Sucesos
Amenaza a los trabajadores de un local de Son Gotleu con un destonillador en el cuello para que retirara una denuncia

Amenaza a los trabajadores de un local de Son Gotleu con un destonillador en el cuello para que retirara una denuncia

Actualizado el 24/01/2023 14:47                Compartir

Agentes de la Policía Nacional en Palma detuvieron el pasado sábado por la tarde a tres varones de origen argelino de 20, 24 y 34 años de edad, como presuntos autores de los delitos que se explican a continuación.

Los hechos ocurrieron el sábado por la tarde, momento en el que entró una llamada en la Sala del 091, en la que se comunicaba que en un establecimiento de la barriada de Son Gotleu había un hombre amenazando a los trabajadores de un establecimiento con un destornillador en el cuello.

Una vez en el lugar, los agentes se entrevistaron con los allí presentes, manifestando los mismos que un varón se había personado en el lugar, amenazándolos de muerte con un destornillador en el cuello, para que retiraran la denuncia que habían interpuestro contra un amigo suyo.

Los agentes dieron una batida por el lugar, procediendo a la identificación del varón, así como a su detención por un delito de amenazas graves y obstrucción a la justicia.

Momentos más tarde, los agentes pudieron observar al trabajador del establecimiento discutiendo con otro varón, motivo por el que procedieron a entrevistarse con él, manifestando que el hombre que estaba allí presente le había amenazado de muerte, indicándole que cuando cerrara el local le iba a cortar el cuello.

Los agentes procedieron a identificar al otro varón, momento en el que éste aprovechó para coger un móvil de sus pertenencias y intentó desprenderse de él dándoselo a otro hombre que se encontraba en las inmediaciones, interrogando los agentes por dicho móvil e interviniéndolo, ya que el varón exponía que se lo había comprado a un amigo, sin poder verificar los hechos, ya que el móvil presentaba la foto de un niño y no pudo confirmar su parentesco.

Tras consultar las bases de datos, los agentes pudieron comprobar que al varón le constaba una búsqueda policial, por un delito de allanamiento de morada, por lo que los agentes procedieron a su detención, por una reclamación policial y amenazas graves.

Mientras se estaban llevando a cabo los hechos descritos, una persona que se encontraba entre la multitud que había en la vía pública, comenzó a proferir insultos contra el trabajador del establecimiento, manifestando éste que dicho varón se trataba de la misma persona que en el día de ayer se personó en el establecimiento amenazándole, siendo dichos hechos denunciados en el día anterior y era este motivo por el que se habían dado las amenazas por parte de los primeros varones detenidos.

Al varón que estaba profiriendo insultos contra la víctima, le constaba en vigor una orden de alejamiento y comunicación por cualquier medio contra le víctima, manifestando el mismo que era consciente de ello, pero que acudió al lugar porque le habían llamado sus amigos, por lo que los agentes procedieron a su detención, como presunto autor de un quebrantamiento de medida cautelar.

Hacer mención a que este último varón, fue detenido el jueves 19 por un delito de daños y quebrantamiento de medida cutelar, el viernes 20 por un delito de amenazas y el sábado 21 por un delito de medida cautelar de nuevo, como bien se explica esta última detención anteriormente.

A los tres detenidos les constan numerosos antecedentes policiales.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca