Sociedad
La salud mental en el campo femenino. ¿Por qué tiene tanta relevancia?

La salud mental en el campo femenino. ¿Por qué tiene tanta relevancia?

Actualizado el 26/04/2022 11:56                Compartir

La importancia de la salud mental es tal que sin una adecuada capacidad de estar bien no podremos desarrollar nuestra vida cotidiana. Gracias a portales como Somos Estupendas, un espacio dedicado a la mujer desde la perspectiva de la mente y su salud, es posible encontrar un punto de encuentro para mujeres como tú y que de manera continua se enfrenta a una realidad cambiante. Las mujeres necesitamos un lugar al que poder acudir para obtener información sobre cuidados, talleres, ideas o tener un foro común de encuentro.


La presión hacia las mujeres sigue como siempre

Las mujeres nos vemos sometidas a una presión mayor a la que pueda padecer un hombre. Las razones son muy simples. Por un lado, estamos incorporadas al mercado laboral, pero no siempre en igualdad de condiciones con respecto a los hombres. Ocupamos puestos de la misma valía o categoría y, por desgracia, las retribuciones no son en algunos casos las mismas. Es decir, a misma presión, menor reconocimiento y salario.


Por otro lado, todavía sigue existiendo una gran cantidad de dificultades que hacen que el día a día de nosotras, las mujeres, vaya suponiendo una pesada losa sobre su salud mental. Se nos exige mucho, se nos valora no siempre de una manera adecuada y poder hacer una pausa toma sentido en plenitud. Para. que esto ocurra, debemos tener un espacio para nosotras en el que podamos intercambiar experiencias entre semejantes. Las mujeres tenemos una conexión especial que nos hace empatizar de manera rápida con otras. De esta manera tenemos una gran capacidad de ayuda hacia las demás, ya que hablamos el mismo lenguaje.


La necesidad de desconectar es mucho más que una necesidad, es incluso un derecho. Esta desconexión siempre aporta una gran cantidad de beneficios, ya que nuestra presión no deja de aumentar y somos generalmente quienes nos ocupamos de las tareas del cuidado de los hijos o de llevar la casa. Si bien inclusión de los hombres en este sentido es cada vez mayor, seguimos cargando sobre nuestras espaldas con este tipo de tareas. En el caso de mujeres que no cuentan con un trabajo remunerado, esta presión es más alta incluso, ya que pueden llegar a tener la sensación de sentirse poco valoradas y que están trabajando gratis, cosa que de hecho es una triste realidad.


La importancia de una buena salud mental

Tal y como hemos visto, la presión que sentimos las mujeres es mayor que la de los hombres. Debemos ser capaces de encontrar nuestros espacios para sentirnos bien, además de para cuidar de los demás como siempre. Pero para conseguirlo no solo basta con los avances que se están dando en todos los campos, desde las instituciones o la sociedad. Es necesario tener ese derecho a desconectar y que es el que nos hace sentirnos bien. Debemos tener nuestro espacio en el que estar con mujeres como nosotras, en el que nos contemos nuestras inquietudes, miedos, deseos y anhelos. Es un camino que debemos hacer por nosotras mismas y que nos posibilita avanzar en una dirección, la del bienestar personal.


Para conseguirlo no solo basta con tener un tiempo para nosotras, sino que debemos contar con sesiones terapéuticas, momentos de charla, audiciones o charlas. Toda una serie de herramientas que conseguirán que podamos desconectar de una manera real, sin descuidar todo lo que la sociedad nos exige, pero de una forma diferente. ¿Por qué no poner en marcha los mecanismos para conseguirlo? Cuanto antes comencemos, antes podremos comenzar a vivir de otra manera diferente, sin tantos agobios y sintiéndonos plenas. Nuestra vida merece ponerse en marcha de una forma mucho más lógica y en la que seamos escuchadas.


Uno de los problemas que solemos tener las mujeres es el de sentirnos abandonadas, muchas veces de manera inconsciente por nuestras parejas, si las tenemos. Pero no hace falta tenerla para que podamos ponernos en marcha y crecer personalmente. Mejorar la autoestima, sentirse bien, sentirnos que ocupamos un papel importante y disponer de libertad. Todas estas son razones de peso para apostar por nosotras y poder ser la mujer que deseamos.


Nutrirse nuevos aprendizajes y experiencias, así como conocer cuáles son nuestros puntos débiles y reforzarlos, son solo algunos de nuestros deberes como mujeres libres. Conseguir mayor capacidad de saber decir «no» cuando sea necesario y no sentir de manera agobiante la presión de la sociedad, son solo 2 de los pasos que podemos poner en marcha. Si las mujeres somos capaces de emprender ese camino y comprobar que en cada momento tenemos capacidad de manejar los retos de la sociedad, sabremos que hemos trabajado bien nuestra mente. La salud comienza por dar a nuestra capacidad de decisión todo lo que necesite para que sepa gestionar las diferentes pruebas a las que nos sentimos sometidas diariamente. Dar los primeros pasos es el comienzo del camino para una buena salud mental. Te lo mereces.

movi

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca