Cultura

PLIS acusa a los docentes que adoctrinan en los centros educativos de 'manchar' la profesión

PLIS acusa a los docentes que adoctrinan en los centros educativos de 'manchar' la profesión

Actualizado el 11/10/2018 07:04                Compartir

La asociación de profesores 'PLIS. Educación, por favor' ha acusado a los profesores y directores de centros educativos que adoctrinan a los alumnos de "manchar" la profesión y "trasladar a los padres la idea de que todos los profesores comparten el objetivo de adoctrinar en las escuelas".

Según ha informado la asociación en un comunicado, los alumnos tienen derecho a expresarse y manifestarse libremente, siempre que se trate de discrepancias motivadas por cuestiones educativas.

Por ello, han insistido en que la idea de que en educación cualquier acto reivindicativo protagonizado por alumnos es legal y que los directores de los centros no tienen más remedio que respetarlo y facilitar su ejercicio no es correcta.

"Cuando la discrepancia tenga carácter colectivo, esta debe ser expuesta a través de los representantes de los alumnos en la forma que determine el reglamento de organización y funcionamiento del centro", señala la nota.

De este modo, han explicado que "el reparto de lazos amarillos y proclamas pro referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en el IES Marratxí, el discurso proindependentista por la megafonía del centro en el IES Felanitx y la exposición de carteles contra la monarquía y a favor del referéndum ilegal del 1 de octubre en el IES Sineu son actos ajenos a lo educativo".

Según los sindicatos UOB y STEI, en sendos comunicados del 5 de octubre, "los responsables de los actos reivindicativos y conmemorativos del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña fueron no los profesores sino los alumnos, concretamente el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes".

De ser cierta esta versión de los hechos, los responsables de que esos actos se realizaran en un centro escolar serían, según PLIS, los directores del centro, que debían haber advertido a los alumnos de que esos actos reivindicativos no podían hacerse en un centro escolar, que debían haber impedido su realización y que, de no haberlo podido impedir, debían haber informado a la inspección.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca Contador Gratis