Vigila la hora de cenar, puede promover el sobrepeso y la obesidad

Comer tarde puede contribuir al aumento de peso, según un nuevo estudio presentado este en ENDO 2019, la reunión anual de la Sociedad Endocrina de Estados Unidos, que se celebra en Nueva Orleans (EE.UU.). Estudios anteriores han sugerido que comer y dormir a horas tardías puede estar relacionado con la obesidad. Pero, señala el autor principal, Adnin Zaman, de la Universidad de Colorado en Denver, Colorado (EE.UU.), «pocos estudios han evaluado el momento de las comidas y el sueño en adultos con obesidad, y no está claro si cenar a horas tardías se asocia con una menor duración del sueño o mayor grasa corporal». Los investigadores analizaron a un grupo de 31 adultos con sobrepeso y obesos, con una edad media de 36 años, el 90% mujeres. El estudio utilizó tres tipos de tecnología para registrar el sueño, la actividad física y los patrones de alimentación de los participantes. Las participantes llevaban un dispositivo electrónico activPAL en el muslo, que midió cuánto tiempo pasaron en actividades físicas y sedentarias. También llevaban un Actiwatch, que evalúa los patrones de sueño/vigilia. Se les pidió que usaran una aplicación telefónica llamada MealLogger para fotografiar y marcar la hora de todas las comidas y tentempiés a lo largo del día. La sincronización más tardía de las comidas se asoció con un mayor índice de masa corporal y una mayor grasa corporal Los científicos descubrieron que, de media, las participantes consumían alimentos durante un periodo de 11 horas durante el día y dormían aproximadamente 7 horas por noche. Las personas que cenaban más tarde, también dormían más tarde, pero lo hacían aproximadamente la misma cantidad de tiempo que quienes terminaron de comer antes. Sin embargo, la sincronización más tardía de las comidas se asoció con un mayor índice de masa corporal y una mayor grasa corporal. «Utilizamos un conjunto novedoso de métodos para demostrar que las personas con sobrepeso u obesidad pueden estar cenando más tarde al dinal de día -resalta Zaman-. Estos hallazgos respaldan nuestro estudio, que en una siguiente fase analizará si restringir la ventana de alimentación, para hacerla antes, reducirá el riesgo de obesidad». Y añade: «debido a que actualmente disponemos de dispositivos inteligentes de forma omnipresente en nuestra sociedad , pronto será posible considerar el tiempo de los comportamientos a lo largo de 24 horas en la forma en que abordamos la prevención y el tratamiento de la obesidad».

Thomas Hilgers: «La Naprotecnología logra soluciones reales en problemas como la infertilidad»

La Naprotecnología o «Tecnología de Procreación Natural» (de la traducción NaPro Technology) surgió hace más de tres décadas en Estados Unidos de la mano del ginecólogo y obstetra Thomas Hilgers, cofundador del Instituto Pablo VI, de Omaha, Nebraska. Pese a su larga trayectoria en países como Canadá, Irlanda, Reino Unido, Holanda o Alemania, este novedoso abordaje está llegando recién ahora a España. La base de este sistema es el Modelo Creighton, una modificación estandarizada realizada por Hilgers sobre el Método de la Ovulación Billings, desarrollado por John y Evelyn Billings en 1960. Se trata de un sistema de monitoreo de la salud ginecológica femenina a través del registro de una serie de biomarcadores a lo largo del ciclo de fertilidad de la mujer. Estos datos -volcados de forma sistemática en una gráfica- ofrecen una información valiosa y objetiva al médico a la hora de decidir los estudios complementarios que son necesarios en cada caso para llegar a un diagnóstico sobre las posibles causas de la infertilidad y qué días del ciclo de la mujer son los más apropiados para realizar esas pruebas. De hecho esta metodología consigue identificar la causa de la infertilidad en el 99,5 por ciento de los casos. Hilgers explica este nuevo enfoque científico de la salud reproductiva «logra soluciones reales en problemas como la infertilidad, las alteraciones menstruales, el dolor pélvico, el aborto espontáneo recurrente y la depresión postparto». ¿Qué es la Naprotecnología? ¿Cómo se relaciona la Naprotecología con el Modelo Creighton? Es una ciencia de la salud que utiliza el Método Creighton para ayudar a una mujer a alcanzar su estado óptimo de salud reproductiva. Su enfoque médico y quirúrgico, desarrollado a lo largo de décadas de investigación con presencia en la literatura médica revisada por pares, logra soluciones reales en problemas como la infertilidad, las alteraciones menstruales, el dolor pélvico, el aborto espontáneo recurrente y la depresión postparto. ¿Cómo comenzó y por qué? El Instituto Pablo VI para el Estudio de la Reproducción Humana fue fundado en 1985 como respuesta a los problemas de salud reproductiva respetando plenamente la vida. Los desafíos en la encíclica Humanae Vitae de 1968 del Papa Pablo VI me impulsaron a comenzar una investigación científica aplicada a la regulación de la fertilidad natural y crear el Instituto Pablo VI para construir la cultura de la vida en la atención de la salud de las mujeres en todo el mundo. El Instituto ha desarrollado un nuevo enfoque para el cuidado de la salud de la mujer que incorpora los mejores principios de la medicina y ofrece tratamientos superiores desafiando a la medicina convencional, que se basa en la anticoncepción, la fecundación in vitro y el aborto. ¿Cuáles son las ventajas de la Naprotecnología en comparación con otras técnicas de reproducción asistida? El enfoque de Naprotecnología para la pareja infértil tiene los siguientes objetivos: - Se trabaja para evaluar las causas subyacentes de la anormalidad reproductiva. - Permite el tratamiento de estas causas subyacentes. - Ayuda a la pareja a lograr un embarazo mientras mantiene los actos naturales de procreación. - Si el programa de tratamiento no tiene éxito, se realiza una investigación de las causas desconocidas. - El uso de la Naprotecnología en los casos de infertilidad y/o aborto espontáneo permite observar los eventos que anteriormente se habían ignorado. ¿Cuánto tiempo se ha usado la Naprotecnología en los Estados Unidos y cuáles fueron los resultados hasta ahora? En los EE. UU. se comenzó su investigación en 1985 y en 2004 se publicó la primera edición del libro «La práctica médica y quirúrgica de la Naprotecnología». El uso del enfoque de la Naprotecnología para el tratamiento de la infertilidad puede ser altamente efectivo e incluso aun más que los actuales. Las tasas de éxito son claramente mejores utilizando el enfoque de Naprotecnología. Su eficacia se puede ver en este cuadro. ¿Para qué tipo de pacientes se recomienda la Naprotecnología? Para parejas con infertilidad o con los siguientes problemas de salud: - Ovarios poliquísticos. - Amenorrea - Insuficiencia de los órganos reproductivos - Endometriosis - Defecto de la ovulación - Disfunción hormonal. - Adherencias pélvicas - Oclusión tubárica - Anovulación. - Moco Limitado. También en caso de alteraciones en el hombre.

Naprotecnología: una opción para ser padres sin dilemas éticos

Cada vez es mayor el número de parejas con problemas de fertilidad que optan por la Naprotecnología para poder ser padres. Muchas de ellas llegan a esta «Tecnología de Procreación Natural» por sus convicciones religiosas o morales, ya que esta técnica no recurre a la manipulación de embriones. Pero un número muy significativo de matrimonios eligen este nuevo abordaje científico porque no es invasivo, busca las causas de la infertilidad y potencia la capacidad natural de procreación de la propia pareja. La «Tecnología de Procreación Natural» (de la traducción NaPro Technology) surgió hace más de tres décadas en Estados Unidos de la mano del ginecólogo y obstetra Thomas Hilgers. Pese a su larga trayectoria en países como Canadá, Irlanda, Reino Unido, Holanda o Alemania, este novedoso abordaje está llegando recién ahora a España. «Nuestro enfoque médico y quirúrgico, desarrollado a lo largo de décadas de investigación logra soluciones reales en problemas como la infertilidad, las alteraciones menstruales, el dolor pélvico, el aborto espontáneo recurrente y la depresión postparto», explica el doctor Hilgers. Beneficioso para la salud La base de este sistema es el Modelo Creighton, una modificación estandarizada realizada por Hilgers sobre el Método de la Ovulación Billings, desarrollado por John y Evelyn Billings en 1960. Se trata de un sistema de monitoreo de la salud ginecológica femenina a través del registro de una serie de biomarcadores a lo largo del ciclo de fertilidad de la mujer, como la duración y las características del moco cervical, la longitud del ciclo menstrual, el dolor menstrual, el dolor abdominal, el tipo de menstruación, etc. Estos datos -volcados de forma sistemática en una gráfica- ofrecen una información valiosa y objetiva al médico a la hora de decidir los estudios complementarios que son necesarios en cada caso para llegar a un diagnóstico sobre las posibles causas de la infertilidad y qué días del ciclo de la mujer son los más apropiados para realizar esas pruebas. «La Naprotecnología es muy beneficiosa para la salud porque a veces se descubren diagnósticos que no eran buscados o que son subclínicos, como una enfermedad autoinmune o una intolerancia alimentaria, cuyo tratamiento permite que se restablezca la fertilidad y poder buscar el embarazo naturalmente», explica la endocrinóloga Ingrid Paul, especialista en Naprotecnología y asesora médica del centro Fertilitas en Madrid. «Hay muchas parejas que llegan a la Naprotecnoclogía por cansancio o frustración con otros métodos y quieren probar una alternativa», explica la doctora Ingrid Paul Una de las novedades de este enfoque es que considera la infertilidad como un síntoma y no como una enfermedad en sí misma. «Nuestra perspectiva es distinta. Las técnicas artificiales buscan un embarazo de forma asistida, nosotros buscamos qué es lo que ocurre para dar una respuesta y restablecer la capacidad de procreación natural de esa pareja», indica. De hecho esta metodología consigue identificar la causa de la infertilidad en el 99,5 por ciento de los casos. «En las técnicas de reproducción asistida en el 47,2% de los casos la infertilidad es por causa desconocida. Esto se puede explicar porque las búsqueda de las causas de la infertilidad a veces es parcial en estos métodos», asegura Paul, quien añade que con la Naprotecnología «algunas parejas no logran el embarazo, pero al menos saben qué es lo que les pasa». El éxito de este procedimiento «ecológico, humano y ético» no es nada desdeñable. Según un estudio de Standford JB publicado en el «Journal of the American Board of Family Medicine», el 52,8% de las parejas que realizaron el tratamiento durante 24 meses, lograron un embarazo a término con un recién nacido vivo. El perfil de las parejas que recurren a la Naprotecnología es muy variable. «En su mayoría optan por este método porque está acorde a sus intereses: sean morales o religiosos, porque prefieren no sentirse vulnerables frente a procedimientos invasivos como la reproducción asistida o por un deseo de autoconocimiento de la fertilidad. No obstante, hay muchas parejas que llegan a la Naprotecnoclogía por cansancio o frustración con otros métodos y quieren probar una alternativa», precisa Paul. Carga emocional muy fuerte María Fernández de Mora es madre de tres hijos. Los tres nacieron con la ayuda de este método. Recurrió a él en Irlanda después de un embarazo ectópico por el que tuvieron que extirparle una trompa. «Desde el principio sabía que no quería recurrir a la reproducción asistida, pero tampoco me dio mucho tiempo para dudar porque al año y medio de comenzar con este proceso me quedé embarazada». María fue diagnosticada de un déficit hormonal y también le descubrieron una intolerancia alimentaria que alteraba su fertilidad. «Al final también fue bueno para mi salud, porque me sigo tratando esa enfermedad autoinmune leve y me encuentro mucho mejor». Pese a conseguir ser madre de forma natural, María reconoce que este método «no es para todo el mundo». «Requiere un compromiso de la pareja y darse un plazo razonable de tiempo para ver resultados: al menos dos años. La carga emocional durante todo el proceso siempre es muy fuerte pero lo que se busca es que la pareja salga fortalecida y no al revés», subraya. Una solución natural La Naprotecnología está indicada para parejas con infertilidad o con los siguientes problemas de salud: ovarios poliquísticos, amenorrea, insuficiencia de los órganos reproductivos, endometriosis, defecto de la ovulación, disfunción hormonal, adherencias pélvicas, oclusión tubárica, anovulación y moco cervical limitado. No puede ayudar a las parejas con una obstrucción completa de ambas trompas, con menopausia y azoospermia. Pese a ello, la doctora Ingrid Paul del centro Fertilitas de Madrid aconseja acudir a la consulta, ya que «en algunos casos de menopausia precoz y de azoospermia sin un diagnóstico de causa definitiva es mejor reevaluar al paciente». El proceso está dividido en las siguientres etapas: Registro Ginecológico. El proceso comienza con un plan pedagógico sistematizado para enseñar a la pareja a recoger de forma adecuada los biomarcadores de la fertilidad de la mujer (moco cervical, longitud del ciclo menstrual, dolor menstrual, dolor abdominal, etc). Los datos quedan registrados por la propia pareja en una cartilla que se envía al médico para su evaluación. Evalucación. El médico estudia esa información, evalúa todos los antecedentes de la pareja, realiza un examen físico y programa una serie de exámenes complementarios. Esas pruebas se realizan en momentos puntuales del ciclo de la mujer para buscar posibles causas de la infertilidad. El hombre también debe someterse a una serie de pruebas. Diagnóstico. Una vez detectadas las alteraciones tanto en el hombre como en la mujer, el ginecólogo propone un tratamiento, ya sea médico o quirúrgico para restablecer la fertilidad. El objetivo es llegar al diagnóstico cuanto antes, pero este proceso puede durar entre cuatro y seis meses. Solo en el 0,5% de los casos, la Naprotecnología no consique dar con la causa de la infertilidad. Acompañamiento.Una de las fortalezas de la Naprotecnología es el acompañamiento que reciben las parejas por parte de otros matrimonios que ya pasaron por el proceso y consiguieron ser padres. Además un grupo de monitoras (practitioner) siguen paso a paso las dificultades de la parejas a lo largo de todo este proceso y resuelven sus dudas a la hora de recoger los datos sobre los biomarcadores del ciclo de la mujer.

Dormir y envejecer: ¿Dos caras de la misma moneda?

Dormir y envejecer comparten un proceso cerebral común. Lo ha visto un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford (Gran Bretaña) que sugieren que sus hallazgos podrían allanar el camino para el diseño de nuevos tratamientos para el insomnio, un grave problema de salud pública actual. El 75% de los españoles reconoce que se despierta al menos una vez por la noche, y 3 de cada 10 afirman directamente que padecen insomnio. Su investigación que se publica en «Nature», explica cómo el estrés oxidativo concluye al sueño. El estrés oxidativo también se cree que es una razón por la que envejecemos y una causa de enfermedades degenerativas. Nuestro descubrimiento, afirman, «nos acerca a la comprensión de la todavía misteriosa función del sueño y ofrece nuevas esperanzas para el tratamiento de los trastornos del sueño. También puede explicar por qué, como se sospecha, la falta crónica de sueño acorta la vida». «No es accidental que los tanques de oxígeno lleven etiquetas de riesgo de explosión: la combustión incontrolada es peligrosa», indica Gero Miesenböck, director del Centro de Conducta y Circuitos Neuronales de la Universidad de Oxford, quien dirigió el equipo de Oxford. Y explica: «Los animales, incluidos los humanos, se enfrentan un riesgo similar cuando utilizan el oxígeno que respiran para convertir los alimentos en energía: la combustión contenida de manera imperfecta conduce al ‘estrés oxidativo’ en la célula. Se cree que esto es una causa del envejecimiento y un causante de las enfermedades degenerativas que arruinan nuestros últimos años. Nuestra nueva investigación muestra que el estrés oxidativo también activa las neuronas que controlan si nos vamos a dormir». El equipo estudió la regulación del sueño en moscas de la fruta, el animal que también proporcionó la primera visión del reloj circadiano hace casi 50 años. Cada mosca tiene un conjunto especial de neuronas de control del sueño, células cerebrales que también se encuentran en otros animales y se cree que existen en las personas. En investigaciones anteriores, el equipo del profesor Miesenböck descubrió que estas neuronas de control del sueño actúan como un interruptor de encendido y apagado: si las neuronas están eléctricamente activas, la mosca está dormida y, cuando están en silencio, la mosca está despierta. El 75% de los españoles reconoce que se despierta al menos una vez por la noche, y 3 de cada 10 afirman directamente que padecen insomnio «Decidimos buscar las señales que activan las neuronas del control del sueño. Sabíamos por nuestro trabajo anterior que una diferencia principal entre el sueño y el despertar es la cantidad de corriente eléctrica que fluye a través de dos canales iónicos, llamados Shaker y Sandman. Durante el sueño, la mayor parte de la corriente pasa por Shaker», afirma Seoho Song, uno de los dos autores principales del estudio. Los canales iónicos generan y controlan los impulsos eléctricos a través de los cuales se comunican las células cerebrales. «¿Por qué dormimos? -señala Song- ¿Qué causa que la corriente eléctrica fluya a través de la coctelera?». El equipo encontró la respuesta en un componente del canal Shaker. El autor principal, Anissa Kempf, explica: «Suspendida debajo de la parte eléctricamente conductora de Shaker es otra parte, como la góndola debajo de un globo aerostático. Un pasajero en la góndola, la pequeña molécula NADPH, se mueve hacia adelante y hacia atrás entre dos estados químicos, lo que regula la corriente de Shaker. El estado de NADPH, a su vez, refleja el grado de estrés oxidativo que la célula ha experimentado. El insomnio causa estrés oxidativo, y esto impulsa la conversión química». El estudio también puede explicar por qué, como se sospecha, la falta crónica de sueño acorta la vida El equipo estudió la regulación del sueño en moscas de la fruta, el animal que también proporcionó la primera visión del reloj circadiano hace casi 50 años En una sorprendente demostración de este mecanismo, un destello de luz que cambió el estado químico de NADPH puso a las moscas a dormir. Según el profesor Miesenböck, los medicamentos que cambian la química del NADPH ligado a Shaker de la misma manera podrían ser un nuevo y poderoso tipo de pastilla para dormir. «Los trastornos del sueño son muy comunes y las pastillas para dormir están entre las drogas más comúnmente recetadas. Pero estos medicamentos conllevan riesgos de confusión, olvido y adicción. Dirigirse al mecanismo que hemos descubierto podría evitar algunos de estos efectos secundarios», concluye Miesenböck.

Nacer pobre no condiciona de forma permanente la salud

Algunas investigaciones han demostrado que el bajo nivel socioeconómico es un importante factor de riesgo para la salud. Pero, según un estudio publicado en «Journal of Epidemiology and Community Health», este no es un destino inmutable: si uno logra mejorar su estado, no solo económico sino también cultural, las perspectivas en términos de esperanza de vida y salud mejoran considerablemente. Las llamadas «trayectorias del curso de la vida» son el objetivo de un estudio realizado por el Departamento de Epidemiología y Prevención en el I.R.C.C.S. Neuromed (Italia) que ha analizado la relación entre el estatus socioeconómico a lo largo del tiempo y la mortalidad en más de 22.000 personas reclutadas en el Estudio Moli-sani. «Las investigaciones sobre el estado socioeconómico -asegura Marialaura Bonaccio, primera autora del estudio-, generalmente se centran en uno o más indicadores medidos en un punto específico de la vida. Como ejemplo, el nivel de educación puede evaluarse en la adultez joven. pero no sabemos qué sucedió antes o después de la graduación. Hay muchas combinaciones posibles y una persona nacida en una familia desfavorecida puede mejorar, tanto cultural como socialmente. Queríamos estudiar las ‘trayectorias’, los posibles caminos sociales que todos pueden emprender durante su vida». A partir del análisis de estas trayectorias, los investigadores han podido ver cómo las personas que tenían un estatus socioeconómico bajo durante la infancia, pero que luego alcanzaron un buen nivel de educación y una mejor situación económica, tuvieron un riesgo de mortalidad menor que aquellos que no lograron mejorarse a sí mismos. Además, la esperanza de vida se volvió similar a la de aquellos que tuvieron una infancia más cómoda. Las desventajas socioeconómicas en la infancia no representan una ‘condena’ sin posibilidad de apelación Pero advierten: este es un viaje que también puede ir hacia atrás, como explicó Licia Iacoviello, Directora del Departamento y Profesora de Higiene y Salud Pública de la Universidad de Insubria: «Otro aspecto interesante del estudio es que los sujetos que tenían una buena condición en durante su infancia, si no fomentan su situación sociocultural, es posible que pierdan alguna ventaja, en términos de supervivencia. Estos datos sugieren que las circunstancias socioeconómicas en la primera fase de la vida, desventajosas o favorables, deben considerarse bajo la luz de la posterior evolución de los datos socioeconómicos individuales». Esto no es solo un problema para la calidad de vida de los ciudadanos: ahora sabemos que está poniendo en riesgo la salud de las personas «Es una extensión interesante y muy actual del concepto de ‘ascensor social’ –explica Giovanni de Gaetano, presidente de Neuromed-. Las desventajas socioeconómicas en la infancia no representan una ‘condena’ sin posibilidad de apelación: cultural y económica. Las mejoras pueden contrarrestar esa situación negativa inicial». En su opinión, este estudio «brinda un mayor apoyo científico a la necesidad de hacer todo lo posible por una sociedad verdaderamente democrática. Según muchos investigadores sociales en Italia, en los últimos años el ‘ascensor social’ se ha detenido: los nacidos pobres siguen siendo pobres, los nacidos en una familia con baja educación no alcanzarán un alto nivel de educación. Esto no es solo un problema para la calidad de vida de los ciudadanos: ahora sabemos que está poniendo en riesgo la salud de las personas».

Adiro, Trankimazin, Urbasón, Almax... ¿Por qué en 2018 faltaron más medicamentos en España?

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, registró durante 2018 un total de 1.332 notificaciones de problemas de suministro de medicamentos, lo que supone un 44% más con respecto a 2017. Así se recoge en el «Informe semestral sobre la situación de los problemas de suministro en España», publicado este jueves por la AEMPS. El documento establece que se registraron 749 problemas de suministro durante el segundo semestre del año pasado, que afectan al 2,39 por ciento de los fármacos autorizados. Se restablecieron hasta el 45,8 por ciento de los casos dentro de ese semestre, y el 68,14 por ciento a 15 de marzo de este año. La media de la duración fue de 74 días y la mediana de 60 días, aunque ambos datos son superiores a los de los primeros seis meses del año. La falta de algunos medicamentos se incrementó «de forma sustancial» durante el segundo semestre del año (28% más con respecto a los primeros seis meses), principalmente (más de un 60%) por la retirada de fármacos que contienen como principio activo valsartán, utilizado en la fabricación de numerosas presentaciones farmacéuticas que fueron retiradas del mercado por contener nitrosaminas. Esta retirada ha generado la ausencia en el mercado de más de 100 presentaciones de distintos medicamentos, «si bien en todo momento ha existido cantidad suficiente de las alternativas disponibles, por lo que los pacientes han podido conseguir su medicación», aclara la AEMPS. Asimismo, indican que se ha producido un incremento de problemas debido a «dificultades» en conseguirlo. En conjunto, los problemas de fabricación/capacidad rozan el 50 por ciento de las causas, bajando desde el casi 60 por ciento que suponían en el periodo anterior. «Este cambio es debido al significativo incremento de las notificaciones por problemas de calidad, que ha pasado del 4 al 19 por ciento. Este incremento se debe a las alertas de calidad surgidas como consecuencia de la detección de impurezas en valsartán», explican. En concreto, los problemas de capacidad (26%) y de fabricación (23%) fueron las principales causas que originaron problemas en el suministro. Le siguen la rotura de stock por incremento no previsto en las ventas (15%), los problemas de calidad (19%), las dificultades para conseguir el principio activo (9%), la distribución paralela 82%) y la discontinuación de la fabricación (1%). El incremento en las notificaciones de problemas de suministro coincide con los datos que otros países europeos han compartido en reuniones de autoridades. Por ejemplo, en Reino Unido en los últimos 5 años ha habido un incremento en las notificaciones del 130 por ciento, y en Francia en 2017 los problemas de suministro en medicamentos considerados críticos se incrementaron en un 30 por ciento respecto al año anterior. Fármacos del sistema cardiovascular Sobre el análisis por grupo terapéutico, durante este segundo semestre se ha observado un mayor incremento en los medicamentos del grupo C (sistema cardiovascular) y del grupo L (agentes antineoplásicos e inmunomoduladores) y, sin embargo, han disminuido ligeramente las notificaciones para medicamentos del grupo N (sistema nervioso) y sustancialmente las del grupo R (sistema respiratorio). Así, se han notificado más de 200 problemas en fármacos del sistema cardiovascular y más de 100 para los del sistema nervioso. Con respecto a la vía de administración, el 59 por ciento de los problemas de suministrodurante el segundo semestre eran de medicamentos de administración oral, mientras que a los de administración parenteral les correspondía un 32 por ciento y el 9 por ciento a otras vías de administración. Ha subido ligeramente el porcentaje de formas orales respecto a los datos del primer semestre. El aumento de problemas de suministro se corresponde, mayoritariamente, con medicamentos sujetos a prescripción médica que se adquieren en las oficinas de farmacia. Sin embargo, se mantiene el peso relativo mayor de las notificaciones de medicamentos de uso hospitalario. En cuanto al impacto asistencial de la falta de fármacos, 200 notificaciones tuvieron un impacto nulo, 53 más que en el primer semestre de 2018 (26,74% de los casos). 430 problemas supusieron un impacto menor, 43 uno medio y 75 un impacto mayor. En conjunto se observa que, de nuevo, las notificaciones de problemas con impacto nulo o menor representan la mayor parte de los casos, un 84,23 por ciento. La proporción de los problemas de suministro de impacto mayor, de duración superior a tres meses, es inferior al 40 por ciento, lo que supone una disminución en la duración de estos problemas frente al semestre anterior, cuando se alcanzaba el 50 por ciento. Sin embargo, para los de impacto medio y menor el porcentaje de los que duran más de 3 meses ha subido. Cuatro expedientes sancionadores A lo largo de 2018 se iniciaron 4 expedientes sancionadores por faltas relacionadas con los problemas de suministro de medicamentos. los titulares que han notificado un mayor número de problemas de suministro de mayor impacto han sido Sanofi (14), Meda Pharma (11), Accord Healthcare (9) y MSD (7). A fecha de la publicación del informe, la AEMPS registró más de 1.000 titulares (1.053) con medicamentos de uso humano autorizados. De ellos, 122, algo más de un 10 por ciento (11,58%) notificaron algún problema de suministro a lo largo del año 2018. Es decir, casi el 90 por ciento de los titulares cumple adecuadamente con las garantías de abastecimiento recogidas en la normativa. En total, se emitieron 72 autorizaciones de comercialización excepcional, definido como la disponibilidad de un fármaco igual al autorizado en España pero que está acondicionado para otros mercados y, por ello, etiquetado en otro idioma, o bien se trata de medicamentos con caducidad inferior a seis meses. Se ha recurrido a 55 casos de distribución controlada, que supone el suministro de un número máximo de unidades para asegurar que las unidades disponibles lleguen a todos los que las necesitan. En 19 casos ha sido necesaria la búsqueda en otros mercados y la posterior autorización de la importación de un medicamento extranjero. También se han concedido 10 autorizaciones de fabricación excpecional a los titulares, y 42 paradas de exportación de medicamentos para limitar la salida al extranjero de fármacos que están en España y, así, cubrir las necesidades del mercado español.

Grady, la prueba de que se puede ser padre tras superar un cáncer en la infancia

Se llama Grady y es mucho más que una cría de macaco Rhesus, ese primate tan parecido a nosotros –inteligente, social y amante de su descendencia– y al que debemos gran parte de las investigaciones médicas y científicas. La monita Grady es la prueba viva de que los niños que sobrevivan a un cáncer en su infancia no estarán condenados a una esterilidad segura. Un equipo de científicos de la Universidad de Pittsburgh y del Instituto de Investigación del Hospital Magee-Womens, ambos en Estados Unidos, han demostrado que podrán ser padres aunque no produzcan espermatozoides. Lo han conseguido por primera vez con un autotrasplante de tejido testicular en un primate no humano. El nacimiento abre la puerta a llevar la técnica a pacientes reales. Los detalles se publican en la revista «Science». Uno de cada tres niños que sobreviven a un cáncer quedan estériles de forma permanente por la quimioterapia o la radioterapia con la que salvan la vida. En los adultos con cáncer se conserva el esperma antes de comenzar el tratamiento, pero con los niños que aún no han alcanzado la pubertad no existe esa opción porque no hay espermatozoides que congelar. Por eso, parte de la investigación en reproducción asistida intenta buscar una fórmula que permita a esos niños ser padres al llegar a la edad adulta. Se han probado varias vías, aunque hasta la fecha solo han tenido resultado en ratones y cerdos. Por eso es tan importante el paso que han dado ahora los investigadores estadounidenses en una especie tan próxima a los humanos. Con cinco crías El tratamiento que se propone es hacer una pequeña biopsia del tejido testicular infantil cuando aún está inmaduro y no produce esperma, antes de comenzar con la quimio o la radioterapia. Para después congelarlo y volver a reimplantarlo con una cirugía sencilla cuando ya sea adulto y devolverle la fertilidad. Parece ciencia ficción pero el experimento ha funcionado y Grady es la prueba, aunque la técnica tampo ha resultado muy eficiente en una especie tan próxima a los humanos. Los científicos extrajeron y congelaron el tejido testicular de cinco crías de macaco. Cuando los monos crecieron y se acercaron a la pubertad, los investigadores descongelaron las muestras de tejido y las implantaron como si fueran un parche bajo la piel en la espalda y en el escroto. También injertaron otros parches de tejido testicular fresco, sin congelar. Entre ocho y doce meses más tarde, retiraron los implantes y encontraron que tanto el tejido fresco como el congelado habían producido testosterona y esperma con capacidad de fecundar. Después, aislaron los espermatozoides del tejido congelado y lo utilizaron para fecundar 138 óvulos. Una única gestación de once embriones La fecundación prosperó en el 41 por ciento de los casos, así que solo se pudieron implantar 11 embriones en seis hembras que resultaron en una única gestación y en un solo nacimiento. Investigaciones previas habían demostrado que se podía producir esperma con este tipo de trasplantes, «pero no se había conseguido ningún nacimiento, el estándar de oro que se exige en cualquier técnica de reproducción asistida», señala Adetunji Fayomi, uno de los autores del estudio. De momento, es solo una prueba de concepto que allana el camino a su uso en humanos. Aún quedan incógnitas por resolver, «aunque se ha dado un paso muy importante», explica Jan Tesarik, experto en reproducción asistida y director de la clínica Mar&Gen en Granada. «Hay que esperar a ver el desarrollo de Grady. Es aparentemente sana, pero podría desarrollar problemas que ahora son imperceptibles. Todavía es pronto para llevar la técnica a la clínica. Deberemos esperar al nacimiento de otros 50 o 60 macacos más por esta técnica para que podamos hablar de un tratamiento seguro para usar en humanos», comenta a ABC Jan Tesarik. ¿Más riesgo de recaída por cáncer? También preocupa el riesgo de cáncer. El tejido trasplantado podría conservar células cancerígenas y provocar una recaída. La opción sería entonces favorecer la maduración del tejido testicular en el laboratorio para no tener que implantarlo, opina Tesarik. «Aunque si el cáncer no ha afectado al testículo ni a las células sanguíneas que se tomaron en el injerto, no habría peligro», apunta Carlos Simón, director científico de IVI e Igenomix. Simón cree que el autotrasplante es hoy la mejor alternativa posible para devolver la fertilidad cuando se trata a un niño prepúber que aún no tiene espermatozoides. En el experimento que dio vida a Grady se utilizó un tratamiento de reproducción asistida, aunque puede que el injerto pueda devolver la fertilidad de forma natural. Mientras, el Hospital Hospital Magee-Womens ya ha empezado a conservar el tejido testicular y ovárico de sus pacientes infantiles para no perder una oportunidad única. Los investigadores también se plantean la posibilidad de congelar el tejido ovárico para que las niñas con cáncer puedan ser madres biológicas al llegar a la edad adulta.

Fructosa, el combustible que acelera el cáncer

¿Es el azúcar un alimento del cáncer que impulsa su crecimiento?, La respuesta parece ser 'Sí', al menos en ratones, según un estudio dirigido por investigadores del Baylor College of Medicine y Weill Cornell Medicine. Su trabajo, publicado en «Science», muestra que consumir una cantidad «modesta» diaria de sirope de maíz con alto contenido de fructosa, el equivalente a beber aproximadamente unos 340 gramos de bebidas azucaradas al día, acelera el crecimiento de los tumores intestinales en modelos de ratón genéticamente predispuestos a desarrollar cáncer intestinal, independientemente de si son o no obesos. Los investigadores también han descubierto el mecanismo por el cual el consumo de bebidas azucaradas puede alimentar directamente el crecimiento del cáncer, lo que sugiere posibles estrategias terapéuticas novedosas. «Este estudio revela el sorprendente resultado de que los cánceres colorrectales utilizan el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, el ingrediente principal en la mayoría de los refrescos azucarados y muchos otros alimentos procesados, como combustible para aumentar las tasas de crecimiento de tumores», subraya Lewis Cantley, coautor del trabajo. Ahora bien, hay que tener en cuenta que en este trabajo no afirma que lo que se ha observado en los animales puede ser, o no, relevante para el desarrollo del cáncer intestinal humano. Este trabajo en concreto se diseñó debido a que ha habido muchos análisis epidemiológicos en humanos que revelaron una correlación entre una mayor ingesta de bebidas endulzadas con jarabe de maíz alto en fructosa y la obesidad, así como por otros estudios que han puesto de manifiesto una correlación entre la obesidad y un mayor riesgo de riesgo cáncer colorrectal. La fructosa se utiliza para fabricar el sirope de maíz rico en fructosa, el cual se usa para edulcorar gran variedad de alimentos (comidas procesadas, bollería y repostería industrial, helados, mermeladas, salsas y condimentos) y, sobre todo, bebidas o refrescos azucarados. El consumo excesivo de estos alimentos, y por tanto de fructosa, se ha relacionado con la aparición de enfermedades como la obesidad y la diabetes. Mecanismo molecular - Vicent Ditmer/AAA «Cada vez hay más estudios estudios observacionales que sugieren una asociación entre el consumo de bebidas azucaradas, la obesidad y el riesgo de cáncer colorrectal», asegura la investigadora Jihye Yun, profesora de genética molecular y humana en el Centro Baylor. Y añade: «La idea actual es que el azúcar es perjudicial para nuestra salud, principalmente porque su consumo excesivo puede conducir a la obesidad. Y sabemos que la obesidad aumenta el riesgo de muchos tipos de cáncer, incluido el cáncer colorrectal; sin embargo, no estábamos seguros de si existía un vínculo directo y causal entre el consumo de azúcar y el cáncer». La fructosa se utiliza para fabricar el sirope de maíz rico en fructosa, que se usa para edulcorar gran variedad de alimentos procesados y, sobre todo, bebidas o refrescos azucarados Los investigadores han trabajado en un modelo de ratón de cáncer de colon con el gen APC inactivado. Este gen es clave en este tipo de cáncer ya que sin su presencia las células intestinales normales no dejan de crecer ni mueren, formando tumores en etapa temprana llamados pólipos. «Más del 90 por ciento de los pacientes con cáncer colorrectal tienen esto tipo de mutación APC», explica Yun. Usando este modelo, el equipo probó el efecto del consumo de agua endulzada con azúcar en el desarrollo de tumores. El agua endulzada era un 25 por ciento de jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, que es el principal edulcorante de las bebidas azucaradas que consumimos. El jarabe de maíz alto en fructosa consiste en glucosa y fructosa en una proporción de 45:55. Cuando los investigadores proporcionaron la bebida azucarada, los ratones ganaron peso rápidamente en un mes. Para evitar que fueran ratones obesos e imitar el consumo diario de una lata de refresco en los humanos, admnistraron a los ratones una cantidad moderada de agua azucarada por vía oral con una jeringa una vez al día. Al cabo de dos meses, los ratones que recibieron agua azucarada no se volvieron obesos, pero desarrollaron tumores que eran más grandes y de mayor grado que los de los ratones modelo tratados con agua normal. «Estos resultados sugieren que, cuando los animales tienen pólipos intestinales, lo que puede ocurrir en muchos adultos jóvenes por casualidad y sin previo aviso, consumir incluso cantidades modestas de jarabe de maíz con alto contenido de fructosa en forma líquida puede estimular el crecimiento y la progresión del tumor. independientemente de la obesidad», advierte Yun. Y, reconoce que aunque se necesita más investigación para traducir estos descubrimientos a humanos, «nuestros hallazgos sugieren que el consumo crónico de bebidas azucaradas puede acortar el tiempo que tarda en desarrollarse el cáncer». En los humanos, el cáncer colorrectal se demora entre 20 y 30 años y se desarrollan a partir de tumores benignos hasta convertirse en cánceres agresivos». Estos resultados sugieren que, cuando los animales tienen pólipos intestinales, lo que puede ocurrir en muchos adultos jóvenes por casualidad y sin previo aviso, consumir incluso cantidades modestas de jarabe de maíz con alto contenido de fructosa en forma líquida puede estimular el crecimiento y la progresión del tumor. independientemente de la obesidad «Esta observación epodría explicar por qué el aumento del consumo de bebidas azucaradas y otros alimentos con alto contenido de azúcar en los últimos 30 años se está correlacionando con un aumento en los cánceres colorrectales en personas de 25 a 50 años en EE.UU.», sostiene Cantley. Mecanismo molecular Los autores exploraron también el mecanismo molecular subyacente a este efecto. Así, encontraron que una enzima de los tumores de ratón convierte la fructosa en fructosa-1-fosfato, lo que altera el metabolismo de las células tumorales y crea ácidos grasos que refuerzan el crecimiento del tumor. Si las investigaciones futuras muestran que el el sirope de maíz tiene un efecto de aumento del crecimiento similar en los tumores humanos, los hallazgos de este estudio sugieren que los tratamientos dirigidos al metabolismo de la fructosa podrían proporcionar nuevas estrategias para frenar el desarrollo y la progresión del cáncer colorrectal. Colegio de Medicina de Baylor - Jihye Yun «Nuestros resultados también abren nuevas posibilidades de tratamiento - afirma Yun-. A diferencia de la glucosa, la fructosa no es esencial para la supervivencia y el crecimiento de las células normales, lo que sugiere que vale la pena explorar las terapias dirigidas al metabolismo de la fructosa. Y, por otro lado, evitar el consumo de bebidas azucaradas en lugar de depender de los medicamentos reduciría significativamente la disponibilidad de azúcar en el colon». Los tratamientos dirigidos al metabolismo de la fructosa podrían proporcionar nuevas estrategias para frenar el desarrollo y la progresión del cáncer colorrecta Si bien se necesitan más estudios en humanos, Yun y sus colegas esperan que esta investigación ayude a concienciar a la opinión pública sobre las consecuencias potencialmente perjudiciales que el consumo de bebidas azucaradas tiene sobre la salud humana y contribuir así a reducir el riesgo y la mortalidad del cáncer colorrectal en todo el mundo.
Ahora en portada
carlinopticabeepfonda

VEA MÁS NOTICIAS

Noticias Mallorca