Salud

Más de 14.400 mujeres han participado este año en el programa de detección precoz de cáncer de mama en Balears

Más de 14.400 mujeres han participado este año en el programa de detección precoz de cáncer de mama en Balears

Actualizado el 17/10/2020 13:03                Compartir

Más de 14.400 mujeres de Balears han participado este año en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, que retomó su actividad el mes de junio tras haber quedado suspendido temporalmente a causa del estado de alarma. Desde el mes de enero hasta el mes de septiembre, el Programa ha logrado una participación del 80 % gracias a la confianza que las mujeres han depositado en las medidas de seguridad que se han adoptado para evitar contagios de SARS-CoV-2, tal y como explican las responsables del Programa con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, que se celebra el lunes.

Así, hasta el mes de septiembre, se ha citado a 17.998 mujeres de Balears para hacerse una mamografía, de las que 14.406 han sido finalmente atendidas, lo que representa una participación del 80,04 %. De estas, 712 mujeres (el 4,94 % de las exploradas) han sido derivadas a los servicios oportunos para hacerles estudios complementarios con el objeto de llegar a un diagnóstico que confirme o descarte el cáncer.

Por islas, en Mallorca se ha llamado a 12.668 personas, de las que 10.097 han acudido a la cita (79,70 %). Han resultado positivas las pruebas de 542 mujeres, que han sido derivadas por estudios adicionales (5,37 %).

En Menorca, las mujeres citadas han sido 2.155 y se han realizado 1.818 mamografías (84,6 % de participación). De estas, 56 han sido positivas (3,08 %).

En Eivissa y Formentera, se ha citado a 3.026 y 149 mujeres, de las que han acudido a la cita 2.350 y 141 (77,66 %-94,63 %), respectivamente. Han resultado positivas 114 pruebas (4,85 % del total de las realizadas).

Impacto de la pandemia

La pandemia causada por la COVID-19 ha tenido un impacto elevado en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama.

Durante el estado de alarma se interrumpieron las invitaciones para realizar las mamografías de cribado de cáncer de mama debido al carácter no urgente del cribado y con el objeto de disminuir la transmisión a la población participante. Sin embargo, todas las unidades de diagnóstico mantuvieron la actividad para realizar estudios adicionales pendientes y los seguimiento urgentes.

El 19 de junio se retomaron las mamografías de cribado del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama manteniendo las medidas de seguridad establecidas: las citaciones se realizan de forma telefónica; para evitar aglomeraciones en salas de espera se han espaciado las citas y se pide puntualidad; se hace un cuestionario de salud, y se recuerdan las 3M: mascarilla, distancia interpersonal e higiene de manos.

Actualmente, además, para recuperar la actividad, se dan citas también los sábados y domingos.

Recursos del Programa

El Programa está dirigido por una oficina técnica que pertenece a la Dirección General de Salud Pública y Participación, formada por una médica coordinadora; 3 enfermeras que planifican las lecturas de mamografías, gestionan los resultados y realizan la derivación de usuarias con mamografías positivas, y 7 auxiliares administrativos que planifican y gestionan las citas, coordinándose con el Servicio de Salud de las Illes Balears.

Por otro lado, el Servicio de Salud dispone de 7 unidades de exploración con 8 mamógrafos: Hospital Universitario Son Espases, Hospital Universitario Son Llàtzer (2), Hospital Comarcal de Inca, Hospital de Manacor, Hospital Mateu Orfila, Hospital Can Misses y Hospital de Formentera. En estas unidades trabajan para el Programa 38 técnicos especialistas en radiología. Para hacer la doble lectura independiente de cada mamografía participan 22 radiólogos.

Asimismo, hay unidades de diagnóstico en 6 hospitales coordinadas con la oficina técnica. Participan servicios de radiología, ginecología, cirugía y anatomía patológica.

Recomendaciones d para la prevención primaria y secundaria del cáncer de mama

Cabe remarcar la importancia de mantener estilos de vida saludables que disminuyan el riesgo de sufrir cáncer de mama:

1. No fumar y, si se fuma, pedir asesoramiento para dejarlo.

2. Moderar o eliminar el consumo de alcohol.

3. Disfrutar de la dieta mediterránea.

4. Practicar ejercicio físico adaptado a la capacidad individual de forma regular.

5. Evitar el exceso de peso.

6. Conocer el cuerpo. Consultar si se detecta alguna anomalía (chichón, secreción o cambios en la piel de la mama).

7. Consultar si se tienen antecedentes familiares.

8. Si se cría, es mejor hacerlo con lactancia materna.

9. No consumir tratamientos hormonales sin indicación médica.

10. Si se tiene entre 50 y 69 años, participar en el programa de cribado. Si no se ha recibido la invitación se puede contactar llamando al 900 102 560 o a través de la web http://cancerdemama.caib.es.

El tumor maligno más frecuente en las mujeres y factores de riesgo

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en las mujeres, tanto a nivel mundial como europeo y en los países occidentales. En España se ha estimado que en 2020 se habrán diagnosticado 32.953 nuevos casos de cáncer de mama femenina.

Continúa siendo el tumor que más mortalidad provoca en mujeres. Sin embargo, continúa su tendencia descendente desde 1992. El riesgo de presentar un cáncer de mama antes de los 75 años es del 8 % en las mujeres europeas (1 de cada 12 mujeres).

Existen numerosos factores que influyen en el riesgo de sufrir cáncer de mama.

Como factores de riesgo no modificables destacan la edad, factores hormonales endógenos (exposición prolongada a altas concentraciones de estrógenos, por inicio temprano de menarquía o retraso de la menopausia), así como los antecedentes familiares.

Dentro de los factores de riesgo modificables, el tratamiento hormonal sustitutivo implica un incremento de riesgo del 20 % respecto a las mujeres que no recibieron este tipo de tratamiento. En el caso del tratamiento con anticonceptivos orales, depende de las combinaciones hormonales utilizadas.

El consumo de alcohol ha demostrado ser otro factor de riesgo para este cáncer, aumentando el riesgo hasta un 30 % en las mujeres que beben.

Los estudios sugieren un aumento moderado del riesgo de sufrir cáncer de mama en mujeres que fuman.

El parto es un factor protector y reduce un 10 % el riesgo frente a las mujeres que no han parido, al igual que la lactancia materna, que reduce el riesgo un 2 % por cada 5 meses de lactancia.

La actividad física se ha relacionado como factor protector para el cáncer de mama en las mujeres postmenopáusicas.

La presencia de una proporción mayor de grasa corporal incrementa el riesgo de cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas hasta un 10 % respecto a las mujeres no obesas.

La exposición a radiaciones ionizantes en procesos diagnósticos o terapéuticos médicos también incrementa el riesgo de cáncer de mama.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca