Part Forana
Armengol y Mir visitan las obras para paliar los daños del temporal del 29 de agosto en la Serra de Tramuntana

Armengol y Mir visitan las obras para paliar los daños del temporal del 29 de agosto en la Serra de Tramuntana

Actualizado el 16/09/2020 15:43                Compartir

La presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada del conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir; el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas; el gerente del IBANAT, Joan Ramon; y los alcaldes de Esporles, Maria Nadal; Banyalbufar, Mateu Ferrà; y Valldemossa, Nadal Torres, ha visitado este miércoles las actuaciones de emergencia que, esta misma semana, se han iniciado, bajo la dirección del Servicio de Gestión Forestal de la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, en las zonas más afectadas por el temporal del día 29 de agosto en la Serra de Tramuntana.

La presidenta Armengol ha explicado que en esta primera fase se llevarán a cabo las actuaciones más urgentes y que, aunque «la restauración completa de la zona será un proceso largo, el Govern mantendrá su compromiso hasta el final».

Por otro lado, ha querido agradecer la predisposición de los ayuntamientos afectados a trabajar en colaboración con la Conselleria de Medio Ambiente y con la Conselleria de Administraciones Públicas para avanzar el máximo posible la declaración de la zona como gravemente afectada, lo que supondrá la llegada de más ayudas para los afectados.

La Conselleria de Medio Ambiente y Territorio encomendó a la empresa pública TRAGSA la ejecución de estas actuaciones, por un importe de 279.949 euros. Se prevé que se actúe sobre una superficie de 31,47 hectáreas repartidas entre el Port des Canonge, la Urbanización Nova Valldemossa y la zona de Son Cabaspre.

Mir ha explicado que el grueso de las actuaciones serán tareas de reparación de daños provocados en la interfaz urbana y forestal. Además, se actuará en las zonas críticas de riesgo de incendio y en las inmediaciones de la red viaria y de caminos mediante la realización de franjas de prevención.

El conseller ha recalcado que esta sólo es «la primera de una serie de actuaciones que tendremos que ejecutar para paliar los graves daños causados por el temporal», independientemente de que el Estado apruebe la declaración de zona gravemente afectada.

Se estima que el temporal del pasado 29 de agosto afectó a 736 hectáreas de estos tres municipios, de las cuales casi 683 son superficie forestal del Paraje Natural de la Serra de Tramuntana. Los daños observados afectarían a alrededor de 300.000 árboles.

La declaración de la emergencia de las actuaciones se justifica por la necesidad de paliar de forma urgente los daños al medio ambiente, limitar el grave riesgo dentro de las áreas de bosque provocado por la destrucción de su arbolado forestal y, especialmente, para garantizar la seguridad del uso público dentro de los espacios naturales.

Las tareas que se llevarán a cabo en el marco de esta actuación de emergencia están estructuradas en tres ejes: seguridad, gestión y evaluación de la recuperación ambiental.

El primer eje prevé la retirada de pies con riesgo grave de caída en los entornos de la interfaz urbanoforestal. Se priorizará la extracción de pies que puedan afectar a personas y a las infraestructuras de las inmediaciones de las urbanizaciones y cascos urbanos del Port des Canonge, Nova Valldemossa y Son Cabaspre.

Una segunda prioridad dentro de este eje será la retirada de pies en los márgenes de los viales, mediante la realización de una franja de defensa, y la reducción del combustible forestal en los puntos críticos de riesgo de incendio forestal, según el IV Plan de Defensa Contra Incendios Forestales de las Illes Balears.

Así, en carreteras primarias se ha determinado un área de intervención de 30 metros a ambos lados de la vía. En cuanto a las secundarias, se ha determinado un área de intervención de 20 metros a ambos lados de la vía. Finalmente, en los caminos transitables se ha determinado un área de intervención de 15 metros a ambos lados de la vía, mientras que en sendas y rutas senderistas de uso público se ha determinado un área de intervención de 5 metros a ambos lados de la vía.

La extracción de arbolado abatido dentro de los hábitats forestales y la instalación de 150 cebos de feromonas para perforadores (Tomicus destruens y Orthotomicus erosus) serán las prioridades dentro del eje de gestión.

Donde no sea posible actuar a corto plazo, se llevarán a cabo actuaciones para valorar su estado a lo largo del tiempo y la posibilidad de actuación a medio y largo plazo.

Cabe que recordar que, además, el pasado día 7 de septiembre, el Consell de Govern aprobó el acuerdo por el que se solicita al Estado la declaración de zona gravemente afectada por la tormenta del 29 de agosto de 2020 de los términos municipales de Banyalbufar, Esporles y Valldemossa. Mir ha recalcado que «independientemente de la respuesta que obtengamos del Estado, Medio Ambiente seguirá dedicando recursos a la recuperación de este espacio natural protegido».


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca