Sociedad
Consell y Salut firman un convenio para atender a 30 pacientes con cuidados de larga duración en la residencia de Pòrtol

Consell y Salut firman un convenio para atender a 30 pacientes con cuidados de larga duración en la residencia de Pòrtol

Actualizado el 05/05/2022 18:40                Compartir

El Consell de Mallorca, a través del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), y el Servei de Salut de la Conselleria de Salut i Consum del Govern de les Illes Balears han firmado un convenio para la prestación de asistencia sociosanitaria a pacientes con cuidados de larga duración en la residencia pública de personas mayores de Son Caulelles (Pòrtol), que gestionará el IMAS. El acuerdo cuenta con un presupuesto de 1.242.000 € y establece la concertación de 30 plazas a un precio de 115 € diarios que costeará el Servei de Salut mientras el paciente reciba la rehabilitación y atención sociosanitaria pertinente.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y la consellera de Salut i Consum, Patricia Gómez, se han mostrado satisfechas con este acuerdo, que permitirá mejorar la atención y recuperación de las personas mayores que así lo necesiten. Catalina Cladera ha recalcado que «continuamos con nuestra apuesta para reforzar los servicios sociales públicos e impulsar iniciativas y políticas pensadas a partir de las necesidades de las personas, en este caso de las personas mayores, con un acuerdo que permite aliviar plazas hospitalarias y que reciban la atención que necesitan en un espacio residencial».

«Es una colaboración muy satisfactoria para las dos partes, un trabajo de coordinación que hemos reforzado estos últimos dos años y ha permitido que las residencias públicas del IMAS fueran espacios seguros y lo más blindados posible a la pandemia» ha expresado la presidenta Cladera.

Por su parte, la consellera de Salut i Consum ha destacado que la colaboración entre instituciones es, precisamente, un objetivo marcado por la Estrategia de Atención a la Cronicidad para mejorar la atención y recuperación de los pacientes. «El convenio permitirá también aumentar la red de plazas hospitalarias, pero en un entorno más adecuado a las necesidades que pueden presentar estos pacientes», ha asegurado.

Las 30 plazas del convenio que hoy han firmado IMAS y Servei de Salut, están dirigidas a personas mayores de 65 años, o de 55 con discapacidad reconocida, con gran complejidad clínica y dependencia temporal o permanente que después de ser dadas de alta de hospitales de agudos u hospitales de atención intermedia requieren de cuidaos complejos o rehabilitación y que están a la espera de plaza residencial definitiva o de recibir otros recursos o apoyos que les permitan volver a su casa.

El objetivo es que durante su estancia, estos usuarios con déficits funcionales y cognitivos reciban los cuidados precisos mediante la aplicación de medidas de apoyo y preventivos, incluyendo atención social, tratamiento psicológico, médico y rehabilitador ajustado a las necesidades de cada usuario. La estancia máxima será de seis meses, prorrogables.

Estas 30 plazas se suman a las 10 que el IMAS tiene concertadas con el Servei de Salut en la residencia Bartomeu Quetglas de Felanitx desde el año 2016, para ofrecer una atención sociosanitaria a las personas mayores derivadas desde el Hospital de Manacor. Durante estos seis años, la llamada Unidad de Convalecencia de Felanitx ya ha atendido a 526 personas.

La futura residencia de Son Caulelles, de Pòrtol, será gestionada totalmente por el IMAS y contará con un total de 100 plazas para personas mayores dependientes. La institución insular aprobó el pasado mes de abril la creación de 114 nuevos puestos de trabajo públicos para profesionales que trabajarán en esta nueva residencia.

El convenio de hoy se ha firmado en el marco de una visita a las instalaciones de la Llar d’Ancians de Palma, a la cual también han asistido la consellera de Drets Socials y presidenta del IMAS, Sofia Alonso, el gerente del Servei de Salut del Govern, Juli Fuster, y la directora insular d’Atenció Sociosanitaria del IMAS, Elsa Herranz. Allí han podido comprobar de primera mano el funcionamiento de la farmacia del centro que, como todas las boticas de la red asistencial pública gestionada por el IMAS, recibe directamente de los hospitales de referencia la medicación de todos los y las residentes.

Además, tanto la farmacia del Llar d’Ancians como la de La Bonanova, están gestionadas por personal del Ib-Salut.

movi

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca