esco
Cultura
El agua vuelve a correr por la acequia de Baster como lo hacía hace 60 años

El agua vuelve a correr por la acequia de Baster como lo hacía hace 60 años

Actualizado el 06/07/2019 06:38                Compartir

El Departamento de Cultura, Patrimonio y Deportes del Consell de Mallorca concluye así las obras de restauración de un tramo de la acequia d'en Baster que proveía de agua el Monasterio de la Real, en Palma. Unas tareas que se iniciaron en enero de 2018 y en las que han participado la brigada de Patrimonio del Consell formada por trabajadores del programa SOIB VISIBLES 2018. Con el proyecto se recupera la fisonomía original y la funcionalidad de la acequia d'en Baster, catalogada como BIC. El proyecto ha contado con un presupuesto de 41.000 euros.

La acequia de Baster nace en la Fuente de Baster que, junto con la Fuente de la Villa, representa uno de los sistemas hidráulicos más importantes de la isla de Mallorca. Este conjunto hidráulico, que pertenece a época islámica, incluye una extensa red de distribución de agua de más de veinte kilómetros, proveyendo de agua, aún en la actualidad, en gran parte de la Huerta de Palma. La mayor parte de la acequia que transcurría por tramado urbano, ya no existe actualmente, pero en la parte rural de los municipios de Palma y Esporles se conservan la acequia, la fuente y algunos molinos.

Para conservar y proteger la Acequia de Baster, declarada BIC en 2005, la Dirección Insular de Patrimonio ha puesto en marcha el proyecto de restauración de un ramal de 200 metros que antiguamente abastecía de agua el Monasterio de la Real. Los trabajos han consistido en la reparación del muro sobre el que discurre la acequia y la retirada de los tubos y hormigón que había en el interior. También se ha realizado una nueva canalización con tubo enterrada con las correspondientes conexiones y la reparación del tramo inicial junto al camino. Todo con el objetivo de recuperar la fisonomía original de la infraestructura y permitir el vertido de agua de nuevo al cauce de la acequia tal y como se llevaba a cabo hace 60 años. Los nuevos tubos permiten, de nuevo, llenar los lavaderos y abastecer el Monasterio de la Real así como regar las tierras que lo rodean.

En las obras, iniciadas en enero de 2018, han participado la brigada de Patrimonio del Consell de Mallorca de la que forman parte trabajadores del programa SOIB VISIBLES 2018, financiado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Concretamente han trabajado ocho personas en el programa: un peón restaurador cantero, un maestro de obra, tres oficiales primera restauradores canteros y tres oficiales segunda restauradores canteros.

Las obras de restauración están prácticamente terminadas, sólo queda llevar a cabo algunas actuaciones sobre el terreno: rebajar en altura una arqueta, finalizar las reparaciones en el lavadero de La Real y la colocación de una tela antihierbas para impedir el crecimiento de hierbas y arbustos en los laterales de la acequia.

El proyecto ha contado con un presupuesto de 41.290 euros.

Durante la visita a la Acequia de Baster llevada a cabo esta mañana han asistido Kika Coll, directora insular de Patrimonio en funciones del Consell de Mallorca, Carlos Antonio Moranta, arquitecto de Patrimonio del Consell de Mallorca, Antoni Aguiló, presidente de la Comunidad de Regantes de la Acequia de Baster, Ricard Terrades, vicepresidente de la Comunidad de Regantes de la Acequia de Baster y Joan Ripoll, siquier.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca