La inactividad acelera el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Las mujeres mayores que permanecen más tiempo inactivas, sentadas o recostadas durante el día, tiene un riesgo mayor de enfermedades cardiovasculares como infarto o ictus. Sin embargo, bastaría con una hora de ejercicio al día para reducir este riesgo en un 12% y, en un 26 por ciento, si se refiere a problemas cardiacos, asegura un estudio que se publica en «Circulation». «Este estudio proporciona evidencia de que existe un vínculo entre el comportamiento sedentario y la enfermedad cardiovascular», afirma David Goff, del National Heart Lung and Blood Institute, (EE.UU.). Y añade «las conductas sedentarias y la inactividad son factores de riesgo importantes para las enfermedades cardiacas, y esta investigación también muestra que nunca es demasiado tarde, ni demasiado pronto, para moverse más y mejorar la salud de su corazón». En el estudio, de una duración de cinco años, los científicos observaron a más de 5.000 mujeres de 63 a 97 años y midieron el tiempo total que permanecieron sentadas o tumbadas cada día y la duración de los periodos sedentarios separados. Levantarse y moverse, incluso si solo es durante unos minutos más a lo largo del día, podría ayudar a reducir las ya altas tasas de enfermedad cardiaca Los resultados mostraron que a mayor cantidad de inacatividad física, mayor iesgo cardiovascular. Así, John Bellettiere, de la Universidad de California-San Diego (EE.UU.), y autor principal del estudio. «Es importante destacar que esta relación es independiente de la salud general de la mujer, la función física y otros factores de riesgo cardiovascular». Los hallazgos podrían tener implicaciones sobre lo que los profesionales de salud comunican a las mujeres mayores acerca de cómo mantenerse saludables para el corazón. Levantarse y moverse, incluso si solo es durante unos minutos más a lo largo del día, podría ayudar a reducir las ya altas tasas de enfermedad cardiaca. La buena noticia es que, al igual que los riesgos de enfermedad cardiaca pueden aumentar si se pasa más tiempo sentado y se tienen episodios sedentarios más largos, se puede reducir al levantarse y moverse, aunque sea un poco, y al hacerlo a menudo durante el día, hallaron los investigadores.

Frutos secos, una sana manera de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en diabéticos

Comer más frutos secos, especialmente nueces, puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre las personas con diabetes tipo 2, según una investigación que se publica en «Circulation Research». La diabetes tipo 2 se asocia con un mayor riesgo de colesterol alto, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Además, constituye un problema de salud pública a nivel mundial. Solo en España, según el Estudio di@bet.es afecta al 13,8% de los españoles mayores de 18 años, lo que equivale a más de 5,3 millones de españoles. De ellos, casi 3 millones ya estaban diagnosticados, pero 2,3 millones, el 43% del total, desconocían que padecían la enfermedad. Las nueces son ricas en ácidos grasos insaturados, fitoquímicos, fibra, vitaminas como la vitamina E y el folato, así como minerales como el calcio, el potasio y el magnesio. Sin embargo, poco se sabe sobre los beneficios sobre la salud, si es que los hay, que las nueces puedan ofrecer a las personas con diabetes tipo 2. Hasta el momento no se sabía sobre los beneficios sobre la salud, que las nueces puedan ofrecer a las personas con diabetes tipo 2. Los investigadores de la Escuela T.H. Chan de Salud Pública de Harvard (EE.UU.) analizaron mediante cuestionarios sobre su dieta a 16.217 personas, antes y después de que les diagnosticaran diabetes tipo 2. El cuestionario incluía preguntas sobre sobre su consumo de cacahuetes y frutos secos como nueces. Los voluntarios y voluntarias fueron controlados durante varios años en los que se produjeron 3.336 casos de enfermedad cardiovascular (2.567 casos de enfermedad coronaria y 789 de accidente cerebrovascular) y 5.682 muertes (1.663 muertes por enfermedad cardiovascular y 1.297 muertes por cáncer). «Nuestros hallazgos nos proporcionan nueva evidencia que respalda la recomendación de incluir nueces en patrones dietéticos saludables para la prevención de complicaciones de enfermedades cardiovasculares y muertes prematuras entre personas con diabetes», afirma el autor principal del estudio, Gang Liu. Además, incluso cuando las personas tenían el hábito de comer nueces antes de su diagnóstico de diabetes, añadir un mayor consumo de nueces a las dietas resultó ser beneficioso en cualquier edad o etapa. «Parece que nunca es demasiado tarde para mejorar la dieta y el estilo de vida después del diagnóstico de diabetes tipo 2», destaca. La dieta mediterránea en la que se consumen 50 gramos de aceite al día, o 30 gramos de frutos secos, reduce el riesgo cardiovascular en un 30% en comparación con otra baja en grasa. Los frutos secos, junto con el aceite de oliva virgen, constituyen una parte esencial de la dieta mediterránea y algunos estudios, como el Predimed ya había mostrado que son más eficaces que las dietas bajas en grasas de todo tipo recomendadas para prevenir patologías cardiovasculares. Sin embargo, Predimed ha mostrado que una dieta mediterránea en la que se consumen 50 gramos de aceite al día, el equivalente a unas 4 cucharas soperas, o 30 gramos de frutos secos, reduce el riesgo cardiovascular en un 30% en comparación con otra baja en grasa. En este nuevo trabajo, los investigadores descubrieron que comer todo tipo de frutos secos era beneficioso para el corazón, aunque las nueces eran las que aportaban más beneficios. Por ejemplo, en comparación con las personas con diabetes tipo 2 que comían menos de una porción de 28 gramos por mes, consumir cinco porciones de frutos secos por semana tenía un riesgo 17 por ciento menor de incidencia de enfermedad cardiovascular total, un riesgo 20 por ciento menor de enfermedad coronaria, un 34 por ciento menos de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, y un 31 por ciento de riesgo reducido de mortalidad por todas las causas. Se cree que pueden mejoran el control del azúcar en la sangre, la presión arterial, el metabolismo de las grasas, la inflamación y la función de la pared de los vasos sanguíneos El beneficio de consumir frutos secos continuó independientemente del género de la persona, el consumo de tabaco o el peso corporal. Las nueces, almendras, nueces de Brasil, anacardos, pistachos, macadamias, avellanas y piñones se asociaron con un menor riesgo cardiovascular en comparación con los cacahuetes. A pesar de que los investigadores desconocen los mecanismos biológicos exactos por los que los frutos secos son beneficiosos para la salud del corazón, cree que pueden mejoran el control del azúcar en la sangre, la presión arterial, el metabolismo de las grasas, la inflamación y la función de la pared de los vasos sanguíneos. «Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte y una de las principales causas de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y discapacidades para las personas que viven con diabetes tipo 2», subraya Prakash Deedwania, de la Universidad de California-San Francisco (EE.UU.). Por eso, cualquier esfuerzo para comprender el vínculo entre las dos condiciones es importante para prevenir las complicaciones cardiovasculares de la diabetes tipo 2 y ayudar a las personas a tomar decisiones informadas sobre su salud. «Estos hallazgos –añade- se suman a la creciente evidencia de que ciertos cambios en el estilo de vida, el ejercicio regular y una dieta prudente pueden tener un impacto favorable en el riesgo de enfermedad cardiovascular y de eventos cardíacos en pacientes con diabetes».

Fumar mucho puede dañar la visión

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Rutgers (Estados Unidos), y que ha sido publicado en la revista 'Psychiatry Research', ha puesto de manifiesto que fumar mucho puede dañar la salud visual. Los investigadores observaron cómo los participantes discriminaban los niveles de contraste (diferencias sutiles en el sombreado) y los colores mientras estaban sentados a 59 pulgadas de un monitor de tubo de rayos catódicos de 19 pulgadas que mostraba estímulos mientras los investigadores monitoreaban ambos ojos simultáneamente. los fumadores crónicos tenían una capacidad reducida para discriminar los contrastes y los colores en comparación con los no fumadores Los hallazgos indicaron cambios significativos en la visión del color rojo-verde y azul-amarillo de los fumadores, lo que sugiere que el consumo de sustancias con productos químicos neurotóxicos, como los de los cigarrillos, puede causar la pérdida general de la visión del color. También encontraron que los fumadores crónicos tenían una capacidad reducida para discriminar los contrastes y los colores en comparación con los no fumadores. Estudios anteriores han señalado que fumar a largo plazo duplica el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad y es un factor que causa el amarillamiento y la inflamación de las lentes. Sin embargo, ahora, los resultados han mostrado que el uso excesivo de cigarrillos, o la exposición crónica a sus compuestos, afecta al procesamiento visual. Aunque la investigación no dio una explicación fisiológica de los resultados, los expertos creen que dado que la nicotina y el fumar dañan el sistema vascular, también podría dañar los vasos sanguíneos y las neuronas en la retina.

Identificado un marcador precoz de daño cardiaco asociado al tratamiento del cáncer

Los grandes avances en el tratamiento del cáncer, una enfermedad de la que cada año se diagnostican 4 millones nuevos casos en Europa, tienen en algunas ocasiones un ‘peaje’ en forma de efectos adversos importantes, como es la cardiotoxicidad. Hasta un 25% de pacientes que recibe tratamiento con algunos de los fármacos más comunes desarrolla algún grado de toxicidad miocárdica, que puede llegar a ser muy grave y condenar al superviviente del cáncer a insuficiencia cardiaca crónica o, incluso, a fallecer por esta complicación. Ahora, investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) aseguran haber identificado un marcador muy precoz de daño cardiaco en sujetos que reciben tratamiento con una familia de fármacos muy habituales en el tratamiento del cáncer, las antraciclinas. Este hallazgo posibilitaría el diagnóstico temprano de la cardiotoxicidad asociada al uso de este grupo de quimioterápicos ampliamente utilizados. El estudio se publica en «Journal of the American College of Cardiology». Los resultados tienen importantes implicaciones terapéuticas porque, como explica Borja Ibáñez, del CNIC y coordinador del estudio, al poder identificar este daño en estadios muy tempranos se podrían «implementar terapias dirigidas a evitar el desarrollo del deterioro de la función cardiaca o llevar a cabo una gestión más adaptada al tratamiento oncológico para cada paciente». Cardio-oncología Actualmente hay tres grandes retos en la cardio-oncología: conocer mejor los mecanismos fundamentales responsables del daño cardiaco asociado a estos tratamientos tan eficaces; realizar un diagnóstico precoz del daño miocárdico -hoy día se realiza cuando el daño es irreversible en muchos casos-, y desarrollar terapias específicas basadas en el conocimiento mecanístico -los tratamientos usados habitualmente para la cardiotoxicidad son inespecíficos y poco eficaces en general-. El modelo de cardiotoxicidad por antraciclinas, que ahora se presenta en JACC, se desarrolló administrando a estos animales un medicamento anti cáncer dela familia de las antraciclinas -doxorrubucina- intracoronaria a dosis crecientes durante 10 semanas, con lo que se conseguía una concentración en el músculo cardiaco sin una gran exposición a otros órganos. El edema se produce porque la doxorrubicina empieza a dañar a las mitocondrias dentro de los cardiomiocitos y esto genera un edema intracelular Gracias a la resonancia magnética de última generación los investigadores realizaron un estudio con el objetivo de encontrar el marcador más precoz de daño, presente mucho antes de que cualquier otro marcador actualmente utilizado se viese afectado. De esta forma, explica Javier Sánchez, científico de Philips y co-líder de este trabajo, «hemos visto que el primer parámetro que se altera es T2 mapping, que nos indica que existe un edema -acúmulo de agua-». El edema, explican en el trabajo, se produce porque la doxorrubicina empieza a dañar a las mitocondrias dentro de los cardiomiocitos y esto genera un edema intracelular. Las mitocondrias son las ‘centrales energéticas’ de las células cardiacas y un daño permanente en ellas produce una disfunción grave e irreversible del músculo cardiaco. De hecho, una de las posibles terapias basadas en esta investigación que se barajan es el trasplante de mitocondrias, que consiste en el autotrasplante de mitocondrias sanas para remplazar a las dañadas por el tratamiento del cáncer, algo nunca realizado antes y que sería un cambio en el paradigma en el tratamiento de las enfermedades del corazón. Una de las posibles terapias basadas en esta investigación que se barajan es el trasplante de mitocondrias El estudio ha verificado que T2 mapping se altera mucho antes que cualquier otro parámetro conocido previamente que se emplea hoy día, incluso antes de que haya una alteración en la contractilidad del corazón –local o regional-. El hecho de disponer de un parámetro precoz de cardiotoxicidad, reconoce Ibáñez, nos permitiría identificar qué pacientes toleran bien el tratamiento con antraciclinas, aunque se hayan utilizado dosis altas y, en el caso de que haya una recaída, «volver a usar esta familia de fármacos a las dosis altas que son eficientes y, si un paciente desarrolla este marcador con menos dosis acumulada de antraciclinas, se puede aplicar un tratamiento cardioprotector preventivo o, incluso, modificar la pauta qiomioterápica». Los autores de la investigación - CNIC Los investigadores han iniciado ya, en colaboración con el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, un ensayo clínico en humanos dentro del estudio MATRIX. «En breve vamos a reclutar a 100 pacientes con linfoma que van a recibir tratamiento quimioterápico que incluya antraciclinas a dosis altas. A todos ellos se les realizará una resonancia magnética avanzada antes de cada ciclo de quimioterapia y se les monitorizará de manera muy estrecha», indica el cardiólogo.

Fabrican células madre 'invisibles' para el sistema inmune gracias el 'corta-pega' genético

El llamado 'corta-pega' genético o sistema de edición de genes CRISPR-Cas9 ha servido para fabricar las primeras células madre pluripotentes que son funcionalmente 'invisibles' para el sistema inmunológico, una proeza de la ingeniería biológica que, en estudios de laboratorio, impidió el rechazo de los trasplantes de células madre. Debido a que estas células madre 'universales' pueden generarse más eficientemente que las células madre hechas a la medida de cada paciente, estos datos suponen un gran paso para la ansiada acercan medicina regenerativa. «A menudo se habla del potencial terapéutico de las células madre pluripotentes, que pueden madurar y convertirse en cualquier tejido adulto, pero el sistema inmunológico ha sido un impedimento importante para las terapias de células madre seguras y eficaces», afirma Tobias Deuse, de la Universidad de California-San Francisco (EE.UU.) y autor principal del estudio, publicado hoy en «Nature Biotechnology». El sistema inmunológico es un guardián implacable. Está programado para erradicar todo lo que percibe como extraño; de esta forma protege al organismo contra agentes infecciosos y otros invasores que podrían causar estragos si no se les controlara y eliminara. Pero este sofisticado sistema de vigilancia también hace que los órganos, tejidos o células extraños que son trasplantados sean vistos como ‘enemigos’ potencialmente peligrosos, lo que provoca una respuesta inmune vigorosa que conduce al rechazo del trasplante. Cuando esto ocurre se produce un ‘rechazo’ debido a falta de histocompatibilidad entre donante y huésped. Hoy día, la forma de evitar este rechazo son los fármacos inmunosupresores. «Podemos administrar medicamentos que suprimen la actividad inmunológica y hacen que el rechazo sea menos probable. Desafortunadamente, los inmunosupresores tienen muchos efectos secundarios y, además, hacen que los pacientes sean más susceptibles a las infecciones y al cáncer», explica Sonja Schrepfer, autora principal del estudio. El sistema inmunológico está programado para erradicar todo lo que percibe como extraño; de esta forma que protege al organismo contra agentes infecciosos y otros invasores que podrían causar estragos si no se les controlara y eliminara En el ámbito de los trasplantes de células madre, los científicos pensaron que el problema del rechazo se resolvía mediante células madre pluripotentes inducidas (iPS), que se fabrican a partir de células completamente maduras, como la piel o las células grasas, que se reprograman de manera que les permita para convertirse en cualquiera de las innumerables células que comprenden los tejidos y órganos del cuerpo. La idea era que, si las células derivadas de las iPS se trasplantaran al mismo paciente que donó las células originales, el cuerpo vería a las células trasplantadas como «propias» y no provocaría una respuesta inmunológica. Pero en la práctica, el uso clínico de iPS ha resultado complejo. Por razones que todavía no se comprenden, las células de muchos pacientes no son receptivas a la reprogramación. Además, es caro y lleva mucho tiempo producir iPS para cada paciente que se beneficiaría de la terapia con células madre. «Hay muchos problemas con la tecnología iPS, pero los mayores obstáculos son el control de calidad y la reproducibilidad. No sabemos qué hace que algunas células sean susceptibles a la reprogramación, pero la mayoría de los científicos están de acuerdo en que todavía no se puede hacer de manera segura –comenta Deuse-. De hecho, la mayoría de los enfoques a las terapias individualizadas de iPS se han abandonado debido a estas complicaciones». Universales Deuse y Schrepfer se preguntaron si sería posible evitar estos desafíos mediante la creación de iPS 'universales' que podrían usarse en cualquier paciente. En su artículo, describen cómo después de que se alteró la actividad de solo tres genes, las iPS pudieron evitar el rechazo después de ser trasplantadas a receptores no compatibles con sistemas inmunes completamente funcionales. «Esta es la primera vez que alguien ha diseñado células que pueden ser trasplantadas universalmente y pueden sobrevivir en receptores inmunocompetentes sin provocar una respuesta inmune», confirma Deuse. Esta es la primera vez que alguien ha diseñado células que pueden ser trasplantadas universalmente y pueden sobrevivir en receptores inmunocompetentes sin provocar una respuesta inmune Los investigadores utilizaron primero estas tijeras moleculares o CRISPR para eliminar dos genes que son esenciales para el coreccto funcionamiento de una familia de proteínas -el complejo principal de histocompatibilidad (MHC) de clase I y II-. Las proteínas MHC se encuentran en la superficie de casi todas las células y muestran señales moleculares que ayudan al sistema inmunológico a distinguir un extraño de un nativo. Las células a las que les faltan genes MHC no presentan estas señales, por lo que no se registran como extrañas. Sin embargo, las células a las que les faltan proteínas MHC se convierten en dianas de las células inmunes conocidas o células 'natural killer' (NK). Tijeras moleculares - Archivo Junto con el profesor Lewis Lanier, el equipo de Schrepfer encontró que CD47, una proteína de la superficie celular que actúa como una señal de «n o me comas» contra las células inmunes llamadas macrófagos, también tiene un fuerte efecto inhibidor sobre las células NK. Así, considerando que CD47 podría ser la clave para detener completamente el rechazo, los investigadores cargaron el gen CD47 en un virus, el cual entregó nuevas copias del gen en laS células madre humanas y de ratón en las que se habían eliminado las proteínas MHC. Y en efecto: CD47 resultó ser la pieza faltaba del rompecabezas. Cuando los investigadores trasplantaron sus células madre de ratones en ratones con sistemas inmunitarios normales pero no compatinles no observaron ningún rechazo. A continuación, trasplantaron células madre humanas de ingeniería similar a ratones humanizados -ratones cuyo sistema inmunológico ha sido reemplazado por componentes del sistema inmunitario humano para imitar la inmunidad humana- y, de nuevo, no observaron ningún rechazo. Nuestra técnica resuelve el problema del rechazo de las células madre y los tejidos derivados de células madre, y representa un avance importante para el campo de la terapia con células madre Por último, los investigadores derivaron varios tipos de células cardíacas humanas a partir de estas células madre, que trasplantaron de nuevo en ratones humanizados. Y los resultados mostraron que las células cardíacas derivadas de células madre fueron capaces de lograr una supervivencia a largo plazo e, incluso, comenzaron a formar vasos sanguíneos y músculo cardíaco, lo que aumenta la posibilidad de que un día se puedan usar estas células madre para reparar los corazones defectuosos. «Nuestra técnica resuelve el problema del rechazo de las células madre y los tejidos derivados de células madre y representa un avance importante para el campo de la terapia con células madre», subraya Deuse. Además, añade, «puede beneficiar a una gama más amplia de personas con costes de producción más bajos que cualquier enfoque individualizado. Solo necesitamos fabricar nuestras células una vez y ya disponemos de un producto que se puede aplicar universalmente».

Nuevas formas de promover la regeneración del tejido del corazón en adultos

En un estudio publicado en la revista Developmental Cell, un equipo internacional liderado por investigadores de la Facultad de Medicina Baylor y el Instituto del Corazón de Texas, en Estados Unidos, informa que han podido eliminar las roturas que frenan la proliferación de cardiomiocitos, lo que abre la posibilidad de tratar la enfermedad cardiaca mediante la reprogramación de cardiomiocitos adultos a un estado celular más fetal. Los corazones heridos no se curan a sí mismos, ya que las células musculares del corazón, o los cardiomiocitos, no proliferan tanto como se necesita para reemplazar el tejido muerto por células nuevas de bombeo. En consecuencia, la mayoría de las personas que sufren un ataque cardíaco grave u otra lesión al corazón desarrollan insuficiencia cardiaca, que sigue siendo la principal causa de mortalidad por enfermedad cardiaca. «Los cardiomiocitos son células muy longevas que están altamente especializadas para mantener un corazón funcional y de bombeo», señala James Martin, pDel Colegio de Medicina Baylor (EE.UU.). «Sin embargo, están tan 'dedicados' a su trabajo que no participan en otras actividades celulares, como la proliferación», añade. La proliferación celular es esencial para la regeneración de tejidos La proliferación celular es esencial para la regeneración de tejidos, por lo que Martin y sus colegas han estado investigando cómo manipular los mecanismos genéticos que previenen la proliferación de cardiomiocitos para promover la reparación de los corazones lesionados. Los investigadores habían demostrado previamente que la vía de Hippo detiene la proliferación de los cardiomiocitos al inhibir la actividad de la ruta de YAP. En este estudio, los científicos desarrollaron un modelo de ratón que expresa en cardiomiocitos adultos una versión de YAP llamada YAP5SA, que es impermeable a la influencia inhibitoria de Hippo. «Demostramos que al expresar YAP5SA, podríamos reprogramar estos cardiomiocitos adultos altamente especializados para que se parezcan más a células embrionarias. Las células reprogramadas también pueden proliferar y las nuevas células hacen conexiones con cardiomiocitos preexistentes », explica Martin, quien también es director del Laboratorio de Renovación de Cardiomiocitos en el Instituto del Corazón de Texas. La reprogramación de cardiomiocitos adultos no se había hecho antes en animales vivos, apunta Martin. «Este estudio muestra que es posible hacer que esas células tan especializadas vuelvan a un estado más fetal mediante la manipulación de los genes correctos -dice Martin-. Y esto abre posibilidades para tratar la enfermedad cardiaca reprogramando los cardiomiocitos».

La depresión postparto sí se puede prevenir

Una de cada siete mujeres experimenta depresión durante el embarazo o en el año posterior al parto. Ahora, por primera vez, un panel de expertos en salud –el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos- asegura que hay una manera de prevenirlo. Sus conclusiones se publican «JAMA» y destacan que las intervenciones basadas en el asesoramiento pueden ser efectivas para prevenir la depresión perinatal. «Realmente necesitamos encontrar a estas mujeres antes de que se depriman», señala Karina Davidson, una de las autoras del informe. La depresión postparto es un trastorno infradiagnosticado. Muchas mujeres, explica a ABC Elena Sanz Rivas, jefa del servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, «consideran que estar muy cansada o tener muchas preocupaciones durante la gestación es lo normal. Y, además -añade-, durante muchos años se ha considerado que no se puede poner medicación durante el embarazo y que no hay tratamiento para las mujeres que manifiestan síntomas de ansiedad o depresión. Por ello, muchas mujeres se aguantan e, incluso, en el sistema sanitario se le resta importancia. Existen mujeres que durante el embarazo lo pasan mal y muy mal». Por eso, destaca que la detección se la deberían hacer los médicos de atención primaria o los ginecólogos que siguen esa gestación. Explica Elena Sanz que existen mujeres que tienen muchas preocupaciones «obsesivas» durante el embarazo por lo que es importante que lo puedan hablar con un profesional. Además, otros síntomas de alerta son mujeres «muy cansadas, más allá de los síntomas del embarazo, que dan muchas vueltas a qué va a pasar una vez que den a luz, si van a ser capaz de cuidarlo, irá todo bien… Todas las mujeres tienen un grado de preocupación durante el embarazo, pero cuando esa preocupación no se va de la cabeza y hace sentirnos mal es el momento de consultarlo con un psiquiatra, con un psicólogo o comentarlo con el propio ginecólogo». La depresión postparto es un trastorno infradiagnosticado Otro síntoma frecuente es la pérdida del sueño, que se puede dar en un embarazo normal, pero que se agudiza en pacientes con síntomas depresivos o de ansiedad. Además, otros síntomas son pérdida de apetito, pérdida de interés en hacer las labores normales y rumiar las preocupaciones de forma excesiva. El artículo de «JAMA» advierte además que también aumenta la probabilidad de que los bebés nazcan prematuramente o tengan bajo peso al nacer, y puede afectar la capacidad de la madre para vincularse o cuidar a su hijo. Los hijos de madres con depresión perinatal, afirma este documento, tienen más problemas de conducta, dificultades cognitivas y enfermedades mentales. Sin embargo, matizan, no hay confundir la depresión perinatal con «baby blues»: las lágrimas, la irritabilidad, la fatiga y la ansiedad que experimentan muchas mujeres después del parto, pero que se evaporan en 10 días. Las nuevas recomendaciones de un panel gubernamental podrían traer esperanza a muchas mujeres en riesgo de padecer la enfermedad. Esto es lo que dijo el grupo y cómo puede usar la información. Los hijos de madres con depresión perinatal, afirma este documento, tienen más problemas de conducta, dificultades cognitivas y enfermedades mentales El panel evaluó una serie de investigaciones realizadas sobre numerosos métodos de prevención posibles, que incluyen actividad física, educación, consejos para dormir, yoga, escritura expresiva, ácidos grasos omega-3 y antidepresivos. Algunas de estas terapias eran prometedoras, incluyendo la actividad física y los programas en Gran Bretaña y los Países Bajos, que involucran visitas domiciliarias de parteras u otros proveedores. Pero solo el asesoramiento demostró evidencia científica suficiente de beneficio. De acuerdo con este artículo, las mujeres que recibieron una de las dos formas de asesoramiento eran un 39% menos propensas a no desarrollar depresión perinatal. Teapia conductual & afrontamiento Las dos terapias son: terapia conductual cognitiva, ayudando a las mujeres a navegar a en sus sentimientos y expectativas para crear entornos saludables y de apoyo para sus hijos o terapia interpersonal, que incluye habilidades de afrontamiento y ejercicios de rol para ayudar a manejar el estrés y los conflictos de relación. El panel de expertos recomienda el asesoramiento para aquellas mujeres con uno o más de una amplia gama de factores de riesgo como antecedentes personales o familiares de depresión, divorcio, problemas económicos, sxperiencias traumáticas de violencia doméstica o síntomas depresivos que no constituyen un diagnóstico completo. Otros factores de riesgo también contemplados son: ser madre soltera, adolescente, de bajos ingresos, sin un diploma de escuela secundaria, o tener un embarazo no planificado o no deseado. Todo el embarazo está jalonado de factores de estrés para las mujeres - ARCHIVO En este sentido, la psiquiatra del Hospital Universitario Quirónsalud comenta que hoy día, los embarazos son «objetos delicados». Las mujeres, continúa, «se embarazan mucho más tarde, lo hacen con más cuidado. En ocasiones, parece una carrera de obstáculos: analítica del primer trimestre, ecografía, otra analítica… En todas se está angustiado para que salga todo bien. Todo el embarazo está jalonado de factores de estrés para las mujeres». Además, cualquier situación inestable no ayuda. «Carecer de una buena relación familiar o de pareja, sufrir necesidades afectivas o económicas o situaciones conflictivas con la familia actual o de origen puede dar lugar a ansiedad o depresión durante el embarazo en el que se recuerden cosas que han pasado en la familia anteriormente». Y no que hay olvidar el momenento actual: «el trabajo precario casa precaria o extrema pobreza» puede ser determinante. Ante embarazadas con riesgo de depresión, es mejor cualquier intervención que ninguna Pero, en opinión de la experta española, una de las limitaciones del artículo es que compara estudios muy heterogéneos. «Ha comparado estudios muy diferentes. Sugieren que pueden ser útiles, como elementos preventivos de la depresión postparto todas las intervenciones de terapia de apoyo o terapia cognitivo-conductual, lo que tiene todo el sentido». La experta considera que, ante embarazadas con riesgo de depresión, es mejor cualquier intervención que ninguna. Además recomienda que «cualquier mujer que se encuentre mal durante el embarazo y que no tenga apoyos tanto familiares o de amistad y necesite ayuda, sería recomendable que buscara ayuda de un psicólogo o psiquiatra donde pueda hablar de las cosas que le pasan». Y si hay un cuadro claramente diagnosticado de ansiedad o depresión durante el embarazo recomienda que se inicie el tratamiento. «Muchos profesionales abogan por que apenas se medique a las mujeres durante su embarazo, sin embargo, hay estudios que afirman que una embarazada muy ansiosa puede estar influyendo negativamente sobre el niño que va a nacer». Y concluye: «la depresión hay detectarla durante la gestación, lo que ayudaría a empezar a manejarla lo antes posible».

El ejercicio podría mejorar la salud al aumentar la diversidad bacteriana intestinal

Una investigación publicada en «Experimental Physiology» ha sugerido que la eficiencia con la que transportamos oxígeno a nuestros tejidos (aptitud cardiorrespiratoria) es un predictor mucho mayor de la diversidad de microbiota intestinal (el número de especies diferentes y la uniformidad de las poblaciones de estas especies) que el porcentaje de grasa corporal o la actividad física general. Los hallazgos sugieren que el ejercicio a una intensidad suficientemente alta, para mejorar la capacidad cardiorrespiratoria, puede ayudar a la salud a través de alteraciones favorables en la presencia, actividad y agrupamiento de microbios intestinales. Estas mejoras inducidas por el ejercicio en la aptitud cardiorrespiratoria a menudo se corresponden con adaptaciones centrales (por ejemplo, mayor volumen de sangre bombeada por el corazón) y periféricas (por ejemplo, mayor número de capilares para transportar oxígeno de la sangre a los músculos), según los autores del estudio. Antes, se entendía que una mayor capacidad cardiorrespiratoria solía coincidir con una mayor diversidad de microbiota intestinal, pero no estaba claro si esta relación era atribuible al porcentaje de grasa corporal o actividades físicas de la vida diaria. Los resultados mostraron que los participantes con mayor capacidad cardiorrespiratoria tenían una diversidad de microbiota intestinal significativamente mayor en comparación con los participantes menos aptos Dado que se sabe que el tratamiento contra el cáncer desencadena cambios fisiológicos perjudiciales para la salud cardio-metabólica, incluido aumento del porcentaje de grasa corporal y disminución de la capacidad cardiorrespiratoria, este trabajo se realizó en superviviente de cáncer. En total, se inscribieron 37 sobrevivientes de cáncer de mama no metastásicos, que habían completado el tratamiento al menos un año antes. Los participantes realizaron una prueba de ejercicio gradual para estimar el estado físico cardiorrespiratorio máximo, las evaluaciones del gasto energético total y el examen de la microbiota intestinal a partir de muestras de heces fecales. Los resultados mostraron que los participantes con mayor capacidad cardiorrespiratoria tenían una diversidad de microbiota intestinal significativamente mayor en comparación con los participantes menos aptos. Otros análisis estadísticos destacaron que la aptitud cardiorrespiratoria representaba aproximadamente una cuarta parte de la variación en la riqueza y uniformidad de las especies, independientemente del porcentaje de grasa corporal. Los hallazgos sugieren que el ejercicio a una intensidad suficientemente alta, para mejorar la capacidad cardiorrespiratoria, puede ayudar a la salud a través de alteraciones favorables en la presencia, actividad y agrupamiento de microbios intestinales. Estos datos ofrecen una visión intrigante de la relación entre la aptitud cardiorrespiratoria y la diversidad de microbiota intestinal. Sin embargo, dada la naturaleza transversal del diseño del estudio, los hallazgos del equipo de científicos son de naturaleza correlativa. La muestra participante se limitó a mujeres con antecedentes de cáncer de mama, que tendían a exhibir una afección cardiorrespiratoria baja y otros problemas de salud, lo que significa que la generalización a otros grupos debe hacerse con precaución. El autor principal del artículo, Stephen Carter, de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, está entusiasmado con continuar la investigación de su equipo. «Nuestro grupo está llevando a cabo un estudio de intervención para determinar cómo la variación en la intensidad del ejercicio puede influir en la diversidad de microbiota intestinal en condiciones de alimentación controlada para descubrir cómo el ejercicio puede afectar a los resultados funcionales de la microbiota intestinal, y estudiar cómo se puede optimizar la prescripción del ejercicio para mejorar los resultados de salud entre las poblaciones clínicas», concluye.

Fabricando mejores embriones

La infertilidad es un trastorno cada vez más frecuente que obliga a muchas parejas a recurrir a la fertilización in vitro. Según los últimos datos de la Sociedad Española de Fertilidad Española, una de cada cinco parejas españolas, se enfrenta en la actualidad al problema de la infertilidad. Se espera que en 2020 sea 1 de cada 4. Pero los embriones obtenidos a través de esta técnica suelen tener defectos. Ahora, investigadores canadienses aseguran haber resuelto, en parte, el problema. En un estudio publicado hoy en la revista «Current Biology», los investigadores del Centro de Investigación del Hospital de la Universidad de Montreal afirman haber logrado reducir el número de defectos en embriones de ratón en el laboratorio. Y esperan que, a medio plazo, su descubrimiento pueda mejorar las posibilidades de que las parejas infértiles tengan hijos. Alrededor de la mitad de los embriones generados durante la fertilización in vitro contiene células con un número anormal de cromosomas. Esta anomalía, llamada aneuploidía, se conoce muy bien en biología reproductiva y se considera una causa importante de infertilidad. En España, una de cada cinco parejas se enfrenta en la actualidad al problema de la infertilidad «En nuestro estudio hemos hallado una de las causas de esta anomalía: se debe a un defecto en un mecanismo llamado ‘punto de control del huso», explica Greg FitzHarris. Además, «hemos visto que si manipulamos este punto de control en los embriones de ratón con un fármaco podemos reducir las posibilidades de error en aproximadamente la mitad». Al administrar la dosis correcta de esta sustancia sintética, llamada proTAME, los investigadores observaron que un mayor porcentaje de células de cada embrión de ratón tenía un número normal de cromosomas. En ratones, un ovocito normal (óvulo) contiene 20 cromosomas, mientras que en humanos contiene 23. La aneuploidía se conoce muy bien en biología reproductiva y se considera una causa importante de infertilidad Y en los humanos Debido a que se trata de datos preliminares obtenidos en animales, FitzHarris enfatiza que es muy importante tener cuidado con su aplicación a los humanos. «El potencial para transferir la técnica a los humanos está claro, y estoy seguro que a las clínicas de fertilidad querrían probarlo con la esperanza de crear 'mejores embriones'. Sin embargo, -advierte- sería muy irresponsable en estos momentos implementar clínicamente este concepto, antes de que las pruebas de seguridad se hayan realizado con éxito».
Ahora en portada
carlinopticabeepfonda

VEA MÁS NOTICIAS

Noticias Mallorca