Política
PSIB:'El Consell de Mallorca no podrá volver a celebrar como toca el Orgullo LGTBI hasta que Galmés no rompa con la ultraderecha de VOX'

PSIB:'El Consell de Mallorca no podrá volver a celebrar como toca el Orgullo LGTBI hasta que Galmés no rompa con la ultraderecha de VOX'

Actualizado el 28/06/2024 15:46                Compartir

Sólo un día después de que el presidente del Consell de Mallorca, el popular Galmés, rechazara una oferta de pacto presentada por la portavoz socialista Catalina Cladera, que planteaba mejoras y acuerdos en diferentes áreas del Consell, supeditadas a la ruptura del pacto PPVOX, y el expulsión de los dos consejeros ultraderechistas del Consejo Ejecutivo, vuelve a ponerse de manifiesto la “incongruencia y el desastre institucional” que provoca el fascismo en tareas de gobierno para los mallorquines.

"Ayer los consejeros socialistas les quitamos los colores -literalmente- a la bancada del PP", ha dicho de Juan, en relación a la exhibición de varios símbolos de apoyo al colectivo LGTBI durante la segunda sesión del Debate de Política General Insular. Galmés no había movido ficha sobre el apoyo de la institución al Orgullo LGTBI, y hoy se ha despachado con la exhibición de algunas pequeñas banderas en fachadas de Palacio Real y Misericordia, un mensaje a los perfiles institucionales, y una bandera puesta como estera en la escalera imperial del Palacio del Consell.

De Juan ha añadido que “Galmés ha decidido que el Orgullo se celebre de puertas por adentro, como le gusta a sus socios de VOX, en la intimidad. Esto lo hemos visto con la bandera que han desplegado en el interior del Palacio Real, en el suelo de las escaleras principales que suben a la sala de plenos”.

"Se trata de acciones improvisadas, sin ninguna planificación y lógicamente, sin ningún consenso institucional ni invitada a ningún acto por el resto de la corporación", ha lamentado de Juan, que ha acusado a Galmés de "intentar poner un parche a una situación que no tiene otra salida que la rotura del pacto de gobierno con VOX”. Precisamente es esta influencia del ideario de VOX lo que provoca la indecisión, la inacción o la flagrante carencia de decoro institucional del Consejo.

Una situación análoga a la provocada con la inexistencia de un pronunciamiento claro de defensa del honor y la memoria de Aurora Picornell como Hija Predilecta de Mallorca, tras el ultraje al que fue sometida su imagen en el Parlament de parte de su presidente, el ultra Gabriel Le Senne.

Galmés ha tardado 10 días en condenar los hechos y defender la figura de Picornell, lo hizo ayer en la segunda jornada del pleno, después de que nada dijera en su discurso del miércoles. "En ausencia de Galmés, los socialistas recordamos y dignificar la memoria de Aurora y la de las Rojas del Molinar, el miércoles, y quizás este hecho hizo reflexionar a Galmés, con 10 días de retraso", ha afirmado De Juan.

El Grupo Socialista lamenta esta improvisación en la manifestación del apoyo oficial del Consell de Mallorca al Orgullo LGTBI. Una improvisación que ha llevado a una ausencia total de actos programados, la falta de consenso y participación de todos los grupos políticos, y finalmente una pequeña celebración, tímida que parece más dirigida a cubrir un expediente y no excitar demasiado a los ultras que forman parte del gobierno del Consejo, que a enaltecer la dimensión social de la reivindicación del colectivo LGTBI.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca