Economía

Agricultura constituye Mesa del Vino para impulsar el sector vitivinícola de las Islas Baleares

Agricultura constituye Mesa del Vino para impulsar el sector vitivinícola de las Islas Baleares

Actualizado el 21/05/2020 09:46                Compartir

La conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación ha constituido la primera Mesa del Vino de las Islas Baleares. Se trata de una herramienta de trabajo que ha sido presidida por la consellera Mae de Concha, en la que han estado representados los consejos reguladores de las ocho marcas de calidad de vino de las Baleares (cómo son DO Binissalem, DO Pla i Llevant, la IGP Vi de la Terra de Malorca y las otras cinco IGP), el Consell Balear de la Producción Agroecològica, Unió de Pagesos, Asaja, UPA-Aia, Agrame, Cooperativas Agroalimentarias de las Islas Baleares, la Asociación de Petits Cellers, la Asociación de Bodegas de Santa Maria y los consells de Menorca, Eivissa y Formentera. A la reunión han asistido también el director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gabriel Torrens, la gerente de SEMILLA, Georgina Brunet, el jefe de servicio de Agricultura, Andreu Juan, y el jefe de gabinete, Fernando Fernández.

El objetivo es impulsar el sector vitivinícola de las Islas Baleares. En este primer encuentro se han tratado temas sobre la situación el sector del vino. Se han tratado cuestiones urgentes como las medidas por el sector que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación pondrá en marcha en breves a través de un Real decreto para hacer frente a la crisis de la COVID-19. Estas medidas hacen referencia, por ejemplo, a la cosecha en verde. Es decir, la compensación económica para la eliminación de una cantidad específica de uva para hacer vino y así reducir el potencial productivo y favorecer la eliminación de excedentes. También se ha hablado otras medidas como la destilación y el almacenamiento privado de vino.

Otra de los temas que se ha tratado es el decreto de la consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación para regular el potencial vitivinícola de las Islas Baleares. Actualmente ya se han recibido las alegaciones a este decreto, que tiene por objetivo poner límites a la llegada de derechos de plantación de viña procedentes otras comunidades autónomas. En las Islas hay actualmente 1.816 hectáreas de viña sembradas y amparadas bajo las ocho marcas de calidad existentes (DO Binissalem, DO Pla i Llevant, IGP Vi de la Terra de Mallorca, Vi de la Terra de Menorca, Vi de la Terra de Eivissa, Vi de la Terra de Formentera, Vi de la Terra Illes Balears y Vi de la Terra Serra de Tramuntana; 2639 hectáreas de viña sembradas que no están inscritas en ninguna marca de calidad o todavía no producen; y 569 hectáreas representan los derechos reconocidos de plantación y replantación.

Durante la reunión se ha tratado también el tema de la creación de una Denominación de Origen Mallorca, una petición que han hecho algunos representantes del sector del vino.

La Mesa del Vino trabajará en tres líneas: una más enfocada hacia los productores, otra hacia el sector de la vinificación y una tercera de promoción y comercialización.

La próxima reunión se celebrará en un plazo de un mes aproximadamente.

El objetivo es impulsar el sector vitivinícola de las Islas Baleares. En este primer encuentro se han tratado dudas y problemáticas sobre el sector del vino. Se 'han tratado cuestiones urgentes como las medidas por el sector que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación pondrá en marcha en breves a través de un Real decreto para hacer frente a la crisis de la COVID-19. Estas medidas hacen referencia, por ejemplo, a la cosecha en verde. Es decir, la compensación económica para la eliminación de una cantidad específica de uva para hacer vino y así reducir el potencial productivo y favorecer la eliminación de excedentes. También se ha hablado otras medidas como la destilación y el almacenamiento privado de vino.

Otra de los temas que se ha tratado es el decreto de la consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación para regular el potencial vitivinícola de las Islas Baleares. Actualmente ya se han recibido las alegaciones a este decreto, que tiene por objetivo poner límites a la llegada de derechos de plantación de viña procedentes otras comunidades autónomas. En las Islas hay actualmente 1.816 hectáreas de viña sembradas y amparadas bajo las ocho marcas de calidad existentes (DON Binissalem, DON Plano y Levante, IGP Vino de la Tierra de Mallorca, Vino de la Tierra de Menorca, Vino de la Tierra de Eivissa, Vino de la Tierra de Formentera, Vino de la Tierra Islas Baleares y Vino de la Tierra Serra de Tramuntana; 2639 hectáreas de viña sembradas que no están inscritas en ninguna marca de calidad o todavía no producen; y 569 hectáreas representan los derechos reconocidos de plantación y replantació.

Durante la reunión se ha tratado también el tema de la creación de una Denominación de Origen Mallorca, una petición que han hecho algunos representantes del sector del vino.

Mesa del Vino trabajará en tres líneas de trabajo: una más enfocada hacia los productores, otra hacia el sector de la vinificació y una tercera de promoción y comercialización.

La próxima reunión se celebrará en un plazo de un mes aproximadamente.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca