Nacional

El Govern expone en Valencia la necesidad de fortalecer el sector público para vigilar la transición energética

El Govern expone en Valencia la necesidad de fortalecer el sector público para vigilar la transición energética

Actualizado el 21/05/2022 11:07                Compartir

El director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha participado este viernes en la I Jornada de intercambio de experiencias: acción climática y energética a nivel autonómico, junto con representantes de la Generalitat de Catalunya, la Generalitat Valenciana, el Gobierno de Canarias y el Gobierno de Aragón.

Durante la mesa redonda «Principales avances y perspectivas en la acción climática y energética de las CCAA: experiencias regionales», Malagrava ha expuesto la intención que tiene el Govern, a través de la Vicepresidencia y Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, de ampliar y modificar la actual Ley de cambio climático y transición energética, para poder hacerla más ambiciosa y que la administración pública debe hacer un esfuerzo para fortalecer todas aquellas áreas que tienen que ver con la transición energética, ya que «una buena gestión de los fondos que nos llegan es vital para poder realizar una modificación de nuestro modelo energético, que nos ayude a depender menos del exterior, a reducir las emisiones y a ser más eficientes». «Si conseguimos todo esto nos veremos beneficiados como sociedad, no solo a nivel económico, sino también a nivel de salud», ha dicho.

La actual Ley establece que las Illes Balears deben reducir un 40 % las emisiones contaminantes hasta 2030 y el director general ha explicado los pasos que se están siguiendo como institución para poder conseguirlo. En este sentido, ha informado que desde el Gobierno ya se está poniendo en marcha el Plan de Transición Energética, que establecerá un marco transversal de orientación y planificación de los objetivos, las políticas y las acciones para cumplir con la Ley de transición energética y cambio climático.

El objetivo de este Plan, ha indicado Malagrava, es que para 2023 las Illes Balears tengan las bases para un modelo económico sostenible, descarbonizado y resiliente al cambio climático, hecho que permitirá un crecimiento socialmente justo, inteligente y democrático. Así, este Plan pretende dar forma a la planificación de la política de transición energética y cambio climático balear, de forma que se pueda dar cumplimiento a los compromisos que emanan de la Ley de cambio climático y transición energética de las Illes Balears.

Por otro lado, también ha explicado la función que está realizando el Instituto Balear de la Energía, la primera empresa pública impulsada por un gobierno autonómico y que ya está ejerciendo de comercializadora al generar y distribuir energía limpia y a precio de coste a varios vecinos y vecinas de Mallorca. «Con la apuesta de los autoconsumos compartidos del IBE,» ha dicho Malagrava, «no sólo conseguimos una reducción de emisiones, ya que se genera electricidad a través del sol, sino que también ayudamos a las familias a bajar su factura de la luz. El Govern tiene claro que la transición energética tiene que ser socialmente justa, y es por eso que no olvidamos nunca el cariz social de nuestras políticas», ha dicho.

Así mismo, ha informado de la puesta en marcha del primer plan de autoconsumo de la Comunidad Autónoma, que se desarrollará en los edificios de la Administración Autonómica y que reducirá en 13 millones de euros la factura de la luz de la Administración de manera anual produciendo hasta 60 MW de potencia nuevos a través de energía fotovoltaica, de forma que acelerará la descarbonización de las islas. Con este plan se pasará del 2,4 % actual de renovables en la Administración pública a cubrir hasta el 34,4 % con estas instalaciones. Malagrava ha informado que el Plan está previsto para el periodo 2022-2026 y tiene una previsión de reducir cerca de 52.000 toneladas de CO2 al año, el equivalente a ocho meses al año sin vehículos en la Vía de Cintura de Palma.

Finalmente, el director general ha puesto de ejemplo las Illes Baleares en cuanto a tramitación y demanda de subvenciones para la transición energética. Así, ha puesto en valor el hecho de que las Islas lideren el ranking de ejecución de fondos europeos a nivel general y ha enfatizado que los destinados a la transición energética ya superan el 40 % de ejecución. Malagrava ha expresado la intención del Ejecutivo de llegar al 25 % de penetración de renovables a finales de 2023 y que, gracias a la demanda y a la ejecución de las subvenciones, todo apunta a que se cumplirá el objetivo.

movi

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca