Salud

La nueva Unidad Básica de Salud en Montuïri doblará las consultas y triplicará la superficie del equipamiento

La nueva Unidad Básica de Salud en Montuïri doblará las consultas y triplicará la superficie del equipamiento

Actualizado el 18/12/2018 07:58                Compartir

La nueva Unidad Básica de Salud (UBS) de Montuïri doblará el número de consultas y triplicará la superficie destinada a equipamientos. La nueva edificación supondrá una mejora de la calidad asistencial que se ofrece a la población con unas instalaciones más amplias, cómodas y accesibles. El proyecto ya está redactado y actualmente se preparan los pliegos para llevar a cabo la licitación de las obras, que tendrán una duración prevista de 12 meses. El Servicio de Salud ha invertido 634.668 € en la nueva UBS de Montuïri.

La consejera de Salud, Patricia Gómez, ha presentado hoy el proyecto al Ayuntamiento de Montuïri. La han acompañado al alcalde del municipio, Joan Verger Rosiñol, el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster, y el arquitecto responsable del proyecto ganador, Toni Gelabert.

El nuevo equipamiento sanitario se ubicará en un solar situado a unos 250 metros de distancia de la actual UBS. Se doblará el número de consultas (de 3 a 6) y se triplicará la superficie actual (de 120 a 400 m2). Dispondrá de dos consultas de medicina familiar, dos de enfermería, una de pediatría y una de enfermería pediátrica, además de una sala de curas y una de extracciones. El nuevo edificio también tendrá vestíbulo, recepción, seis salas de espera y archivo. Con todo eso se resolverán los problemas derivados de la antigüedad del centro actual, como las barreras arquitectónicas —incómodas para los usuarios y para el personal—, los problemas de climatización o las limitaciones de aparcamiento.

La UBS de Montuïri pertenece en la Zona Básica de Salud de Vilafranca, junto con el Centro de Salud ses Roques Llises, a Vilafranca, y las UBS de Petra, de Porreres, de Ariany y de Sant Joan. Atiende a una población de 2.619 tarjetas sanitarias con una plantilla de dos médicos de familia, dos enfermeros, un pediatra y un auxiliar administrativo.

De enero a octubre del 2018, estos profesionales atendieron un total de 8.331 consultas de medicina de familia, 5.035 de enfermería, 595 de pediatría y 161 de enfermería pediátrica. Del total de estas 14.122 consultas, 925 fueron visitas domiciliarias.

La consejera ha explicado que la construcción de esta UBS forma parte del Plan de infraestructuras de atención primaria que puso en marcha el Servicio de Salud para mejorar y renovar los centros de salud y las unidades básicas de salud, cosa que supone una inversión de 16 millones de euros y actuaciones de reforma o nueva construcción en 13 centros de salud y en 10 unidades básicas de salud. Este Plan se enmarca dentro de una estrategia global para potenciar la atención primaria.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca