Menorca
La reserva marina de la Illa de l'Aire eleva a once el número de este tipo de figuras de protección en las Illes Balears

La reserva marina de la Illa de l'Aire eleva a once el número de este tipo de figuras de protección en las Illes Balears

Actualizado el 12/04/2019 19:15                Compartir

El Consell de Govern ha aprobado el Decreto por el que se establece la Reserva Marina de la Illa de l’Aire. Con una superficie total de 719,31 hectáreas, será la segunda reserva marina de Menorca y la undécima de las Illes Balears. La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca atiende, así, la petición expresa que hizo la Cofradía de Pescadores de Maó en este sentido y que obtuvo el apoyo, por unanimidad, del Pleno del Consell Insular de Menorca.

La Illa de l’Aire es un pequeño islote de unas 45 ha, situado en el extremo suroriental de Menorca, aproximadamente a 1.500 m de la costa. Es una zona donde suelen convergir corrientes, una particularidad que convierte esta área en muy productiva y con un gran potencial de albergar poblaciones de peces diversas y abundantes. Se han inventariado hasta 634 especies marinas, entre las que destacan las praderas de posidonia, las comunidades de fondos rocosos que rodean el islote y las algas, con una representación notable de las del género protegido Cystoseira.

Asimismo, la zona incluye parte del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Punta Prima – Illa de l’Aire. Por otra parte, hay que mencionar la declaración de la zona submarina que rodea la isla como bien de interés cultural (BIC) con la categoría de zona arqueológica. La delimitación del BIC comprende un área rectangular que incluye quince yacimientos arqueológicos subacuáticos.

Un estudio científico presentado por el Consell Insular ha puesto de manifiesto que la comunidad de peces en torno a la Illa de l’Aire es bastante rica y variada, pero que la presencia de especies de peces vulnerables a la pesca es inferior a la potencial. En la zona se llevan a cabo actividades que tienen una relación directa con los recursos pesqueros: la explotan, aunque esporádicamente, las embarcaciones profesionales de artes menores de Maó y es objeto de pesca recreativa de cierta intensidad, tanto de superficie como submarina. También se practica de manera regular el buceo recreativo turístico, con una estimación de 2.000 inmersiones anuales. Con el fin de recuperar poblaciones de peces próximas a las potenciales, es necesario regular estas actividades para que las autoritzables se practiquen de manera compatible con la conservación de la riqueza biológica y de los recursos marinos vivos.

La Reserva Marina incluye una zona especial de buceo donde queda prohibida toda clase de pesca marítima (a excepción de la pesca recreativa desde tierra con caña) y de extracción de flora y fauna marinas (excepto la toma de muestras con finalidades científicas y divulgativas que, no obstante, requerirán autorización expresa previa de la Dirección General de Pesca y Medio Marino). En el resto de la Reserva, el Decreto regula la pesca profesional de artes menores, la pesca recreativa de superficie, el marisqueo recreativo y las actividades subacuáticas.

Además, el Decreto introduce cambios en la Reserva Marina del Nord de Menorca, comprendida entre la Punta des Morters, la Illa des Porros y el Cap Gros. La normativa de la Reserva, que fue declarada en el año 1999, se ha adaptado a la que regula otras reservas marinas, como la del Llevant de Mallorca, donde, gracias a la recuperación del contrato de seguimiento de peces vulnerables, se han podido constatar incrementos considerables de la biomasa.

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca