Cultura
El Consell de Mallorca instala una placa en el Teatro Principal en recuerdo de Xesc Forteza

El Consell de Mallorca instala una placa en el Teatro Principal en recuerdo de Xesc Forteza

Actualizado el 06/07/2024 16:15                Compartir

El Consell de Mallorca recuerda al actor, director y dramaturgo Xesc Forteza instalando una placa conmemorativa en el Teatre Principal de Palma. El presidente de la institución insular, Llorenç Galmés, ha anunciado, además, que día 4 de octubre se hará un gran homenaje a la Sala Pública coincidiendo con la Fira B! y el día de Sant Francesc. De este modo, se hará en colaboración del Institut d’Estudis Baleàrics y el Ayuntamiento de Palma.

Este sábado, 6 de julio, cuando se cumplen 25 años de la muerte de Forteza, se ha descubierto la placa en un pequeño acto en la Sala de Tertulias del Teatre Principal. Han asistido el presidente del Consell de Mallorca, Llorenç Galmés; la vicepresidenta y consejera de Cultura y Patrimonio, Antònia Roca, y el director del Teatre Principal, Miquel Martorell, además de diferentes profesionales de las artes escénicas y algunos compañeros de escenario y amigos de Xesc Forteza, como Joan Bibiloni, Joan Carles Bestard, Joan Monse o Joan Bonet.

El presidente Galmés ha destacado que “Xesc Forteza es una figura clave en las artes escénicas de Mallorca que transcendió más allá de nuestra tierra” y ha explicado que, “con este gesto sencillo, se quiere reconocer la huella imborrable que dejó el actor y dramaturgo”.

Francesc Forteza Forteza, más conocido por su nombre artístico de Xesc Forteza, nació el 1926 y desde muy pequeño ya subió a los escenarios en funciones escolares. El 1947 entró a la compañía Artis donde trabajó hasta que en el 1967 fundó su propia compañía con la que estrenó unos cincuenta montajes, con algunos títulos míticos como Majórica o Es viatge del tio capellà, entre muchos otros. A partir de aquí siguió una carrera meteórica hasta convertirse en uno de los actores y dramaturgos más populares del siglo XX en Mallorca.

Pero su carrera no se limitó a estrenar comedia y vodeviles con su compañía. Con Los Valldemossa y Margaluz hizo gira por numerosos países europeos como Dinamarca, Alemania, Inglaterra, Islandia... También protagonizó L’Avar, de Molière (1987), en un montaje del Centro Dramático de las Islas Baleares, o La gran ilusión, del Centro Dramático de la Generalitat de Cataluña, una obra que estuvo en cartelera más de cien días en el Teatre Romea de Barcelona.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca