Salud
El proyecto «Hepatitis C Free Balears», pionero en España, consigue diagnosticar 124 casos activos en las Illes Balears

El proyecto «Hepatitis C Free Balears», pionero en España, consigue diagnosticar 124 casos activos en las Illes Balears

Actualizado el 28/07/2022 13:20                Compartir

Hoy se conmemora el Día Mundial de las Hepatitis Virales y con motivo de esta jornada, centrada en la concienciación de la enfermedad, la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha asistido a la presentación de las primeros resultados del proyecto «Hep C Free Balears. Eliminación de la Hepatitis C en las Illes Balears».

Se trata de un proyecto coordinado por la doctora Àngels Vilella, especialista en aparato digestivo del Hospital Universitario Son Llàtzer; el doctor Jeff Lazarus, del Grupo de Investigación en Sistemas de Salud de ISGlobal y profesor asociado de la Universidad de Barcelona, y la doctora María Buti, jefa del Servicio de Hepatología y Medicina Interna del Hospital Vall d’Hebron (Barcelona), que cuenta con el apoyo de Gilead Sciences, y en el que se propone un nuevo modelo de atención centrado en las personas que consumen drogas en Mallorca, Menorca e Ibiza, un segmento poblacional vulnerable con alto riesgo de infección por el virus de la hepatitis C (VHC) y con más dificultades para acceder a los servicios sanitarios habituales. A la presentación también han asistido Antoni Zamora, coordinador de las UCA de la Gerencia de Atención Primaria de Mallorca, Juanma Alonso, representante de las UCA del IMAS, Antonella C. Perrotta, representante de Projecte Home, y Cristina de Álvaro, Directora del departamento de Medical Affairs del área de Enfermedades Hepáticas de Gilead.

El objetivo del proyecto, sin precedentes en España, es eliminar el virus de la hepatitis C (VHC) en las Illes Balears por medio de un nuevo modelo, más cercano, para simplificar y agilizar el diagnóstico y la atención del VHC para las personas que consumen drogas.

Concretamente, se quiere llegar a los pacientes con antecedentes de consumo que son atendidos en las diferentes Unidades de Conductas Adictivas (UCA), a los usuarios de las unidades móvil de reparto de metadona, a usuarios de Projecte Home o que están en una de las prisiones de las Illes Balears, para hacer pruebas y vincular las personas que consumen drogas con la atención del VHC, además de acercar los servicios asistenciales a estas poblaciones.

Según ha explicado la doctora Àngels Vilella, desde que se puso en marcha este proyecto en abril de 2021 se han cribado 1.027 personas y de estas un 33% (339) presentaban anticuerpos de la hepatitis C. Así mismo, un 12 % (124) fueron diagnosticadas con la enfermedad, lo cual permitió iniciar el tratamiento en un 85 % de los casos (106).

De las 45 personas que han finalizado el tratamiento (y pasando las doce semanas que marca el protocolo para determinar si han superado la enfermedad) un 93 % de ellas (42) se curaron totalmente de la hepatitis C, unos resultados en consonancia con la efectividad que muestran los medicamentos de última generación que se administran a las personas infectadas por el virus.

La consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, se ha mostrado muy satisfecha de este proyecto, sin precedentes en el Estado, y que permitirá que las Illes Balears se posicionen como una de las regiones que más pronto logrará el objetivo marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de erradicar la enfermedad antes de 2030.

Este modelo de atención se ha implementado en los diecisiete centros de adicciones en las Illes Balears y consta de cuatro fases:

1) Reclutamiento y cribado de los pacientes con pruebas de diagnóstico rápidas e in situ, consistentes en un test rápido de saliva de detección de anticuerpos anti-VHC y un test de gota de sangre seca para confirmar la viremia.

2) Prescripción telemática del tratamiento y la dispensación desde los centros de adicciones.

3) Vinculación a la asistencia sanitaria.

4) Controles posteriores al tratamiento de la respuesta viral sostenida a las cuatro y doce semanas.

Las estrategias de diagnóstico y tratamiento in situ del VHC llevadas a cabo por el nuevo modelo de atención son ampliamente aceptadas por esta población de riesgo, como alternativa al modelo habitual, y evidencian cómo pueden ser tratadas y curadas. La prevalencia de infección activa (12 %) detectada por el proyecto «Hepatitis C Free Balears» pone de manifiesto las carencias del modelo habitual con las personas con adicción a las drogas y la importancia de reforzar las estrategias para aumentar la vinculación de esta población a la asistencia sanitaria, para evitar así la pérdida de los pacientes y conseguir que sean tratados y, por lo tanto, lograr eliminación de la hepatitis C.

El virus de la hepatitis C es una enfermedad altamente infecciosa que afecta a unos 58 millones de personas en todo el mundo. De los 1,13 millones de residentes que viven en las Illes Balears se estima que aproximadamente 1.350 individuos tienen el VHC sin tratar y de estos, la mayoría son personas que consumen drogas, uno de los principales grupos de riesgo de infección por el VHC a nivel mundial.

Priorizar enfoques de microeliminación, como el que se lleva a cabo con el proyecto «Hep C Free Balears. Eliminación de la Hepatitis C en las Illes Balears», centrados en esta población, es fundamental para lograr el objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS ) de eliminar el VHC antes de 2030.

movi

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca