esco
Salud
Una de cada cinco madres presenta algún trastorno de salud mental durante el embarazo y el postparto

Una de cada cinco madres presenta algún trastorno de salud mental durante el embarazo y el postparto

Actualizado el 26/02/2020 18:08                Compartir

Una de cada cinco madres presenta algún trastorno de salud mental durante la etapa perinatal, que es la que comprende la vida de una mujer desde que se queda embarazada hasta el año posterior al parto. Además, se calcula que el 75 por ciento de estas madres no está diagnosticada ni recibirá un tratamiento ni el apoyo adecuados durante el embarazo y el postparto. Algunos de los motivos es que hay muchos mitos en torno a la maternidad, además de la presencia de barreras, tanto para la madre (falta de conciencia de la enfermedad, minimización de los síntomas y creencia de que desaparecerán solos, estigma, etc.) como para los profesionales (falta de tiempo y de recursos, prescripción de psicofármacos durante el embarazo, información sobre la lactancia, etc.).

Son datos presentados en el I Curso de Salud Mental Perinatal Islas Baleares, organizado por el IBSMIA y que ha tenido lugar esta mañana en el Hospital Universitario Son Espases con la asistencia de unos 300 profesionales, entre psicólogos, psiquiatras, obstetras, ginecólogos, neonatólogos, pediatras, enfermeros y matronas, entre otros.

El objetivo del Curso es mejorar los conocimientos sobre los trastornos mentales perinatales y sus tratamientos basados en la evidencia científica, adquirir herramientas para detectarlos, conocer las recomendaciones terapéuticas que aseguran una correcta atención a la salud mental materna y reflexionar sobre la organización de dispositivos y servicios de salud para una adecuada atención de la madre y de su bebé.

El período que va desde el embarazo hasta el primer año del posparto es un momento de vulnerabilidad en la vida de una mujer para la aparición o la recaída de una patología mental y las consecuencias que implica para ella, para su bebé y para la interacción entre madre e hijo. Los trastornos más comunes son la depresión y la ansiedad; pero también hay otros, no tan frecuentes pero igual de importantes, como la psicosis puerperal, el trastorno obsesivo compulsivo, el trastorno bipolar, los trastornos relacionados con traumas y factores de estrés, etc.

Las consecuencias de la enfermedad mental perinatal son múltiples, tanto para la madre como para su bebé, entre las que destacan: malnutrición materna; alteración del patrón del sueño; cuidados inadecuados durante el embarazo; empeoramiento de otras enfermedades; incremento del consumo de tabaco, de alcohol y de otras drogas; incremento del riesgo obstétrico y de partos complicados e instrumentalizados; riesgo de parto prematuro, aborto espontáneo y de bajo peso del recién nacido; interferencia en la lactancia materna, en los cuidados del bebé y en el establecimiento de un vínculo sano madre-bebé. Además de la posibilidad de que haya alteraciones en el neurodesarrollo del recién nacido que lo haga más irritable y más difícil de consolar; con un sueño más interrumpido y con dificultades emocionales, cognitivas y conductuales que se extienden durante la infancia y la adolescencia. Una de las consecuencias más impactantes y de mayor riesgo es el suicidio, que es una de las principales causas de muerte materna durante el primer año posparto.

Las guías internacionales de práctica clínica sobre salud mental perinatal recomiendan la creación de dispositivos multidisciplinares, tanto hospitalarios como comunitarios, con formación específica en este ámbito. Entre sus recomendaciones destacan la evaluación de la salud mental en la etapa gestacional, la recogida sistemática de antecedentes personales de trastornos de salud mental en embarazos previos y la detección sistemática de estos trastornos con instrumentos de evaluación específicos.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca