Cultura
PLIS denuncia la pasividad, la indiferencia de los gobiernos centrales y autonómicos ante el fracaso escolar masculino

PLIS denuncia la pasividad, la indiferencia de los gobiernos centrales y autonómicos ante el fracaso escolar masculino

Actualizado el 10/12/2021 12:25                Compartir

“A pesar de que todo el mundo conoce que hay, en la enseñanza obligatoria y postobligatoria una enorme brecha de género en fracaso escolar que perjudica a los varones, se ha instalado un férreo tabú: no interesa ahondar en las causas que explican tal fracaso. Ni los políticos ni los sindicatos ni los profesores ni, por supuesto, los políticos, están interesados en abordar con seriedad el problema ni mucho menos aplicar medidas correctoras que pretendan disminuir tal brecha. Las brechas solo interesan si en ellas sale mal parada la mujer, nunca el hombre”.

Los datos ofrecidos en mayo por Instituto de Evaluación y Calidad Educativa de Baleares, edición 2020-2021, referidos al curso 2018-2019, son contundentes en el ámbito balear y en el ámbito estatal. Estos datos son muy semejantes a los ofrecidos por el Sistema estatal de indicadores del Ministerio de Educación, edición 2020, referidos al curso 2017-18, y Datos y Cifras del curso escolar 2020-21 del Ministerio, referidos al curso 2019-2020


  • Repetición de curso:

    • Baleares: 4 alumnos de cada 10 repiten algún curso en ESO, frente a 2’6 alumnas de cada 10.

    • España: Datos muy similares a los de Baleares

  • Graduación en ESO

    • Baleares: casi 7 alumnos de cada 10 se gradúan en ESO, frente a 8 de cada 10 alumnas

    • España: 8 alumnos de 10 se gradúan en ESO, frente a 9 alumnas de cada 10

  • Graduación en Bachillerato:

    • Baleares: 3’3 de cada 10 alumnos se gradúan en bachillerato, frente a casi 5 alumnas de cada 10

    • España: Casi 5 alumnos de cada 10 se gradúan en bachillerato, frente a poco más de 6 alumnas de cada 10

  • Abandono prematuro

    • Baleares: casi 3 alumnos de cada 10 abandonan prematuramente los estudios, frente a 2 alumnas de cada 10

    • España: poco más de 2 alumnos de cada 10 abandona prematuramente los estudios, frente a 1’3 alumnas de cada 10.


PLIS exige a las administraciones autonómicas y estatales que acometan o encarguen estudios serios para diagnosticar el mal, hallar las causas del fracaso masculino y la puesta en marcha de medidas correctoras.

El silencio es tal que los Informes anuales del Consejo Escolar del Estado, que recogen detalladamente la diferencia de rendimiento escolar por sexos, nunca formulan propuestas de estudio y de mejora. Solo hay una excepción, el Informe del Consejo Escolar del Estado de 2012, en su propuesta 32, pedía “a) Realizar un análisis riguroso de los factores que causan estas diferencias de género en los resultados del sistema educativo; b) Adoptar medidas orientadas a la reducción de dichas diferencias”.

La situación actual es desoladora. “No existen en España estudios oficiales que intenten explicar el fracaso escolar masculino; y lo peor es que parece que no hay interés para que existan. Brillan por su ausencia también estudios universitarios, de fundaciones educativas o de sindicatos, excepción hecha de algunos estudios de la Universidad Carlos III”.

Si todos somos iguales, y nada permite suponer que los alumnos son intelectualmente inferiores a las alumnas, la comunidad educativa debería mostrar una mayor preocupación por cifras que año tras año avisan de un mal profundo: nuestro sistema de enseñanza no corrige, incluso favorece, las diferencias de rendimiento por sexo.

Hay que preocuparse por las segregaciones o discriminaciones femeninas en los distintos ámbitos sociales, pero los políticos y profesionales de la educación, sensibles a las presiones de los “lobbys” feministas, no deberían dejar de lado, simplemente por un triste cálculo de rentabilidad electoral, las posibles segregaciones o discriminaciones masculinas en el ámbito educativo. Los datos demuestran con claridad un contundente fracaso académico de los varones y los hechos muestran que las autoridades educativas y políticas están poco interesadas en analizar el problema para acometer las medidas correctoras pertinentes. “Solo hay ojos para las posibles discriminaciones de la mujer, nunca hay ojos para las posibles discriminaciones del varón”

movi

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca