Part Forana
1.500 habitantes de los sectores de sa Volta y es Serralt de Manacor ya disponen de agua potable en sus domicilios

1.500 habitantes de los sectores de sa Volta y es Serralt de Manacor ya disponen de agua potable en sus domicilios

Actualizado el 23/01/2023 14:28                Compartir

ue distribuye la planta potabilizadora piloto del Ayuntamiento de Manacor. Un total de 470 viviendas y locales de Manacor, además de la escuela de infantil y primaria Jaume Vidal i Alcover, ya pueden utilizar el agua del grifo para beber y cocinar.

Este mojón ha sido posible gracias a la proximidad de estos dos sectores de Manacor respecto a la planta potabilizadora piloto, que también desde hace un año, ya proporcionaba agua a tres fuentes públicas de agua potable.

"La llegada del agua potable a 470 casas y una escuela es un paso histórico, pero sólo es el primero porque nuestro objetivo es llegar a todo Manacor ya todo el municipio. Hoy demostramos que ahora va de verdad, que el trabajo que hace el Ayuntamiento de Manacor a través de la SAM para llevar el agua potable a todo Manacor, llegará en 2024", ha asegurado el alcalde de Manacor, Miquel Oliver, desde la cocina del CEIP Jaume Vidal i Alcover, donde se ha hecho público el hito histórico. Este primer paso llega mientras el Ayuntamiento y la SAM trabajan para construir la planta potabilizadora más grande y definitiva. Este mes de diciembre, el Ayuntamiento de Manacor ya adjudicó la construcción de esta planta potabilizadora que proporcionará agua potable a toda la ciudad. Han acompañado al alcalde la presidenta de la SAM, Cristina Capó; el vicepresidente de la SAM, Sebastià Nadal; y el gerente de la SAM, Francesc Grimalt.

En el sector de sa Volta, el agua potable llega a unas 330 viviendas y locales. En el sector de es Serralt llega a unas 140 viviendas y locales, incluida la escuela de Jaume Vidal, que cuenta con 450 alumnos y servicio de comedor. El agua potable, entre viviendas y locales, alcanza ya una población residente aproximada de 1.500 personas más los 450 alumnos del CEIP Jaume Vidal i Alcover.

El consumo medio diario de los sectores de sa Volta y es Serralt es de 185 metros cúbicos al día. Los vecindarios pueden comprobar si su contador pertenece al sector 24 o 25, ya que la SAM ha puesto pegatinas en los contadores de agua indicándolo, explicaron Capó y Nadal.

La SAM también ha instalado recientemente una tercera fuente de agua potable en el paseo de Fartàritx, que se suma a las dos que desde finales de 2021 hay frente a las instalaciones del depósito municipal de agua.



VENTAJAS DE LA LLEGADA DEL AGUA POTABLE A MANACOR



1. DERECHO BÁSICO

Debido a la importancia que tiene el agua potable para los seres humanos, es vital el reconocimiento y garantía del derecho humano a disponer de agua potable. La Declaración Universal de Derechos Humanos reconoce el derecho humano al acceso al agua potable y al saneamiento.



2.- CALIDAD DEL AGUA

El agua del grifo que ya sale en los sectores de sa Volta y el Serralt es de máxima calidad y ha pasado por todos los controles sanitarios que marca la legislación. Los controles de calidad durante todo el proceso son muy rigurosos y permiten beber y cocinar con este agua sin perjuicio de la salud.



3.- AHORRO ECONÓMICO

Una familia de cuatro miembros gasta unos 1.400 euros al año de media en agua envasada, sólo por beber. A este cálculo hay que sumar lo que cada familia consume a diario para cocinar. El agua del grifo es más barata que el agua embotellada. A este ahorro, además también hay que sumarle el combustible que gastamos en los desplazamientos para ir de compras, si lo hacemos con vehículo motorizado.



4.- REDUCCIÓN DEL CONSUMO DE PLÁSTICO DE UN SOLO USO

El agua de Manacor hace obligatorio el consumo de agua embotellada para beber y cocinar. Con la potabilizadora, el agua del grifo contribuye a reducir residuos, ni en forma de botellas o barrales de plástico ni de aguas sucias consecuencia de los distintos procesos de una planta de embotellado. También ahorra las emisiones del transporte de estas botellas y charcas de agua para llegar hasta el supermercado.

Una familia de cuatro miembros debería consumir un promedio de 2.920 litros de agua al año, sólo para beber, y unos 1.277 litros anuales para cocinar, lo que supone 700 vallas de agua al año. En términos medioambientales, este consumo supone más de 126 kilos de plástico y una cantidad de CO2 similar emitido en la atmósfera durante su fabricación y transporte.



5.- MENOS IMPACTO SOBRE EL MEDIO AMBIENTE

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el impacto sobre el medio ambiente es al menos 100 veces superior si se consume agua envasada que si se consume agua del grifo. Este cálculo incluye la fabricación, generación y gestión de residuos y transporte.



6.- COMODIDAD

Compare el simple gesto de abrir el grifo con el tiempo y esfuerzo que invertimos en trasladar barrales y botellas del supermercado a nuestra casa. Esto, por no hablar del espacio que ocupan en casa y el tiempo y esfuerzo que nos supone tener que reciclar después. Beber agua del grifo y poder utilizarlo para cocinar nos evita todas estas molestias e inconvenientes.



7.- ELECTRODOMÉSTICOS MÁS LONGEVES

La calidad del agua y su composición tiene una relación directa con el mantenimiento y vida útil de todos los electrodomésticos y otros elementos que dan servicio a un hogar. Por tanto, cada vez que se consigue suministrar agua de calidad se está consiguiendo un ahorro en cuanto al mantenimiento de los electrodomésticos, que pasan a ser más longevos.



AGUA POTABLE EN MANACOR EN 2024

La planta potabilizadora definitiva de Manacor se construirá en las instalaciones del depósito de agua de la Empresa de Servicios de Manacor (SAM), en el polígono agroalimentario. El proyecto tiene un plazo de ejecución de ocho meses, por lo que se estima que en 2024 el agua potable llegará a todos los hogares de la ciudad de Manacor. El proyecto salió a licitación en noviembre por 3,8 millones de euros y finalmente se ha adjudicado por 3,1 millones.

La planta potabilizadora será capaz de producir un máximo de 10.000 m3/día de agua apta para el consumo humano y se dividirá en tres líneas para adaptarse a las curvas de demanda de la población y poder alternar líneas para su mantenimiento y conservación, así como hacer frente a posibles averías y demandas punta. El caudal mínimo se situará en torno a los 150 metros cúbicos/hora y el máximo de los 350 m3/h, con un promedio de 236 m3/h. Cada línea producirá 138,9 m3/h y entrarán en funcionamiento de forma consecutiva según la demanda. El rendimiento eléctrico será de 0.5 kWh/m³ de agua potable producida. El rendimiento de la planta respecto al porcentaje de desecho será como máximo del 20% respecto al agua producida.

El 29 de diciembre de 2021, la planta potabilizadora piloto empezó a funcionar proporcionando agua potable a una fuente de agua potable que está abierta al público 12 horas diarias, de 8 ha 20 h, con un caudal de hasta 24 metros cúbicos por hora . La fuerte demanda, dada la calidad del agua, hizo que en mayo se instalara una segunda fuente.

El agua disponible para el suministro en la ciudad de Manacor no es adecuada para el consumo humano debido a la alta concentración de nitratos, con valores muy por encima de los límites exigidos por la normativa sanitaria. Con esta nueva infraestructura, se remediará esta situación que se da desde los años 80, cuando se puso en marcha el servicio de suministro de agua.

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca