Sociedad

Una asesoría agrícola estudiará los flujos de los alimentos y la afectación generada por la COVID-19

Una asesoría agrícola estudiará los flujos de los alimentos y la afectación generada por la COVID-19

Actualizado el 07/08/2020 12:24                Compartir

La dirección general de Políticas para la Soberanía Alimentaria, de la consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha adjudicado el estudio de los flujos de los productos alimentarios, antes y después de la crisis sanitaria por la COVID-19, a una empresa de asesoramiento agrícola, con sucursal en Menorca. La directora general, Paula Valero, se ha reunido este viernes a través de videoconferencia con Eudald Saez, el ingeniero técnico agrícola de Agroassesor S.L. que se encargará de liderar el estudio. A la reunión también ha asistido un representante de Servicios de Mejora Agraria y Pesquera (SEMILLA)

El objetivo de esta primera reunión de trabajo ha sido la planificación de las tareas a desarrollar y los plazos previstos para presentar los resultados. Este estudio se divide en tres lotes (uno por Mallorca, otro para Eivissa y Formentera, y la actualización del ya existente por Menorca) y tiene que servir para conocer, entre otros datos, los flujos de los productos alimentarios (el recorrido desde su origen hasta el destino final, incluida la distribución) y cuál ha sido la afectación de la crisis sanitaria por la COVID-19. El estudio incluye tanto el producto local de cada isla como el de fuera.

«Queremos conocer los cambios en la producción y el consumo de los productos durante la pandemia», ha explicado Valero después de esta primera reunión. «Es importante saber donde y cuánto producto local consumimos en las Islas y qué porcentaje de producto proviene de fuera», ha manifestado. Por eso, el estudio se centrará también en el consumo alimentario (de hortalizas, cereales y leguminosas, fruta, lácteos, carnes, pescado, vino, aceite y otros productos) en el ámbito doméstico y en la restauración colectiva pública (como escuelas, hospitales y residencias) y privada (hoteles y restaurantes).

Desde el punto de vista medioambiental, el estudio analizará la huella de carbono de los alimentos que provienen de fuera. Los resultados de este estudio tienen que estar listos a mediados de noviembre.

En el caso de Menorca, se tienen que actualizar los datos delEstudio del potencial de producción y flujos alimentarios en la isla de Menorca' (García García-Roldán, 2018), con la autorización del Consell de Menorca. Este estudio pone de manifiesto que el consumo de producto local en Menorca se situaba antes de la pandemia alrededor del 12-13%.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca