El párkinson juvenil puede comenzar antes del nacimiento

Las personas que desarrollan la enfermedad de Parkinson antes de cumplir los 50 años pueden haber nacido con sus células cerebrales desordenadas. Según una nueva investigación del Hospital Cedars-Sinai (EE.UU.), estas personas podrían haber vivido todos estos años con las neuronas en esta situación, pero, al no haber síntomas, no habían sido identificadas. La investigación, que se publica hoy en «Nature Medicine», apunta a un medicamento que podría ayudar a corregir estos procesos de la enfermedad. El párkinson se produce cuando las neuronas cerebrales que producen dopamina, una sustancia química que ayuda a coordinar el movimiento muscular, se deterioran o mueren. Los síntomas, que empeoran con el tiempo, incluyen lentitud de movimiento, rigidez muscular, temblores y pérdida de equilibrio. En la mayoría de los casos, la causa exacta del error neuronal no está clara y, desafortunadamente, no existe una cura conocida. Cada vez hay más personas diagnosticadas con párkinson. En España se calcula que hay 150.000 personas afectadas. Y aunque la mayoría de los pacientes tienen 60 años o más cuando son diagnosticados, alrededor del 10% tienen entre 21 y 50 años. El nuevo estudio se centra en estos pacientes jóvenes. «El Parkinson de inicio juvenil es especialmente desgarrador porque golpea a las personas en la plenitud de la vida», señala Michele Tagliati, directora del Programa de Trastornos del Movimiento de Cedars-Sinai. «Esta nueva investigación aporta la esperanza de que algún día podamos detectar y tomar medidas tempranas para prevenir esta enfermedad en individuos en riesgo». Esta nueva investigación aporta la esperanza de que algún día podamos detectar y tomar medidas tempranas para prevenir esta enfermedad en individuos en riesgo El equipo de investigación generó células madre especiales, conocidas como células madre pluripotentes inducidas (iPSC), a partir de células de pacientes con enfermedad de Parkinson de aparición joven. Este proceso implica hacer ‘retroceder’ en el tiempo a las células sanguíneas adultas y conducirlas a un estado embrionario primitivo. Estas iPSC pueden producir cualquier tipo de célula del cuerpo humano, todas genéticamente idénticas a las propias células del paciente. El equipo utilizó los iPSC para generar neuronas de dopamina de cada paciente y luego las cultivó en el laboratorio y analizó las funciones de las neuronas. «Nuestra técnica nos aportó una ventana en el tiempo para ver cómo podrían haber funcionado las neuronas de dopamina al inicio de la vida de un paciente», explica Clive Svendsen, el autor principal del estudio. Los investigadores detectaron dos anomalías clave en las neuronas de dopamina: Acumulación de una proteína llamada alfa-sinucleína, que ocurre en la mayoría de las formas de la enfermedad de Parkinson, y lisosomas que funcionan mal, es decir, estructuras celulares que actúan como ‘cubos de basura’ para que la célula se descomponga y elimine las proteínas. Este mal funcionamiento podría causar la acumulación de alfa-sinucleína. Descubrieron que un medicamento, PEP005, redujo los niveles elevados de alfa-sinucleína tanto en las neuronas de dopamina en el plato como en los ratones de laboratorio «Lo que estamos viendo gracias a este nuevo modelo son los primeros signos de párkinson de aparición joven –afirma Svendsen-. Parece que las neuronas de dopamina en estos individuos pueden continuar manejando mal la alfa-sinucleína durante un período de 20 o 30 años, causando la aparición de los síntomas de párkinson». A continuación, los usaron su modelo iPSC para testar una serie de medicamentos que podrían revertir las anomalías que observadas. Descubrieron que un medicamento, PEP005, que ya está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) para el tratamiento de lesiones precancerosas de la piel, redujo los niveles elevados de alfa-sinucleína tanto en las neuronas de dopamina en el plato como en los ratones de laboratorio. El fármaco también contrarrestó otro defecto que encontraron en las neuronas de dopamina de los pacientes: niveles elevados de una versión activa de una enzima llamada proteína quinasa C, aunque el papel de esta versión de enzima en el párkinson no está claro. Los científicos planean investigar cómo PEP005, actualmente disponible en forma de gel, podría administrarse al cerebro para tratar o prevenir el párkinson de inicio joven. Además, determinarán si las anormalidades detectadas en las neuronas de los pacientes con párkinson de aparición temprana también existen en otras formas de la enfermedad.

Realizan en Japón el primer trasplante de músculo cardíaco de células iPS

Investigadores japoneses realizaron este lunes el p rimer trasplante de tejido muscular cardíaco en el que se han usado células de pluripotencia inducida (iPS), en su búsqueda de una alternativa a los trasplantes de corazón. La operación fue hecha por un equipo de la Universidad de Osaka (oeste) liderado por el cirujano cardiovascular Yoshiki Sawa en el marco de un estudio clínico para comprobar la efectividad y seguridad del tratamiento en un paciente con insuficiencia cardíaca grave, cuyo único tratamiento actual es el trasplante del órgano. La operación consistió en el trasplante de una lámina de tejido muscular cardíaco obtenido artificialmente a partir de células iPS que se trasplantó a las áreas afectadas del corazón. El tratamiento experimental se aplicará a 10 pacientes con cardiopatía isquémica, una enfermedad causada por un estrechamiento de las arterias coronarias que suministran sangre al corazón, según los detalles del ensayo recogidos por la agencia de noticias Kyodo. Otro equipo de la Universidad Keio, en Tokio, se está planteando realizar un trasplante experimental con músculo cardíaco hecho a partir de células iPS para comprobar la viabilidad de su uso en el tratamiento de la cardiopatía dilatada, una dilatación del corazón que causa debilidad y disminuye la capacidad de bombear sangre. Las iPS son un tipo de célula que se convierte en cualquier tipo de tejido mediante un proceso de reprogramación genética. El uso de este tipo de células resuelve en principio el dilema ético de trabajar con células madre de embriones que, como las iPS, poseen la misma capacidad de transformación celular, y supone un paso muy importante para el avance de la medicina regenerativa. Las células iPS ya se han utilizado en Japón para realizar pioneros trasplantes de retina o para fabricar fármacos para tratar una enfermedad ósea extremadamente rara y de origen genético.

Las mujeres españolas practican menos actividad física que las europeas

La inactividad física aumenta en más del 20% el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular. A pesar de esto, se estima que el 25% de las mujeres y el 22% de los hombres en Europa son físicamente inactivos. Son datos de un informe publicado por la European Heart Network (EHN), entidad de la que forma parte la Fundación Española del Corazón (FEC). En el análisis se ponen de relieve los beneficios de la actividad física para el corazón y se denuncia la infrautilización de medidas políticas para promover la actividad física entre la población con el fin de prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares. Tal y como remarca el Dr. José Luis Palma, vicepresidente de la FEC, «España no está del todo bien posicionada respecto a Europa en cuanto a práctica de ejercicio físico se refiere». Entre el 20 y el 29,9% de los hombres españoles no realiza actividad física, mientras que entre el 30 y el 39,9% de las mujeres son físicamente inactivas, lo que las sitúa por encima de la media europea. «Nunca es tarde para empezar a hacer actividad física y cualquier ejercicio es mejor que nada, aunque más es mejor» Para el vicepresidente de la FEC, estas cifras son «preocupantes» y defiende, como promueve la EHN, que «nunca es tarde para empezar a hacer actividad física y cualquier ejercicio es mejor que nada, aunque más es mejor». Beneficios de la actividad física La actividad física es beneficiosa tanto para las personas sanas como para los que ya sufren una enfermedad cardiovascular. En adultos sanos de todas las edades, disminuye la incidencia de hipertensión arterial y de diabetes tipo 2, así como la incidencia de enfermedades cardiovasculares y la mortalidad por esta causa. «En el caso de las embarazadas también se asocia a menor riesgo de desarrollar diabetes gestacional», puntualiza el Dr. Palma. La actividad física también ha demostrado efectos beneficiosos en aquellos pacientes que tienen una enfermedad cardiovascular. Por eso, «son necesarios programas de rehabilitación cardiaca flexibles, individualizados y basados en esquemas adaptados a las circunstancias y necesidades de cada paciente», dice el Dr. Palma. También se entienden como actividad física todas aquellas actividades diarias como caminar, montar en bicicleta, subir escaleras, o jugar y divertirse activamente en el caso de los niños Actividad física en adultos y niños Según la definición clásica, se entiende por actividad física cualquier movimiento del cuerpo producido por los músculos esqueléticos que exija un gasto de energía. «Esto significa que además de la práctica de ejercicio o de un deporte de forma deliberada, también se entienden como actividad física todas aquellas actividades diarias como caminar, montar en bicicleta, subir escaleras, o jugar y divertirse activamente en el caso de los niños», aclara el vicepresidente de la FEC. Para los adultos, la recomendación básica se centra en una actividad regular de al menos 150 minutos a la semana de intensidad moderada, 75 minutos a la semana de actividad física de intensidad vigorosa o una combinación equivalente. En el caso de los niños de entre 5 y 17 años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda: •Al menos 60 minutos de actividad física diaria de intensidad moderada a vigorosa. Toda actividad física que supere los 60 minutos diarios proporcionará beneficios adicionales para la salud. •La mayor parte de la actividad física diaria debe ser aeróbica. Se deben incorporar actividades de intensidad vigorosa, incluidas aquellas que fortalezcan músculos y huesos, al menos tres veces por semana.

¿Cómo afecta la contaminación a nuestra salud cerebral?

El 28 de enero se celebra el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2, también llamado Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre. Se trata de un día designado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo concienciar y sensibilizar sobre los efectos del cambio climático y los impactos que éste ocasiona. La Sociedad Española de Neurología (SEN) se quiere unir a la conmemoración de este día informando sobre los efectos que la contaminación tiene sobre nuestra salud cerebral y el impacto que ésta tiene en el desarrollo de enfermedades neurológicas. «El hecho de que la contaminación afecta a nuestra salud en general, es algo que se conoce ampliamente, sin embargo, los efectos que esta tiene sobre nuestro cerebro aún es desconocida por muchos, principalmente porque ha sido solo recientemente cuando se ha comenzado a estudiar en detalle la relación entre la aparición de enfermedades neurológicas y la contaminación ambiental», señala el Dr. Pablo Eguia del Río, Vocal de la Sociedad Española de Neurología. La contaminación puede provocar una reducción en la capacidad cognitiva, en las habilidades intelectuales y en la memoria «Por eso, cuando hablamos de contaminación, inmediatamente pensamos en daños respiratorios, pero lo cierto es que un número creciente de estudios epidemiológicos realizados en todo el mundo, nuevos hallazgos en modelos animales y estudios de neuroimagen han hecho saltar la alarma porque se ha demostrado que la contaminación puede provocar una reducción en la capacidad cognitiva, en las habilidades intelectuales y en la memoria. Además, cada vez mas estudios sugieren que los agentes contaminantes que respiramos afectan directamente a nuestro cerebro y podrían influir al menos en parte, en la aparición de enfermedades neurológicas. Han sido varios los estudios que han encontrado una relación clara entre la exposición a la contaminación del aire con cambios de naturaleza funcional del cerebro, y, en concreto, apuntan a que una mayor concentración de contaminantes se relaciona con una menor maduración funcional de las redes cerebrales, básica para la actividad intelectual. La contaminación atmosférica está asociada con la neuroinflamación y al envejecimiento prematuro del sistema nervioso central. «Un estudio reciente impulsado por la Universidad de Yale (Estados Unidos) y la Universidad Normal de Pekín (China) incluso ha llegado a apuntar que después de tres años de alta exposición a contaminantes, las personas que participaron en la investigación tenían un rendimiento cognitivo similar al que supone perder un año de escolaridad», explica el Dr. Pablo Eguia. Por otra parte, también han sido varias las investigaciones que muestran que una exposición prolongada a la contaminación atmosférica está asociada con estrés oxidativo, neuroinflamación y al envejecimiento prematuro del sistema nervioso central. «Aunque sería preciso realizar más estudios al respecto, por lo que se ha visto hasta ahora, enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson, la esclerosis múltiple o la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), entre otras enfermedades neurodegenerativas, podrían verse agravadas por procesos de neuroinflamación producidos por la contaminació», señala el Dr. Pablo Eguia. «Un estudio realizado en Canadá concluyó que las personas que vivían a menos de 50 metros de una carretera tenían mas riesgo de desarrollar demencia No obstante, otros estudios han ido incluso más allá apuntando que la exposición a la contaminación atmosférica, principalmente a metales como el mercurio y el plomo, son un factor de riesgo para el desarrollo de este tipo de enfermedades neurodegenerativas y también para otras como la epilepsia». La contaminación atmosférica también se ha relacionado con un mayor riesgo de sufrir un ictus. El Global Burden of Disease señalaba hace poco que hasta el 30%de los ictus que se producen cada año en todo el mundo podrían ser atribuibles a los contaminantes del aire. Y es que la contaminación atmosférica se ha relacionado con estados pro-trombóticos. Por lo tanto, la contaminación podría influir tanto en el incremento de casos de ictus isquémicos –supone aproximadamente el 80% de los casos de ictus que se producen cada año, causados por trombos que interfieren en la circulación de la sangre al cerebro- o, tal y como apuntaba una investigación presentada recientemente en la última Reunión Anual de la SEN, en la gravedad inicial del ictus y en el pronóstico a corto plazo. La contaminación podría influir tanto en el incremento de casos de ictus isquémicos –supone aproximadamente el 80% de los casos de ictus que se producen cada año También en la 71ª Reunión Anual de la SEN, otra investigación señalaba que las concentraciones de diferentes contaminantes ambientales podrían actuar como un desencadenante de migraña, incrementando la necesidad de atención a los pacientes en los servicios de urgencias. En todo el mundo, más de 9 millones de personas fallecen cada año por causas atribuibles a la contaminación atmosférica. Además, la contaminación causa más de 3 millones de muertes prematuras, unas 27.000 en España. «Reducir la polución ambiental no solo ayudaría a evitar muchas de las muertes que se producen cada año, sino que también podría frenar el aumento de casos de enfermedades cerebrovasculares y neurodegenerativas”, concluye el Dr. Pablo Eguia.

Este es el yogur más saludable del supermercado

Elegir un yogur en el supermercado es toda una aventura. Los lineales dedicados a este producto y a otras leches fermentadas son tan extensos que, salvo que se tenga muy clara la preferencia, es fácil perderse. Lo importante es saber qué queremos comprar y no dejarnos llevar solo por los reclamos publicitarios. Hay que mirar siempre la lista de ingredientes. Si estamos buscando un producto fiel a la receta tradicional y lo más saludable posible, las expertas consultadas por ABC Salud lo tienen claro: el yogur más recomendable es el natural. «Yo me iría al producto más básico y sencillo: leche y fermentos lácticos. Sin azucarar y sin edulcorar y sin 0,0 de nada. Un yogur natural entero, con su materia grasa, pero sin azúcares añadidos», aconseja Ana Márquez Guerrero, dietista-nutricionista de Nutrisana Educación. De la misma opinión es la doctora Ana Zugasti, vocal de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (Seen), que explica que, en un yogur natural no endulzado, los 4-5 gramos de azúcares que figuran en la tabla nutricional «corresponden con la cantidad de lactosa naturalmente presente en la leche que se utiliza para hacer el yogur». Para confirmar que no lleva azúcar añadido , hay que revisar que no aparezca como tal en la lista de ingredientes «o bajo algún seudónimo como melaza, concentrado de fruta, jarabe de fructosa, etc», añade la doctora Zugasti. Para algunos el problema con el yogur natural es su sabor ácido. Si queremos endulzarlo, Ana Márquez propone añadir ingredientes como pasas, orejones o cacao puro en polvo. Tampoco se muestra en contra de ponerle un poco de azúcar o miel, pero siempre que nosotros controlemos las cantidades. Lo ideal, menos de una cucharadita (5 gramos). Una cantidad pequeña comparada con el azúcar añadido de algunos yogures del súper, que alcanzan los 15 gramos por cada envase de 125 gramos. Más de la mitad del consumo de azúcar libre diario recomendando por la OMS (25 gramos). La densidad energética del yogur natural es baja, por lo que hay que valorar si realmente merece la pena optar por opciones 0% grasa. Hay que fijarse muy bien en la etiqueta porque los yogures desnatados pueden contener más cantidad de azúcar añadido o jarabes de fruta para compensar la pérdida de sabor. También están las opciones 0,0, sin azúcares ni grasas, pero en estas versiones abundan los edulcorantes y otros aditivos, ingredientes sin ningún valor nutricional, para que el producto sea gustoso al paladar. «En una ingesta diaria de 1-2 yogures al día es más importante controlar y limitar la cantidad de azúcar que lleve el yogur que la cantidad de grasa», revela la doctora Ana Zugasti. La médico especialista en endocrinología recuerda que la grasa láctea contiene ácidos grasos fácilmente absorbibles, que constituyen una fuente de energía inmediata y presentan una baja tendencia a acumularse en nuestro organismo. «La fracción grasa de los lácteos tiene también importancia por ser el vehículo de otros nutrientes, como las vitaminas liposolubles, especialmente vitaminas A, E y D, y por contener otros compuestos de potencial interés para la salud, como esfingomielina y otros esfingolípidos, y ácido linoléico conjugado», añade. El yogur, además, es una buena fuente de calcio y otros minerales como magnesio, potasio y cinc, contiene vitaminas del grupo B, y es una fuente excelente de proteínas de alta calidad. Hasta el momento, los estudios sobre el consumo de yogur apuntan a una relación beneficiosa sobre diversas patologías crónicas como obesidad, sobrepeso, síndrome metabólico, o diabetes, aunque son necesarias más investigaciones para poder establecer una relación causal.

Dolor de espalda: El tratamiento bueno, efectivo y «barato» para aliviarlo

Seguro que está en la lista de sus propósitos de año nuevo, en los primeros puestos. Si ya lo hacía; hacerlo más y, si no, empezar a hacerlo. Hablamos del ejercicio, uno de los grandes protagonistas del mes de enero. No importa si lo ha hecho antes o no, ni la edad ni condición, ni si está o no en forma, lo importante es hacerlo. Por si no teníamos suficientes motivos para creer en su poder, ahora se ha demostrado que practicarlo también es clave en el tratamiento del dolor lumbar. Y es que según un meta-análisis de datos individuales, realizado por 35 investigadores internacionales -que han compendiado y reanalizado los datos de los 3.514 pacientes que habían participado en los principales ensayos clínicos realizados en todo el mundo para evaluar el efecto del ejercicio en el tratamiento del dolor lumbar- «el ejercicio reduce el dolor en más de un 20%, mejora el grado de discapacidad en un 23% y ofrece un 380% más de posibilidades de sentirse globalmente recuperado». Al parecer, su efecto es mayor en los pacientes que no tienen un índice de masa corporal elevado, que toman fármacos para controlar su dolor y que no deben realizar grandes esfuerzos físicos en su trabajo. Pero, si no es su caso, no se preocupe, también le beneficia. «Este estudio confirma que el ejercicio tiene un efecto positivo y de magnitud significativa en todos los pacientes. Sus resultados no permiten individualizar el ejercicio más efectivo para un paciente concreto, pero resultados previos sugieren que, aunque en algunos pacientes un tipo específico de ejercicio pueda ser mejor que otro, las diferencias entre un tipo de ejercicio y otro son relativamente pequeñas, y menores que las diferencias entre hacer cualquier tipo de ejercicio y no hacerlo. Lo fundamental es practicar algún tipo de ejercicio de manera regular, sea el que sea, y mantenerlo en el tiempo», señala Francisco Kovacs, de la Unidad de Espalda Kovacs del Hospital Universitario HLA-Moncloa, director de la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE) y único investigador español participante. Además, es beneficioso «con independencia del sexo, nivel educativo o edad del paciente, el tipo de ejercicio aplicado, la manera de realizarlo (individualmente o en grupos), la intensidad del dolor, la existencia o no de dolor irradiado y otras muchas características individuales», añade. Su resultado ha sido publicado en la revista científica más importante del mundo en el ámbito de la medicina deportiva, «British Journal of Sports Medicine». «El ejercicio ha demostrado muchos efectos positivos sobre muy diversas afecciones (incluyendo, además de la lumbalgia y otras dolencias osteomusculares, enfermedades cardiovasculares, metabólicas y psicológicas). Además de tener pocas contraindicaciones absolutas, carecer de efectos secundarios y ser tremendamente barato (obviamente si se desea puede encarecerse, pero muchos deportes tienen un coste cercano a cero, como correr, nadar o hacer gimnasia en instalaciones públicas). Por eso, en el ámbito sanitario hace tiempo que se considera a la vez un tratamiento y una medida preventiva, y se prescribe en la sanidad pública y privada», afirma Kovacs. Un argumento importante teniendo en cuenta que el dolor lumbar inespecífico es la primera causa de discapacidad en todo el mundo, y el dolor crónico que genera más gasto social. «Desde el punto de vista investigador, este estudio identifica factores que se asocian a la magnitud del efecto del ejercicio, lo que es necesario para poder diseñar nuevos estudios que exploren la posibilidad de que, en el futuro, se pueda individualizar con una base científica el tipo de ejercicio que es más probable que beneficie más rápida o intensamente a un paciente concreto», concluye.

El lugar donde vives y el aire que respiras puede afectar la forma en que se desarrolla tu cerebro

La exposición a la contaminación del aire relacionada con el tráfico durante los primeros años de vida se asocia con cambios estructurales en el cerebro a la edad de 12 años. Lo afirma un estudio realizado en el Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati (EE.UU.) que se publica hoy en «PLOS One». Los investigadores han visto que los niños con niveles más altos de exposición a este tipo de contaminación en sus primeros años de vida, a la edad de 12 años tenían un menor volumen de materia gris y el grosor cortical en comparación que estuvieron expuestos a menos niveles de exposición. «Los resultados de este estudio, aunque son exploratorios, sugieren que el lugar donde vives y el aire que respiras puede afectar la forma en que se desarrolla tu cerebro», advierte Travis Beckwith, autor principal del estudio. Y, añade, «aunque esta de pérdida es mucho menor de lo que podría observarse en una enfermedad degenerativa, sí puede ser suficiente para influir en el desarrollo de varios procesos físicos y mentales». Aunque esta de pérdida es mucho menor de lo que podría observarse en una enfermedad degenerativa, sí puede ser suficiente para influir en el desarrollo de varios procesos físicos y mentales La materia gris incluye regiones del cerebro involucradas en el control motor y en la percepción sensorial, como ver y oír. El grosor cortical refleja la profundidad exterior de la materia gris. El trabajo encontró que las regiones específicas en los lóbulos frontal y parietal y el cerebelo se vieron afectadas con disminuciones del orden del 3 al 4 por ciento. Los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética para obtener imágenes anatómicas del cerebro de 147 niños de 12 años. Estos niños forman parte del Estudio de Alergia y Contaminación del Aire de la Infancia de Cincinnati (CCAAPS), que reclutó voluntarios antes de que cumplieran los seis meses de edad para examinar la exposición de la primera infancia a contaminación del aire relacionada con el tráfico y sus consecuencias sobre la salud. Estudios previos sobre la contaminación del aire relacionada con el tráfico sugieren que contribuye a enfermedades neurodegenerativas y trastornos del desarrollo neurológico. Este trabajo apoya que este tipo de contaminación cambia la estructura del cerebro en las fases iniciales de la vida.

La importancia de la ‘marca’

Según la normativa vigente, un medicamento puede autorizarse con una designación que responde bien a un nombre de marca o bien a la denominación común o científica acompañada de una marca o del nombre del titular de la autorización de comercialización. El médico tiene libertad para prescribir por marca en el ámbito del SNS, pues, según prevé la legislación, la prescripción de medicamentos y productos sanitarios se efectuará en la forma más apropiada para el beneficio de los pacientes a la vez que se protege la sostenibilidad del sistema. La obligatoriedad de la prescripción por principio activo en el ámbito del SNS, que en su día existió, fue eliminada y actualmente el médico puede recetar tanto por principio activo como por marca, salvo en el caso de los medicamentos no sustituibles, que deben ser recetados obligatoriamente por marca, sin perjuicio de que figure la denominación del principio activo. Identificarlo con facilidad La marca propuesta por el laboratorio debe ser aprobada por las autoridades sanitarias. A diferencia de la marca, los nombres de principios activos tienen un componente técnico porque se construyen conforme a reglas acordadas por la Organización Mundial de la Salud. La marca supone una ayuda sustancial para el paciente, puesto que suele ser mucho más fácil de recordar y de pronunciar que el principio activo, lo que facilita su identificación y favorece la adherencia al tratamiento. La marca supone una ayuda sustancial para el paciente, puesto que suele ser mucho más fácil de recordar. No es más cara ni para el SNS ni para el paciente Los medicamentos de marca tienen el mismo precio que los genéricos. En nuestro país, más del 82% de los medicamentos dispensados en farmacia están a precio de genérico, por lo que no importa desde un punto de vista de ahorro si la prescripción se realiza por principio activo o por marca. Ni al sistema sanitario ni al paciente (copago) le resulta más cara la receta por marca. Además, cuando la prescripción se realiza por denominación comercial en el ámbito del SNS, si el medicamento prescrito llegara excepcionalmente a tener un precio superior al precio menor de su agrupación homogénea, el farmacéutico sustituiría el medicamento prescrito por el de precio más bajo de su agrupación homogénea. El paciente puede elegir El paciente en función de los artículos 4 y siguientes de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, puede solicitar la prescripción de un determinado medicamento de marca, nunca de precio superior, a la vista de la propia experiencia y tras contrastar con el facultativo sus ventajas frente a cualquier otro de similares efectos terapéuticos. Mejor adherencia al tratamiento La prescripción por marca facilita el reconocimiento del medicamento por parte del paciente y permite establecer una vinculación continuada con el medicamento. La coincidencia entre la denominación de la prescripción en la receta y la denominación del envase real del medicamento dispensado refuerza la confianza médico–paciente. Además, la prescripción por marca evita cambios en la dispensación. La ley establece que, con carácter general, en la farmacia debe dispensarse el medicamento prescrito. En ciertos pacientes el cambio puede afectar negativamente a la evolución de su tratamiento, como en ancianos con tratamientos crónicos -que pueden llegar a duplicar la medicación al interpretar que la prescripción corresponde a un tratamiento distinto al habitual- o pacientes reticentes a los cambios, que pueden dejar de tomar el medicamento cambiado. Farmacovigilancia Los profesionales sanitarios tienen la obligación de notificar las sospechas de reacciones adversas de los medicamentos autorizados. Si la prescripción se realiza por marca se facilita la correcta cumplimentación de la notificación. La Tarjeta amarilla requiere que las notificaciones de medicamentos se realicen por su «nombre comercial» (no por su principio activo), con objeto de asociar a un medicamento concreto dicha notificación y poder informar, en su caso, al laboratorio afectado. Si se notifica solamente por principio activo no es posible atribuir a un medicamento concreto (y por tanto a un titular de la autorización de comercialización) la reacción adversa. Si la prescripción se realiza por principio activo es más difícil que el prescriptor tenga constancia cierta del envase finalmente dispensado en la farmacia. Si se notifica solamente por principio activo no es posible atribuir a un medicamento concreto (y por tanto a un titular de la autorización de comercialización) la reacción adversa. En ocasiones puede ser importante conocer el medicamento concreto que ha originado la notificación (porque puede deberse a un problema de calidad no relacionado con el principio activo). Estabilizar el tratamiento La continuidad de la marca en algunos colectivos de pacientes es especialmente relevante porque contribuye a mantener la estabilización de tratamientos instaurados. Cambios en la medicación pueden desestabilizar estos tratamientos. La continuidad del tratamiento mediante la prescripción definida por marca es lo más aconsejable para mantener adecuadamente la medicación pautada. Las compañías que comercializan medicamentos de marca mantienen responsablemente toda la gama de presentaciones La experiencia ha demostrado que algunas compañías de genéricos solicitan la autorización únicamente de las presentaciones más atractivas comercialmente dentro de una determinada gama, descartando la comercialización efectiva de dosis y formas farmacéuticas de limitado volumen de ventas y/o de precio bajo. La continuidad del tratamiento mediante la prescripción definida por marca es lo más aconsejable para mantener adecuadamente la medicación pautada. Si se incentiva la prescripción por principio activo, la viabilidad de la marca, que comercializa toda la gama de presentaciones, se debilita significativamente y puede llegar a desaparecer, puesto que la prescripción por principio activo se concentra, con políticas comerciales agresivas, sólo en determinadas presentaciones, por lo que muchas veces la marca queda relegada a presentaciones minoritarias. Reducir el desabastecimiento de determinados medicamentos Europa se encuentra actualmente en un escenario en el que los desabastecimientos de medicamentos maduros, muchos de ellos sin competencia genérica debido a su bajo precio, tienden a incrementarse. Los países necesitan, cada vez más, retener la capacidad de producción de este tipo de medicamentos que tienen un alto interés terapéutico para los pacientes y para los sistemas sanitarios. Las compañías de pequeño y mediano tamaño y compañías nacionales de medicamentos originales, pueden jugar un papel clave para minimizar los problemas de suministro de algunos de estos medicamentos clásicos (sin competencia genérica), puesto que tienen capacidad y experiencia para garantizar la fabricación de muchos de estos fármacos, en riesgo de desabastecimiento, si se les proporciona un reconocimiento a través de la marca. Desarrollo de las compañías de capital nacional Las compañías de capital nacional que poseen medicamentos originales propios comercializan, generalmente, medicamentos consolidados en el mercado e identificados por su marca de indiscutible importancia e interés para el SNS. Las empresas nacionales también pueden comercializar marcas de otros medicamentos originales, resultantes de acuerdos de licencia con laboratorios de dimensión internacional. Para estas compañías nacionales, que vertebran un importante tejido industrial en nuestro país, la marca es un verdadero activo empresarial, puesto que les permite diferenciar sus productos –y responder por ellos– y competir en el mercado. En consecuencia, la prescripción por marca es vital, porque supone el afianzamiento de estas empresas, que garantizan puestos de trabajo especializados, desarrollan una actividad industrial productiva, exportan, realizan tareas de investigación de carácter incremental y tienen, por tanto, una destacada importancia estratégica y económica para España. Cualquier acción que debilite la marca, como la preferencia de la prescripción por principio activo, tendría una negativa repercusión para este colectivo de empresas y podría llegar a poner en juego su viabilidad, puesto que en la mayoría de casos estas compañías carecen de la capacidad de reposición de su portafolio, como sí ocurre con las grandes compañías multinacionales, y no tienen la diversificación de éstas en diferentes mercados internacionales.

El ayuno temporal podría mejorar la eficacia de la inmunoterapia frente al cáncer de pulmón

La inmunoterapia basada en anticuerpos frente a PD-1 ha supuesto un gran avance en el tratamiento del cáncer de pulmón. Sin embargo, únicamente 1 de cada 5 pacientes se beneficia de esta terapia. Investigadores del Cima Universidad de Navarra han desarrollado un proyecto experimental innovador que incrementa la capacidad terapéutica de la inmunoterapia del cáncer de pulmón más frecuente (de células no pequeñas). Los resultados se han publicado en el primer número de la revista «Nature Cancer». Diversos estudios sugieren que condiciones de ayuno reactivan la inmunidad antitumoral y mejoran la capacidad terapéutica de la quimioterapia. «Siguiendo esta premisa, nos planteamos conocer cuál es el papel del ayuno en la inmunoterapia, y confirmamos que ciclos intermitentes de ayuno incrementan la capacidad antitumoral de anti-PD-1 en modelos animales de cáncer de pulmón», explica el Dr. Daniel Ajona, investigador del Programa de Tumores Sólidos del Cima y primer autor del trabajo. Los científicos analizaron los mecanismos moleculares que rigen este hallazgo y descubrieron que «el ayuno disminuye los niveles de una molécula (IGF 1), lo que sensibiliza a las células tumorales al tratamiento con inmunoterapia basada en anti PD-1». De acuerdo con esta observación, los resultados sugieren que los pacientes con cáncer de pulmón con niveles elevados de IGF-1 circulante responden peor a la inmunoterapia basada en anti-PD-1. «Estos descubrimientos podrían constituir la base para evaluar, en el contexto de ensayos clínicos, la capacidad del ayuno temporal o de la inhibición de IGF-1 de mejorar el rendimiento de la inmunoterapia frente al cáncer», asegura el Dr. Rubén Pío, director del Programa de Tumores Sólidos del Cima.
Ahora en portada
carlinopticafonda

VEA MÁS NOTICIAS

Noticias Mallorca