Part Forana
El Ayuntamiento de Manacor empieza a sustituir el césped ornamental de los espacios públicos por plantas autóctonas

El Ayuntamiento de Manacor empieza a sustituir el césped ornamental de los espacios públicos por plantas autóctonas

Actualizado el 22/01/2022 09:23                Compartir

El Ayuntamiento de Manacor ha iniciado el plan para sustituir el césped ornamental de determinados espacios públicos del municipio por otras especies autóctonas que permitan reducir el consumo de agua. "Es trata de un paso más hacia la sostenibilidad ambiental, con la aplicación de medidas correctivas por conseguir el ahorro de agua aplicando principios de xerojardinería, es decir: la planificación y adaptación de los jardines en el clima mediterráneo y un uso más racional del agua", ha asegurado el delegado de Medio Ambiente, Sebastià Llodrà.

Las acciones han comenzado en la rotonda de la plaza del Parc, que tiene un perímetro de 115 metros y una área de 1090 metros cuadrados. El mantenimiento de esta rotonda supone un consumo anual de 914 metros cúbicos de agua, que se concentran en los meses de verano, que es cuando hay mayor presión hídrica. Gracias a la retirada del césped ornamental ya la plantación de especies autóctonas, ahorraremos 564 metros cúbicos de agua cada año, lo que equivale al consumo anual de agua de 8,5 viviendas.

El 9% del consumo de agua de las Islas Baleares se destina a la jardinería, según datos del Plan Hidrológico de las Islas Baleares. Ante este elevado consumo de agua y recursos, la jardinería basada en superficies de césped está cada vez más en desuso en las latitudes como la nuestra. El uso de la césped en el diseño de zonas verdes viene heredado de paisajistas del norte de Europa, donde sus condiciones ambientales son diametralmente opuestas a las del clima mediterráneo. Es por eso que en la construcción o renovación de espacios verdes se tiende cada vez más a la utilización de los principios de la xerojardinería, adaptando el diseño, selección de especias, prácticas de manejo, etcétera a una jardinería menos exigente en recursos, principalmente en lo que se refiere al consumo de agua.

El caso de las rotondas con césped es un caso paradigmático de jardinería poco eficiente. El césped, con un consumo medio de 10 litros por metro cuadrado cada día, además de su función estética, tiene sentido para ser pisada, tumbarse o disfrutarla. Por eso, en rotondas que no tienen un uso social, el césped ya carece de sentido. La xerojardinería ofrece alternativas igualmente estéticas que la jardinería con unas exigencias en recursos mucho más bajas. Para la realización de ésta propuesta se han tenido en cuenta las pautas y recomendaciones recogidas en la Guía práctica para el uso eficiente del agua en los jardines en las Islas Baleares editada por la Dirección General de Recursos Hídricos del Gobierno de las Islas Baleares en 2011.

Las tareas de adecuación de la rotonda de la plaza del Parc continúan en marcha y, una vez se ha procedido a eliminar el césped, el siguiente paso será nivelar el terreno y prepararlo para la plantación de especies autóctonas. Las próximas áreas donde se intervendrá para eliminar el césped ornamental serán la plaza del Batle Comes, en el barrio de Es Serralt, ya que el barrio próximamente dispondrá de agua potable y no tiene sentido destinar agua potable a la acequia de una rotonda, y al área de enfrente la playa de Cala Murada. «El objetivo no es eliminar todo el césped del municipio, sino sólo aquel que está situado en espacios sin uso social y que sólo tiene una función ornamental», ha remarcado Llodrà.
movi

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca