Part Forana

Terraferida: La siniestralidad en la autopista de Llucmajor a Palma triplica la de la carretera Llucmajor-Campos

Terraferida: La siniestralidad en la autopista de Llucmajor a Palma triplica la de la carretera Llucmajor-Campos

Actualizado el 23/03/2019 13:35                Compartir

La autopista Palma-Llucmajor es tres veces más peligrosa que la carretera de Campos. Así lo demuestra un estudio llevado a cabo por la Plataforma antiautopista a partir de los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Los datos que aporta la web de la DGT confirman que la carretera de Campos no es una de las más peligrosas de Mallorca, como se ha argumentado reiteradamente, y que las autopistas no mejoran para la seguridad.

La siniestralidad no puede ser el argumento para la construcción de una nueva autopista que, recordémoslo, estos días está arrasando 52 Ha (más de medio millón de metros cuadrados!) De labrantío y arboledas de gran valor agrario, paisajístico y ecológico. En el período 2014-17 (aún no están disponibles los datos de 2018) ha habido 4 víctimas mortales en accidente en la carretera de Campos y 12 en la autopista Palma-Llucmajor.

La diferencia en la intensidad media diaria de tráfico (IMD) no justifica esta desproporción y echa por tierra la pretensión de que la autopista sea más segura. Así, la autopista, con un aforo de 32.000 vehículos diarios (en el PK 20,6), triplica la siniestralidad de la carretera de Campos, con 22.000 vehículos diarios (PK 35,5). Es notablemente falso que la autopista sea más segura; al contrario: es más letal.

Recordemos que el pasado jueves, día 14, la consejera responsable de Carreteras, Mercedes Garrido, presentó en el Pleno de la institución un paquete de medidas «para reducir la siniestralidad en las carreteras». Entre las actuaciones que detalla la nota publicada en la web de la institución insular no se incluye la autopista de Llucmajor a Campos, aunque es el proyecto más costoso que ha emprendido el Consejo de Mallorca en toda la década. Las razones de seguridad han sido siempre el argumento aducido para la institución insular para justificar una obra de impacto desmedido (51,7 Ha de terreno de gran valor agrícola y paisajístico destruidas) y coste elevadísimo (33 millones de euros). Pues bien, en el mapa indicador de siniestralidad de 2017, publicado este mes por el propio Consell de Mallorca, no aparece la carretera de Llucmajor a Campos como uno de los puntos negros de la red viaria mallorquina. Entre los puntos negros, en cambio, aparecen numerosos tramos de vía rápida, o vías de acceso a las autopistas o próximas a estas infraestructuras.

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca