascular en humanos, donde se ha demostrado que es seguro, bien tolerado y capaz de reducir la hemorragia intracerebral. «Debido a sus actividades neuroprotectoras, vasculoprotectoras y antiinflamatorias en múltiples modelos de trastornos neurológicos, investigamos si 3K3A-APC también puede proteger al cerebro de los efectos tóxicos de la toxina amiloide-β en un modelo de ratón de la enfermedad de Alzheimer», comenta Berislav V. Zlokovic. El tratamiento con 3K3A-APC evitó que estos ratones perdieran la memoria y ayudó a mantener el flujo sanguíneo cerebral normal Los péptidos β-amiloides tóxicos se acumulan en los cerebros de los pacientes con alzhéimer, lo que conduce a la neurodegeneración y reduce el flujo sanguíneo dentro del cerebro. Zlokovic y sus colegas encontraron que 3K3A-APC redujo significativamente la acumulación de amiloide-β en los cerebros de ratones que generalmente producen grandes cantidades del péptido tóxico. De hecho, el tratamiento con 3K3A-APC evitó que estos ratones perdieran la memoria y ayudó a mantener el flujo sanguíneo cerebral normal. La droga también suprimió la inflamación en el cerebro, otra característica común de la enfermedad de Alzheimer. 3K3A-APC protege el cerebro al evitar que las células nerviosas produzcan una enzima llamada BACE1 que se requiere para producir amiloide-β Zlokovic y sus colegas descubrieron, además, que 3K3A-APC protege el cerebro al evitar que las células nerviosas produzcan una enzima llamada BACE1 que se requiere para producir amiloide-β. Se han probado varios inhibidores diferentes de BACE1 en ensayos clínicos para detectar la enfermedad de Alzheimer, pero el nuevo estudio sugiere que el uso de 3K3A-APC para bloquear la producción de BACE1 podría ser un enfoque alternativo, particularmente en las etapas iniciales de la enfermedad cuando el amiloide-β todavía Acumular a niveles capaces de dañar permanentemente el cerebro. «Nuestros datos actuales apoyan la idea de que 3K3A-APC tiene potencial como una terapia anti-amiloide-β efectiva para la enfermedad de Alzheimer en estadios tempranos», concluye.

Una dieta rica en fibra reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y muerte prematura

Una dieta de alto contenido en fibra, de al menos entre 25 y 29 gramos diarios, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y muerte prematura, según una reciente revisión de estudios liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicada en la revista «The Lancet». El análisis, que señala que con indicaciones de que la ingesta de más de 30 gramos al día sería aún mejor, evidencia que las muertes por todas las causas, así como las enfermedades del corazón, se redujeron entre un 15 y un 30 por ciento entre la población que consumió mayor cantidad de fibra en comparación con la que menos. Estos resultados significan 13 muertes menos y seis casos menos de enfermedad coronaria por cada 1.000 personas que ingieren alimentos ricos en fibra en comparación con aquellos que no lo hacen. En concreto, la enfermedad coronaria, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes tipo 2 se redujeron entre un 16 y un 24 por ciento. Estos resultados significan 13 muertes menos y seis casos menos de enfermedad coronaria por cada 1.000 personas que ingieren alimentos ricos en fibra en comparación con aquellos que no lo hacen. En la línea con los resultados de esta investigación, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) recomienda un consumo diario de fibra de 25 gramos. Sin embargo, la mayoría de la población mundial consume menos de 20 gramos al día y, en el caso de España, una reciente investigación de la sitúa la ingesta media diaria de fibra en 15,8 gramos. «Los alimentos ricos en fibra regulan el tránsito intestinal, incrementan la sensación de saciedad y se han relacionado con la regulación de los niveles de glucemia y colesterol», ha explicado José Luis Palma, de la Fundación Española del Corazón (FEC). Fibras solubles e insolubles Existen dos tipos de fibra: solubles e insolubles. Las primeras se encuentran principalmente en las frutas y verduras, especialmente en manzanas, naranjas, zanahorias, brócoli y cebollas. También en el salvado de avena, cebada, nueces, almendras, avellanas, y legumbres. Por su parte, las insolubles están presentes en la parte externa de semillas y granos, salvado de trigo, maíz, cereales integrales, en las cáscaras de las manzanas y peras, en la parte blanca de las frutas cítricas y legumbres. «Los alimentos ricos en fibra regulan el tránsito intestinal, incrementan la sensación de saciedad y se han relacionado con la regulación de los niveles de glucemia y colesterol" Ahora bien, las frutas, verduras, cereales y legumbres contienen fibra soluble e insoluble en diferente proporción. De hecho, los cereales y vegetales poseen aproximadamente un 30 por ciento de fibra soluble con respecto al contenido de fibra total, las legumbres un 25 por ciento, y las frutas casi un 40 por ciento. «Desde la FEC recordamos siempre la importancia de seguir una dieta variada y equilibrada, junto con la práctica de ejercicio físico de forma regular, para prevenir las enfermedades cardiovasculares», ha zanjado el vicepresidente de la fundación.

El parche anticonceptivo de acción prolongada

Un estudio reciente sugiere que un nuevo anticonceptivo de acción prolongada diseñado para ser auto-administrado por mujeres puede ser una nueva opción de planificación familiar, particularmente en países en desarrollo donde el acceso a la atención médica puede ser limitado. El anticonceptivo se suministra utilizando la tecnología de parche para la piel con microagujas originalmente desarrollada para la administración indolora de vacunas. Los anticonceptivos de acción prolongada ahora disponibles proporcionan el mayor nivel de eficacia, pero generalmente requieren que un profesional de la salud te inyecte un medicamento o te implante un dispositivo. Las técnicas de acción corta, por otro lado, un estricto cumplimiento por parte de los usuarios y, por lo tanto, a menudo no son tan efectivas. En pruebas con animales, un parche anticonceptivo experimental de microagujas proporcionó un nivel terapéutico de la hormona anticonceptiva durante más de un mes con una sola aplicación en la piel. El anticonceptivo se suministra utilizando la tecnología de parche para la piel con microagujas Cuando se aplica el parche durante varios segundos, las agujas microscópicas se rompen y permanecen debajo de la superficie de la piel, donde los polímeros biodegradables liberan lentamente el medicamento anticonceptivo levonorgestrel con el tiempo. Diseñado originalmente para su uso en áreas del mundo con acceso limitado a la atención médica, el anticonceptivo de microagujas podría ofrecer una nueva alternativa de planificación familiar para una población más amplia. Todos los detalles de la investigación se publican este lunes en la revista «Nature Biomedical Engineering». El trabajo fue financiado por «Family Health International' (FHI 360), una organización financiada en virtud de un contrato con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés). Parche - Christopher Moore, Georgia Tech «Hay mucho interés en ofrecer más opciones para los anticonceptivos de acción prolongada", dice el autor del artículo Mark Prausnitz, profesor de Regentes en la Escuela de Ingeniería Química y Biomolecular del Instituto de Tecnología de Georgia. «Nuestro objetivo es que las mujeres puedan auto-administrarse los anticonceptivos de acción prolongada con el parche de microagujas que se aplicaría en la piel durante cinco segundos solo una vez al mes», detalla. Pisible efectividad durante seis meses Si finalmente se aprueba el uso del parche anticonceptivo de microaguja, podría convertirse en el primer anticonceptivo auto-administrado de acción prolongada que no implique una inyección de aguja convencional. Este parche anticonceptivo de microagujas interrumpiría los ciclos menstruales de las mujeres que lo usan. Debido a que las pequeñas agujas deben permanecer en la piel durante el tiempo de liberación de la hormona, los científicos dirigidos por el investigador postdoctoral de Georgia Tech Wei Li desarrollaron una técnica mecánica que permitiría que las microagujas que contienen medicamentos se liberen del material de respaldo del parche. Los investigadores están estudiando si un solo parche podría contener suficiente hormona para proporcionar anticonceptivos durante seis meses. Para lograrlo, los autores moldearon pequeñas burbujas de aire en la parte superior de las microagujas, creando una debilidad estructural. Las microagujas resultantes son lo suficientemente fuertes como para presionarlas contra la piel, pero cuando el parche se desplaza hacia un lado, la fuerza de corte corta las pequeñas estructuras en la piel. El parche de respaldo puede quitarse. Los investigadores están estudiando si un solo parche podría contener suficiente hormona para proporcionar anticonceptivos durante seis meses. Las microagujas se moldean a partir de una mezcla de polímeros biodegradables, poli (ácido láctico-co-glicólico) y poli (ácido láctico), comúnmente utilizados en suturas reabsorbibles, detalla Steven Schwendeman, profesor y presidente del Departamento de Ciencias Farmacéuticas en la Universidad de Michigan y colaborador en este proyecto. Los ácidos láctico y glicólico están presentes de forma natural en el cuerpo, lo que contribuye a la biocompatibilidad del material polímero, dice. «Seleccionamos materiales poliméricos para cumplir objetivos de diseño específicos como la resistencia de la microaguja, la biocompatibilidad, la biodegradación y el tiempo de liberación del fármaco y la estabilidad de la formulación", explica Schwendeman. Y prosigue: «Nuestro equipo luego procesó el polímero en microagujas disolviendo el polímero y el fármaco en un disolvente orgánico, moldeando la forma y luego secando el disolvente para crear las microagujas. Cuando se forma la matriz polimérica de esta manera puede liberar la hormona anticonceptiva de forma lenta y segura durante semanas o meses cuando se coloca en el cuerpo». Las pruebas con ratas evaluaron solo los niveles en sangre de la hormona y no intentaron determinar si podía prevenir el embarazo. «El objetivo era demostrar que podríamos permitir que la concentración de levonorgestrel se mantenga por encima de los niveles que se sabe que causan la anticoncepción en los seres humanos», subraya Prausnitz. Podría usarse para la vacunación Al desarrollar el parche anticonceptivo experimental de microagujas, los investigadores aprovecharon el trabajo anterior para disolver los parches de microagujas diseñados para transportar vacunas al cuerpo. En colaboración con la Universidad de Emory (Estados Unidos), se realizó un ensayo clínico de Fase I de vacunación contra la influenza con microagujas que se disuelven rápidamente. Ese estudio sugirió que los parches de microagujas podrían usarse de manera segura para administrar la vacuna. Debido a que las microagujas son tan pequeñas, entran solo en las capas superiores de la piel y no fueron percibidas como dolorosas por los participantes del estudio. Las microagujas pequeñas y entran solo en las capas superiores de la piel y no fueron percibidas como dolorosas «Aún no sabemos cómo funcionarán los parches anticonceptivos de microagujas en los humanos -señala Prausnitz-. Debido a que estamos usando una hormona anticonceptiva bien establecida, somos optimistas de que el parche será un anticonceptivo eficaz. También esperamos que la posible irritación de la piel en el sitio de aplicación del parche sea mínima, pero estas expectativas deben verificarse en ensayos clínicos». Los parches anticonceptivos probados en los animales contenían 100 microagujas. Para administrar una dosis adecuada de levonorgestrel a un ser humano se requerirá un parche más grande. A los investigadores les gustaría desarrollar un parche que pudiera aplicarse una vez cada seis meses.

Adiós a la metástasis: engañan a las células tumorales para que se conviertan en grasa

Cuando no se pueden eliminar las células cancerosoas una ingeniosa opción puede ser hacer que se conviertan en otro tipo, como células de la grasa. Una innovadora terapia de combinación puede obligar a las células malignas de cáncer de mama a convertirse en células de grasa. Esto, por ejemplo, se podría emplear para prevenir la formación de la metástasis en ratones, asegura un estudio publicado en revista «Cancer Cell». Se sabe que las células tumorales pueden adaptarse a condiciones cambiantes gracias a su capacidad para reactivar un proceso celular que es fundamental para el desarrollo embrionario. Esto las permite alterar sus propiedades moleculares y adquirir nuevas capacidades. Los investigadores de la Universidad de Basilea (Suiza) han explotado esta fase crítica, conocida como transición epitelial-mesenquimal (EMT), para convencer a las células de cáncer de mama en ratones para que se conviertan en células de grasa inofensivas. El estudio es la prueba de concepto. «Las células de cáncer de mama que se sometieron a un EMT no solo se diferenciaron en células de grasa, sino que también dejaron de proliferar por completo», explica el primer autor Gerhard Christofori. Además, el tumor primario no hizo metástasis. «Por lo que podemos decir a partir de experimentos de cultivo a largo plazo, las células cancerosas convertidas en células grasas se mantienen como células grasas y no vuelven a convertirse en células de cáncer de mama», afirma. Las células de cáncer de mama que se sometieron a un EMT no solo se diferenciaron en células de grasa, sino que también dejaron de proliferar por completo En sus experimentos con ratones, han logrado usar una combinación de dos principios activos -rosiglitazona, que se usa para tratar pacientes con diabetes, y trametinib, que inhibe el crecimiento y la diseminación de las células cancerosas- para convertir células de cáncer de mama, que se dividen rápidamente y forman metástasis, en células de grasa que ya no se pueden dividir y apenas pueden diferenciarse de las células de grasa normales. Esto evita que el tumor invada el tejido y los vasos sanguíneos vecinos y, los más importante, no se pueden formar más metástasis. «En el futuro, este enfoque terapéutico innovador podría usarse en combinación con la quimioterapia convencional para suprimir tanto el crecimiento del tumor primario como la formación de metástasis mortales», afirma Christofori. En el futuro, este enfoque terapéutico innovador podría usarse en combinación con la quimioterapia convencional para suprimir tanto el crecimiento del tumor primario como la formación de metástasis mortales Además, los resultados de la investigación muestran que las células cancerosas malignas, como las células madre, exhiben un alto grado de plasticidad celular, que se puede explotar con fines terapéuticos. Los investigadores plantean la hipótesis de que obligar a una masa crítica de células cancerosas a diferenciarse en células grasas podría agotar la capacidad de un tumor para combatir la quimioterapia convencional. Los próximos pasos incluyen probar el enfoque de diferenciación orientada a la EMT en combinación con las quimioterapias existentes y en otros tipos de cánceres.

Un implante en 3D favorece el crecimiento de células nerviosas para tratar lesiones de médula espinal

Por primera vez un equipo de la Universidad de California San Diego y el Instituto de Ingeniería en Medicina (EE.UU.) han utilizado la tecnología de impresión 3D ultrarrápidas que andamio que imita las estructuras del sistema nervioso central para diseñar una médula espinal y posteriomente, implante con éxito ese andamio cargado decélulas madre neurales en zonas en las que se había producido una lesiónsgrave de médula espinal severa. El objetivo de dichos implantes es promover el crecimiento de los nervios en las lesiones de la médula espinal y así restablecer las conexiones y la pérdida de la función. En modelos de rata, los andamios favorecieron el recrecimiento del tejido, la supervivencia de las células madre y la expansión de los axones de las células madre neurales desde el andamiaje hasta la médula espinal del huésped. «La regeneración a larga distancia de los axones lesionados en la lesión de la médula espina es fundamental para cualquier restauración verdadera de la función física», explica el autor principal, Mark Tuszynski (Los axones son las extensiones largas en forma de hilo en las células nerviosas que conectan con otras células). Ahora, estos resultados, agrega el coautor Kobi Koffler, es un paso más porque el andamio 3D «ayuda a organizar los axones encargados de la regeneración para replicar la anatomía de la médula espinal lesionada previamente». La regeneración a larga distancia de los axones lesionados en la lesión de la médula espina es fundamental para cualquier restauración verdadera de la función física El coautor principal Shaochen Chen, profesor de Nanoingeniería y miembro de la Facultad en el Instituto de Ingeniería en Medicina de la Universidad de California en San Diego, y sus colegas utilizaron la tecnología de impresión 3D rápida para crear un andamio que imite las estructuras del sistema nervioso central. «Los axones por sí mismos pueden difundirse y volver a crecer en cualquier dirección -explica Shaochen Chen- pero ». LLa tecnología de impresión utilizada por el equipo de Chen produce implantes de dos milímetros de tamaño en 1,6 segundos. Las impresoras de boquillas tradicionales tardan varias horas en producir estructuras mucho más simples. El andamio mantiene los axones en orden, guiándolos para que crezcan en la dirección correcta para completar la conexión de la médula espinal Lo importante además es que este proceso es trasladable al tamaño de la médula espinal humana. Como prueba de concepto, los investigadores imprimieron implantes de un tamaño de cuatro centímetros modelados a partir de exploraciones de resonancia magnética de lesiones reales de la médula espinal humana en diez minutos. «Esto muestra la flexibilidad de nuestra tecnología de impresión 3D -subraya el coautor Wei Zhu-. Podemos imprimir rápidamente un implante para que coincida con el área lesionada de la médula espinal del huésped, independientemente del tamaño y la forma». Los científicos injertaron los implantes de dos milímetros, cargados con células madre neurales, las áreas lesionadas de lesión grave de la médula espinal en ratas. Después de unos pocos meses, el nuevo tejido de la médula espinal había crecido completamente a través de la lesión y había conectado los extremos cortados de la médula espinal del huésped. Las ratas tratadas obtuvieron una mejora motora funcional significativa en sus patas traseras. Ensayos clínicos Esto supone otro paso clave hacia la realización de ensayos clínicos para reparar las lesiones de la médula espinal en personas. Según Koffler, «el andamiaje proporciona una estructura física estable que apoya el injerto y la supervivencia constantes de las células madre neurales. Parece que protege a las células madre injertadas del ambiente a menudo tóxico e inflamatorio de una lesión de la médula espinal y ayuda a guiar los axones a través del sitio de la lesión». eE andamiaje proporciona una estructura física estable que apoya el injerto y la supervivencia constantes de las células madre neurales Además, los sistemas circulatorios de las ratas tratadas habían penetrado dentro de los implantes para formar redes funcionales de vasos sanguíneos, lo que ayudó a las células madre neurales a sobrevivir. «La vascularización es uno de los principales obstáculos en la ingeniería de implantes de tejidos que pueden durar en el cuerpo mucho tiempo», concluye Zhu. Los investigadores están actualmente ampliando la tecnología y probando modelos animales más grandes en preparación para posibles pruebas en humanos. Los siguientes pasos también incluyen la incorporación de proteínas dentro de los andamios de la médula espinal que estimulan aún más la supervivencia de las células madre y el crecimiento de los axones.

Llega la epidemia de gripe: consejos a seguir en el caso de contraerla

La epidemia de gripe se está acercando porque la intensidad de la actividad gripal sigue en aumento y su incidencia es ya de 47,6 casos por 100.000 habitantes, según el último informe del sistema de vigilancia, elaborado por el Instituto de Salud Carlos III. La actividad gripal está cercana al umbral epidémico y el virus que circula mayoritariamente es el A, en concreto el 51 % del tipo A(H3N2) y el 49 % del A(H1N1)pdm09. El informe de la semana del 31 de diciembre al 6 de enero indica que la actividad gripal se encuentra todavía en valores propios del periodo pre-epidémico, si bien continúa aumentando la circulación de virus gripales. Las tasas de incidencia superan esta semana el umbral basal, es decir del nivel medio fijado para esta temporada (55,5 casos por 100.000 habitantes), en Baleares, mientras que en Cantabria, Navarra, País Vasco y Melilla ya se superó en semanas previas. De los casos graves hospitalizados confirmados de gripe, el 96 % son virus de la gripe A y el 4 % B. El 51 % de estos casos graves se ha registrado en el grupo de mayores de 64 años, seguido del de 45 a 64 años (27 %). En este sentido, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha elaborado un decálogo de recomendaciones a seguir en el caso de contraer gripe. Recuerdan que los síntomasduran, generalmente, una semana y se caracterizan por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, dolor de cabeza y de garganta, tos seca y mucosidad nasal. Además, advierten que se trata de una enfermedad de curso benigno que no requiere de tratamiento antibiótico, la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas, aunque en algunoos casos de los pacientes con enfermedades crónicas y puede producir neumonía, enfermedad grave y muerte. Se trasmite a las personas cercanas que inspiran las gotitas respiratorias producidas por la tos y estornudos, o incluso al hablar. También se puede trasmitir a través de las manos contaminadas y del contacto con superficies u objetos con presencia del virus e inoculación posterior al tocarse la propia boca o nariz. La mayoría de personas pueden infectar a otras desde un día antes del inicio de los síntomas, hasta 5 a 7 días después del comienzo de los mismos. La vacunación es la forma más eficaz de prevenir la infección Para prevenir su contagio, se recomienda evitar el contacto con personas enfermas. Además, las personas con gripe no deben ir al trabajo o al colegio mientras dure la enfermedad. Y por último, pero no por ello menos importante, señalan que la vacunación es la forma más eficaz de prevenir la infección, fundamentalmente en personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer gripe, que son las mayores de seis meses con enfermedades crónicas, personas con obesidad mórbida y/o algún tipo de inmunodeficiencia, mayores de 65 años y mujeres embarazas.

Hombres y mujeres no recuerdan el dolor de la misma forma

Hombres y mujeres no sienten el dolor de la misma forma o, al menos, no lo recuerdan. Lo sugiere una investigación que se publica en «Current Biology» en la que se señala que lo que promueve el dolor crónico parece ser el recuerdo de un dolor anterior. La información puede ser de gran utlidad para el desarrollo futuro de terapias para el dolor crónico, el problema de salud número 1 tanto en prevalencia como en carga. Los investigadores de las universidades de McGill y Toronto Mississauga (Canadá), han visto que los varones (y los ratones machos) recordaban claramente las experiencias dolorosas anteriores. Como consecuencia, estaban más estresados y eran más hipersensibles al dolor posterior cuando regresaban al lugar en el que lo habían experimentado anteriormente. Sin embargo, las mujeres (y las hembras) no parecían sentirse estresadas por sus experiencias previas de dolor. «Queríamos observar la hipersensibilidad al dolor en ratones y, sorprendentemente, encontramos estas diferencias en los niveles de estrés entre ratones machos y hembras», destaca el autor principal del estudio, Jeffrey Mogil. Por elo, continúa, «decidimos extender el estudio a los humanos para ver si los resultados serían similares». Igual de sorprendidos se quedaron cuando comprobaron que parecía haber las mismas diferencias entre hombres y mujeres que las que se habían visto en ratones. «Lo que fue aún más sorprendente fue que los hombres reaccionaron más, porque se sabe que las mujeres son más sensibles al dolor que los hombres y que, en general, también están más estresadas», explica Loren Martin, primer autor del artículo. Igual de sorprendidos se quedaron cuando comprobaron que parecía haber las mismas diferencias entre hombres y mujeres que las que se habían visto en ratones Los expertos analizaron en humanos y ratones (41 varones y 38 mujeres entre las edades de 18-40 en el caso de los humanos) su repuesta a un dolor leve causado por calor que se les suministró dentro de una localización específica : Las personas calificaron el nivel de dolor en una escala de 100 puntos y los ratones en función de la rapidez con que se alejaron de la fuente de calor. Inmediatamente después de esta experiencia inicial, los sujetos experimentaron un dolor más intenso. Así, a las personas se les pidió que usaran un brazalete para medir la presión arterial inflado y que ejercitaran sus brazos durante 20 minutos, algo que resulta insoportable y solo siete de los 80 sujetos calificaron en menos de 50 en una escala de 100 puntos. Cada ratón recibió una inyección diluida de vinagre diseñada para causar un dolor de estómago durante unos 30 minutos. Únicamente cuando se les llevó a la misma habitación que en la prueba anterior, los varones calificaron el dolor por calor más fuerte que el día anterior y lo mismo ocurrió con los ratones macho Cada vez hay más evidencias que sugieren que el dolor crónico es un problema erelacionado con los recuerdos Para observar el papel que desempeña la memoria en la experiencia del dolor, al día siguiente los sujetos regresaron a la misma sala o a una diferente, al mismo o a una sala de pruebas diferente. Una vez más se aplicó calor a sus brazos o patas traseras. Únicamente cuando se les llevó a la misma habitación que en la prueba anterior, los varones calificaron el dolor por calor más fuerte que el día anterior y lo mismo ocurrió con los ratones macho. Sin embargo, esto no sucedió ni en las mujeres ni en las hembras. Para confirmar que el dolor aumentó debido a los recuerdos del dolor anterior, los investigadores interfirieron en la memoria inyectando a los cerebros de ratones machos un medicamento llamado ZIP que se sabe que bloquea la memoria. Cuando los científicos realizaron el experimento de recuerdo del dolor, estos ratones no mostraron signos de recuerdo del dolor. «Estos datos son muy relevantes - señala Martin- porque cada vez hay más evidencias que sugieren que el dolor crónico es un problema erelacionado con los recuerdos. Este estudio es la primera vez que muestra un recuerdo del dolor utilizando un enfoque de traslación, tanto de roedores como de humanos».

Dormir mal, ¿señal de alerta de alzhéimer?

Dormir mal es un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer. Las personas con la patología tienden a despertarse cansadas y sus noches se vuelven menos refrescantes a medida que empeoran la pérdida de memoria y otros síntomas. Pero no se entiende bien cómo y por qué las noches inquietas están vinculadas a la enfermedad de Alzheimer. Ahora, investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, en Estados Unidos, pueden haber descubierto parte de la explicación. Detectaron que las personas mayores que tienen menos sueño de ondas lentas (el sueño profundo que se necesita para consolidar los recuerdos y despertarse sintiéndote renovado) poseen niveles más altos de proteína cerebral tau. Tener tau elevado es un signo de la enfermedad de Alzheimer y se ha relacionado con daño cerebral y deterioro cognitivo. Los hallazgos, publicados este miércoles en Science Translational Medicine, sugieren que el sueño de mala calidad en la vida posterior podría ser una señal de alerta para el deterioro de la salud cerebral. «Lo interesante es que vimos esta relación inversa entre la disminución del sueño de ondas lentas y más proteína tau en personas cognitivamente normales o con deterioro muy leve, lo que significa que la reducción de la actividad de ondas lentas puede ser un marcador para la transición entre lo normal y lo deficiente», dice el primer autor Brendan Lucey, profesor asistente de Neurología y director del Centro de Medicina del Sueño de la Universidad de Washington. Los cambios cerebrales que conducen a la enfermedad de Alzheimer, comienzan lenta y silenciosamente Y agrega: «Medir cómo duermen las personas puede ser una forma no invasiva de detectar la enfermedad de Alzheimer antes o simplemente cuando las personas comienzan a desarrollar problemas con la memoria y el pensamiento». Los cambios cerebrales que conducen a la enfermedad de Alzheimer, comienzan lenta y silenciosamente. Hasta dos décadas antes de que aparezcan los síntomas característicos de pérdida de memoria y confusión, la proteína beta amiloide comienza a acumularse en placas en el cerebro. Más tarde aparecen enredos de tau, seguidos de atrofia de áreas clave del cerebro. Sólo entonces las personas comienzan a mostrar signos inequívocos de deterioro cognitivo. Cambio de hábitos de sueño El desafío es encontrar personas en vías de desarrollar Alzheimer antes de que estos cambios cerebrales socaven su capacidad de pensar con claridad. Para eso, el sueño puede ser un marcador útil. Para comprender mejor el vínculo entre el sueño y la enfermedad de Alzheimer, Lucey, junto con David Holtzman y Andrew B. y Gretchen P. Jones, profesor y jefe del Departamento de Neurología, estudiaron a 119 personas de 60 años de edad o más que fueron reclutados a través del Centro de Investigación de Enfermedades de Alzheimer Charles F. y Joanne Knight. La mayoría, el 80 por ciento, era cognitivamente normal y el resto tenía una discapacidad muy leve. Monitorización Los investigadores monitorizaron el sueño de los participantes en casa durante el transcurso de una semana normal. Los participantes recibieron un monitor de EEG portátil que se ajustaba en la frente para medir sus ondas cerebrales mientras dormían, así como un sensor similar a un reloj de pulsera que rastrea el movimiento del cuerpo. También llevaron registros de sueño, donde anotaron tanto las sesiones de sueño nocturnas como las siestas diurnas. Cada participante produjo al menos datos de dos noches; aunque algunos tenían hasta seis. Los investigadores también midieron los niveles de beta amiloide y tau en el cerebro y en el líquido cefalorraquídeo que baña el cerebro y la médula espinal. Un total de 38 personas se sometieron a exploraciones PET para las dos proteínas, y 104 personas se sometieron a punciones en la columna vertebral para proporcionar líquido cefalorraquídeo para el análisis. Un total de 27 tuvieron ambos. Las personas con un aumento de la patología tau en realidad dormían más por la noche y echaban más siestas en el día, pero no tenían sueño de buena calidad Después de controlar factores como el sexo, la edad y los movimientos mientras dormían, los investigadores encontraron que la disminución del sueño de ondas lentas coincidía con niveles más altos de tau en el cerebro y una mayor proporción de tau frente a amiloide en el líquido cefalorraquídeo. «La clave es que no fue la cantidad total de sueño lo que se vinculó con tau, fue el sueño de onda lenta, que refleja la calidad del sueño --afirma Lucey--. Las personas con un aumento de la patología tau en realidad dormían más por la noche y echaban más siestas en el día, pero no tenían sueño de buena calidad». Según los autores, si las investigaciones futuras confirman sus hallazgos, la monitorización del sueño podría ser una forma fácil y asequible de detectar antes la enfermedad de Alzheimer. La siesta diurna sola se asoció significativamente con altos niveles de tau, lo que significa que hacer una pregunta simple, como ¿cuánto duerme durante el día?, podría ayudar a los médicos a identificar a las personas que podrían beneficiarse de pruebas adicionales «No espero que la monitorización del sueño reemplace los escáneres cerebrales o el análisis del líquido cefalorraquídeo para identificar los primeros signos de la enfermedad de Alzheimer, pero podría complementarlos «apunta Lucey». Es algo que podría seguirse fácilmente con el tiempo, y si los hábitos de sueño de alguien comienzan a cambiar, eso podría ser una señal para que los médicos observen más de cerca lo que podría estar pasando en sus cerebros».
Ahora en portada
carlinopticabeepfonda

VEA MÁS NOTICIAS

Noticias Mallorca