Salud
La prevención y la detección precoz del VIH y la no discriminación esencial para acabar con la epidemia del Sida

La prevención y la detección precoz del VIH y la no discriminación esencial para acabar con la epidemia del Sida

Actualizado el 30/11/2021 15:34                Compartir

Desde 2003 y hasta diciembre de 2020 se han diagnosticado 2.827 casos de VIH en las Illes Balears, según los últimos datos epidemiológicos de los que dispone la Dirección General de Salud Pública y Participación, que mañana, 1 de diciembre, con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, quiere incidir en que la prevención y la detección precoz del VIH y la no discriminación a las personas con VIH son esenciales para detener esta epidemia.

La Dirección General de Salud Pública y Participación de las Illes Balears, alineada con los objetivos de ONUSIDA para 2030, tiene como meta en los próximos años conseguir que el 95 % de las personas infectadas por el VIH estén diagnosticadas; el 95 % de estas estén en tratamiento; y que el 95 % de ellas cuenten con una carga viral indetectable y, por lo tanto, intransmisible, junto al llamado «0 % de discriminación».

Está en manos de toda la sociedad erradicar la transmisión del VIH y mejorar la vida de las personas que viven con él. Para conseguirlo, es necesario el compromiso y el trabajo colaborativo de toda la sociedad.

Iniciativas que se han puesto en marcha hasta ahora

En este sentido, existen diferentes actuaciones encaminadas a la consecución de estos objetivos como la educación afectiva y sexual en los centros escolares (Programa «Amb tot els sentits»), la promoción del uso del preservativo, el fomento del diagnóstico precoz (financiación de pruebas rápidas en farmacias y ONG), la atención y el tratamiento gratuito a las personas diagnosticadas, la profilaxis preexposición (PrEP)y postexposición y las actuaciones dirigidas a disminuir el estigma y la discriminación de las personas infectadas.

Por lo que se refiere a la profilaxis preexposición (PrEP), en Eivissa y Formentera estará también disponible a partir de enero, con lo que quedará completa la cobertura de todo el archipiélago.

Datos epidemiológicos de las Illes Balears actualizados a noviembre de 2021 (Casos notificados o detectados con fecha de diagnóstico hasta 31/12/2020)

En las Illes Balears, desde 2003 y hasta diciembre de 2020 se han diagnosticado 2.827 casos de VIH (82 % hombres y 18 % mujeres), de los que el 83,3 % (2.350 casos) corresponden a Mallorca, 5,1 % (123 casos) a Menorca, 14,5 % (354 casos) a Eivissa i Formentera.

En el año 2020 se diagnosticaron 117 casos (94 Mallorca, 6 Menorca, 17 Pitiusas) en la comunidad autónoma.

La tasa de infección por VIH en las Illes Balears, que se había mantenido siempre por encima de los 12 casos por 100.000, queda en 2020, de momento, en 9,99 por 100.000 habitantes, y es la más baja de todas las series anuales.

Aproximadamente un 83 % de los casos se asocian a transmisión sexual y existen mínimas variaciones en número de casos diagnosticados y en categoría de transmisión.

En cuanto a la distribución de casos por categorías de transmisión en los casos acumulados, el primer grupo en número de casos es el de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH), con 1.231 casos (43,5 %). Le siguen el de las personas heterosexuales (1.122, 39,7 %) y personas usuarias de drogas inyectadas (284 casos, 10 %).

En cuanto a los hombres, los HSH suponen el 53 % de los casos acumulados desde 2003, los heterosexuales el 30 % y los usuarios de drogas inyectadas el 10 %.

Respecto a las mujeres, el 83 % de los casos diagnosticados son por relaciones sexuales heterosexuales y el 12 % son usuarias de drogas inyectadas.

La mayoría, menores de 40 años

Por otra parte, aproximadamente el 64 % de los casos diagnosticados tienen menos de 40 años. La media de edad en el momento del diagnóstico de los casos acumulados y no pediátricos, en las Illes Balears, es de 37 años.

En el 51 % de los casos no pediátricos acumulados, el diagnóstico se hizo cuando la infección estaba ya avanzada (diagnóstico tardío), con una tendencia a la baja de estos diagnósticos tardíos. Desde el 2013 las infecciones recientes superan los diagnósticos tardíos.

En 2020 siguen disminuyendo los diagnósticos tardíos (39 %) y aumentando las infecciones recientes (73 %).

Un diagnóstico precoz permite acceder con rapidez al tratamiento, lo que mejora la calidad de vida de las personas infectadas, disminuye las enfermedades relacionadas con el VIH, la mortalidad y la transmisión de la infección a otras personas.

movi

Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca