Braithwaite se gana la continuidad

Repetirá sistema Ronald Koeman ante el Osasuna, con un doble pivote en el que no estará Sergio Busquets, renqueante aún de su lesión de rodilla. Su puesto lo ocupará Pedri, que formará dupla con Frenkie de Jong, que regresa al equipo tras haber descansado ante el Dinamo de Kiev. No obstante, la gran sorpresa de la alineación que ha presentado el técnico holandés es la presencia de Martin Braithwaite, la primera titularidad en Liga. El danés también fue de la partida en Kiev y se convirtió en uno de los protagonistas al anotar dos goles, uno de ellos de penalti. Koeman ha decidido premiarle, demostrando que se abona a la meritocracia, por lo que el delantero será la referencia en punta de ataque. Por detrás tendrá a Messi, Griezmann y Coutinho, en una línea plagada de talento. También ha recibido su premio Óscar Mingueza, que en la Champions cumplió con creces al sustituir al lesionado Piqué. «Ha demostrado estar en una forma excelente para ayudar al resto de sus compañeros», explicó el ayudante de Koeman, Alfred Schreuder, en BarçaTV antes de que diera inicio el partido. Mingueza formará pareja en el eje de la zaga con Clément Lenglet. También configuran la zara Sergiño Dest y Jordi Alba. El lateral norteamericano se ha podido recuperar a tiempo de las molestias que ha sufrido esta semana tras regresar de Kiev, donde anotó un gol. La recuperación de Dest se antojaba clave, ya que Sergi Roberto es otro de los habitantes de una enfermería que ha dejado al Barça bajo mínimos, sobre todo en defensa. Esperando su oportunidad en el banquillo están Neto, Junior, Busquets, Aleñá, Pjanic, Riqui Puig, Trincao, Dembélé y Matheus Fernandes.

Polémica por el tirón de pelo a Marcelo dentro del área

La factura por aplazar Tokio 2020: 1.600 millones de euros

El aplazamiento por un año de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 representará un coste adicional de unos 1.600 millones de euros, según informaron este domingo medios nipones. Citando fuentes sin identificar, las agencias locales Kyodo y Jiji Press y los diarios Yomiuri y Nikkei indicaron con fuentes anónimas que el comité organizador de Tokio 2020 calcula que el coste extra llegará a unos 200.000 millones de yenes (1.605 millones de euros). Estas versiones coincidentes, que no han sido confirmadas por el comité organizador de Tokio 2020, indican que ese coste adicional no incluye el gasto que generará adoptar las medidas para evitar infecciones de coronavirus durante las competiciones olímpicas. Los JJ.OO. de este año debían haber comenzado el 24 de julio pasado, pero en marzo se optó por su aplazamiento hasta el 23 de julio de 2021 ante la expansión de la pandemia de coronavirus. Aún no está decidido cómo se repartirá el coste adicional que representará postergar las pruebas olímpicas por un año, aunque las versiones conocidas hoy indican que eso se conocerá en diciembre próximo. Los JJ.00. son financiados por los responsables olímpicos, el Gobierno de Japón y las autoridades metropolitanas de Tokio. Entre los costes adicionales se incluyen el gasto que implicará extender por un año la utilización de las sedes olímpicas, el alquiler de equipos, los costos de almacenaje y los gastos laborales extraordinarios. Con el fin de reducir la carga inicial de los JJ.00., el Comité Olímpico Internacional (COI) y el comité organizador nipón aceptaron simplificar lo programado para ahorrar unos 30.000 millones de yenes (241 millones de euros/289 millones de dólares). De acuerdo con el presupuesto más reciente, de diciembre de 2019, los JJ.OO. de Tokio 2020 iban a costar inicialmente 1,35 billones de yenes (10.839 millones de euros). En diciembre próximo se conocerá el presupuesto actualizado. Estaba previsto que, de ese presupuesto, casi el 90 % sería repartido a partes iguales entre el comité organizador y las autoridades metropolitanas de Tokio y el resto por el Gobierno de Japón.

El ex NBA Nate Robinson sufre un violento K.O. en su debut como boxeador

El Youtuber, actor y boxeador Jake Paul ganó este sábado por nocáut violento al exbase de la NBA Nate Robinson, en el segundo asalto de la pelea programada a seis.<blockquote class="twitter-tweet" data-width="550"><p lang="es" dir="ltr">Cuando creas que has tenido un mal día piensa en el debut como boxeador de Nate Robinson <a href="https://t.co/gwvNOyiE1G">pic.twitter.com/gwvNOyiE1G</a></p>&mdash; NBAclubESP (@NBAclubESP) <a href="https://twitter.com/NBAclubESP/status/1332947238046347265?ref_src=twsrc%5Etfw">November 29, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Paul, de 23 años, que ya había tirado tres veces a Robinson a la lona, le colocó una derecha a la contra al final del segundo asalto que dejó tendido boca abajo al exjugador de la NBA, sin que reaccionase durante varios minutos. Después de recobrar el conocimiento, Robinson, de 36 años, que hizo su debut como boxeador, tuvo que recibir ayuda para que pudiese abandonar el cuadrilátero instalado en el Staples Center, de Los Angeles, y que sirvió de aperitivo al combate estelar entre Mike Tyson y Roy Jones Jr. Paul tuvo el control de toda la pelea el sábado por la noche, derribando a Nate dos veces en el primer asalto y dos veces en el segundo, incluido el que le dejó nocáut. El ganador de la pelea, que ahora tiene una marca de 2-0, apenas conectó ocho golpes en lo que duró la pelea, pero todos llegaron a la cara de Robinson, quien jugó en la NBA hasta el 2015 en ocho equipos diferentes. Paul también expresó sus deseos de seguir en el mundo del boxeo por mucho tiempo y los expertos consideran que es joven, emocionante de ver y se está convirtiendo en un verdadero atractivo, factores que podrían darle la opción de iniciar una carrera como profesional. El ganador del combate dijo que está listo para enfrentarse a otro rival y seguir creciendo como boxeador.

Desconcentración, dos regalos y quinta lesión de Hazard

Se cumplió la ley de Murphy. Todo podía ir a peor y fue a peor. Penalti en contra, lesión de Hazard y un horrendo error de Courtois con los pies que costó el segundo gol del Alavés. No se sabe cuál de las tres cosas era más grave para el Real Madrid, pero todas fueron muy malas. Zidane señala la desconcentración del equipo en los primeros minutos como una clave de las derrotas. Lo dijo el día antes y se cumplió en el partido. Sucedió también ante el Cádiz. Lo temía, porque suele suceder en la Liga ante rivales teóricamente modestos. No ocurrió en el Camp Nou y en San Siro, en situaciones críticas. Qué casualidad. O no. No es casual. Es un problema. Los pupilos de Zidane regalaron los dos tantos. Era lo que más molestaba a su entrenador, que observa cómo la Liga se aleja para el campeón vigente. El semblante del técnico francés lo decía todo. Se movía desesperado por la banda con gestos de querer golpear el balón, de intentar saltar al campo sin poder. Su impotencia era absoluta. Todo lo ensayado en la disciplina defensiva saltaba por los aires con un desorden que lo soliviantó ostensiblemente. Solo Lucas, enorme actuación, se salvó de la quema. Courtois realizó también tres grandes paradas ante un Alavés que llegaba al contragolpe, pero el regalo del 0-2 le penalizó. «No tengo explicación», admitía el francés con sinceridad. «Hemos hecho el peor inicio de partido de la temporada y lo que más me preocupa y me molesta es que no hemos sabido cambiar la dinámica del partido», subrayaba. Para poner el tiro en la diana: «No tenemos regularidad». No se podían decir más cosas en menos palabras. Zidane señala la desconcentración del equipo en los primeros minutos como una clave de estas derrotas ante el Cádiz y el Alavés en Valdebebas. Lo dijo el día antes y se cumplió en el partido. Lo temía, porque suele suceder en la Liga ante rivales teóricamente modestos. No ocurrió en el Camp Nou y en San Siro, en situaciones críticas. Qué casualidad. O no. No es casual. Es un problema. El madridismo se lo temía. El conjunto blanco llegaba con el desgaste de Milán y el Alavés planteó un partido de contragolpe que el penalti temprano de Nacho radicalizó en sus formas. Los locales soportaron su quinta pena máxima en contra en tres partidos y se quejaron de tres penaltis en el área visitante, a Hazard, a Casemiro y a Marcelo, que Cordero Vega no señaló. La lesión del belga se produjo precisamente en ese posible penalti que protestó sin conseguir que el árbitro lo castigara. Hazard solicitó el cambio al sentir molestias en el muslo derecho. Puede ser un problema en el cuádriceps, que ya le hizo ser baja en septiembre. Es la quinta lesión de Hazard en su etapa en el Real Madrid. Hoy se someterá a un ecografía y mañana se le hará una resonancia para determinar el alcance concreto de su lesión. Era su tercer partido consecutivo y se ha vuelto a romper. El delantero vive un vía crucis que también tiene un problema psicológico, el miedo a la recaída.

Mike Tyson y Roy Jones Jr. honran al boxeo en una exhibición de altura

Los excampeones del mundo estadounidenses, las leyendas Mike Tyson y Roy Jones Jr. no desentonaron en su vuelta a los cuadriláteros y acabaron su pelea de exhibición, programada a ocho asaltos de dos minutos cada uno y celebrada en el Staples Center de Los Ángeles, con un digno combate nulo. Como se esperaba la pelea, que dejó a Tyson un bolsa de 10 millones de dólares que destinará a obras benéficas, y a Jones Jr., otros tres, no generó suspense, con los dos púgiles sin que pudiesen intercambiar golpes poderosos debido a las reglas establecidas por la Comisión Atlética de California. Los funcionarios de la comisión habían declarado que la lucha entre Tyson, de 54 años, y Jones Jr., de 51, no consistía en presentar a los hombres peleando con todo su esfuerzo, sino en un «combate duro» para mostrar sus habilidades. Ambos púgiles cumplieron a la perfección con lo establecido y lo hicieron tan bien que ni tan siguiera se pudo ver a un ganador. Cuando tanto Tyson como Jones Jr. estaban en su mejor momento, ambos fueron los mejores luchadores en sus respectivas divisiones, entretenidos, dominantes y, por un tiempo, imbatibles. Durante la pelea ambos intentaron realizar los golpes y movimientos que les hicieron famosos en su época. La pelea fue dura y violenta, pero con solo uno o dos golpes lanzados por cualquiera de los dos púgiles en la mayoría de los intercambios antes de que se agarrasen y trabajaran golpes cortos hasta que el árbitro Ray Corona los interrumpía. De vez en cuando, Tyson colocaba a distancia sus característicos ganchos de izquierda, mientras Jones Jr. mostraba destellos de su antiguo estilo, bailando y haciendo alarde de directos sin mirar. Tyson pareció acumular la mayoría de los primeros asaltos, al colocar los golpes más limpios y presionando a Jones Jr. en las acciones del cuerpo a cuerpo. Jones Jr. era el hombre más visiblemente fatigado en la esquina entre asaltos, pero continuó tratando de acabar el desafío, subiendo su rendimiento en los de la segunda mitad. Tyson dice que habrá más Ambos peleadores mostraron destellos de su antigua gloria, pero finalmente Tyson abrumó a Jones Jr. con su boxeo agresivo y lo superó con una estadística de 67 golpes, incluidos 35 al cuerpo, por 37 de su rival. Nada, en todo caso, que hiciese cambiar el resultado de las tarjetas de los jueces (76-76) Tyson expresó su deseo de seguir adelante con mas peleas de exhibición e incluso parecía interesado en protagonizar la «revancha» con Jones Jr. «Estoy acostumbrado a hacerlo durante tres minutos», declaró Tyson sobre la duración de los asaltos. «A veces, esos dos minutos se sintieron como tres minutos. Estoy feliz de tener esto en mi haber para seguir haciendo esto y llegar más lejos», aseguró. Sin embargo, Tyson descartó cualquier idea de volver al ring como profesional. «Esto es más grande que pelear y ganar el campeonato», subrayó Tyson sobre competir en exhibiciones en las que dona dinero a organizaciones benéficas. «Somos humanitarios y estamos ayudando a la gente».
Ahora en portada
carlinoptica

VEA MÁS NOTICIAS

Noticias Mallorca