Sucesos
Baleares incorporará un dron a los controles anti botellones y advierte de “tolerancia cero” contra los que incumplan las normas

Baleares incorporará un dron a los controles anti botellones y advierte de “tolerancia cero” contra los que incumplan las normas

Actualizado el 23/07/2021 14:03                Compartir

La consejera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, la Delegada del Gobierno en las Islas Baleares, Aina Calvo, el alcalde de Palma, Jose Hila, y el presidente de la Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares, Antoni Salas, han analizado la nueva normativa contra el botellón y los dispositivos de los diferentes cuerpos de seguridad y de emergencias para hacerla cumplir durante el fin de semana.

En este sentido, Garrido ha anunciado que la Dirección General de Emergencias e Interior elevará un dron en varias zonas de Palma para controlar que no se produzcan aglomeraciones y determinadas prácticas de riesgo como el botellón.

La consejera ha avanzado que el Gobierno tendrá “tolerancia cero” contra quien no quiera cumplir las normas, asegurando que “si hay alguien que a estas alturas está pensando en ir de botellón, a alguna fiesta ilegal o a unirse a determinadas aglomeraciones, que sepa que tendrá al Gobierno, a todas las instituciones que estamos aquí representadas y a los cuerpos y fuerzas de seguridad y de emergencias detrás”.

Este será el primer fin de semana con las nuevas sanciones anti botellón en vigor. Quién quiera hacer esta práctica se enfrentará a una sanción de, como mínimo, 1.000 euros. Si alguien hace botellón saltándose la cuarentena para ser contacto estrecho, la multa será de, como mínimo, 2.000 euros, y si es positivo por COVID-19, de un mínimo de 5.000 euros.

Garrido ha reafirmado que “quién tenga una multa por infracciones COVID, lo acabará pagando”. A día de hoy se han registrado 30.732 denuncias y de los expedientes que están en tramitación se han hecho propuestas de sanción por valor de 7.135.642 euros.

De hecho, la consejera ha ejemplificado algunas propuestas de sanción muy graves que se están tramitando, como es el caso de una sanción de 150.000 euros contra una cervecería de la Playa de Palma por incumplimiento del aforo, 200.000 euros contra un establecimiento turístico de Ibiza por comercialización de fiestas y reuniones con aglomeraciones, 120.000 euros contra un establecimiento turístico ilegal a Palma y dos sanciones de 120.000 euros cada una contra un local de restauración en Ibiza por incumplimiento de aforo y fiesta ilegal.

Garrido ha recordado también que desde mañana sábado por la noche no se podrán hacer reuniones sociales que no sean con personas convivientes en espacios públicos ni privados de la 1 a las 6 de la madrugada, una medida que ya ha avalado el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares.

“Es la hora de la prudencia, ya tenemos casi un 70% de la población vacunada en primera dosis y más de un 55% con pauta completa, por lo cual tenemos que esperar un poco más mientras la vacunación continúa y baja el número de contagios”.

Finalmente, Garrido ha agradecido a los jóvenes de las Islas Baleares su ejemplar comportamiento, especialmente con la apertura de la vacunación a su franja; ha hecho un llamamiento a vacunarse a quién todavía no lo haya hecho y ha trasladado su agradecimiento en los cuerpos y fuerzas de seguridad y de emergencias.

Por su parte, la Delegada del Gobierno en las Islas Baleares, Aina Calvo, ha defendido que “la COVID-19 no se va de vacaciones. Todo el contrario, sigue entre nosotros, como demuestran las cifras de contagios. “Por eso volvemos a hacer un llamamiento a la responsabilidad individual, tanto a los residentes como a los turistas, porque cumplan las medidas sociosanitarias establecidas.”

El alcalde de Palma, Jose Hila, ha explicado que “las instituciones estambre trabajando de forma coordinada. Vamos de la mano porque así damos la mejor respuesta posible a la ciudadanía”, ha afirmado el alcalde. La Policía Local, en colaboración con la Policía Nacional y otras administraciones, activará el fin de semana un nuevo operativo contra el botellón. Derramando preventivo y reactivo. Incluirá controles de alcoholemia y cierre de calles con el objetivo de evitar, en la medida de lo posible, aglomeraciones en un contexto de emergencia sanitaria. “Este fin de semana reforzaremos la zona del paseo Marítimo y mantendremos la vigilancia a los Polígonos, Playa de Palma y puntos estratégicos de Palma, como Santa Catalina o Sa Feixina”, ha dicho Hila.

Para acabar, el presidente de la FELIB, Antoni Salas, ha destacado el esfuerzo de coordinación que están haciendo y harán las policías locales para hacer cumplir la normativa y ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y a “hacer pedagogía porque todo el mundo haga un buen uso de su tiempo libre.

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca