esco
Economía

Agricultura presenta un plan de choque de 1,85 millones de euros para fortalecer el sector primario

Agricultura presenta un plan de choque de 1,85 millones de euros para fortalecer el sector primario

Actualizado el 26/03/2020 13:19                Compartir

La consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de la Concha, ha presentado esta mañana el plan de choque para hacer frente a las necesidades del sector agrario, ganadero, pesquero y agroalimentario, derivadas de la crisis sanitaria del COVID-19. Se trata de una batería de medidas por valor de 1.850.000 euros que servirán para fortalecer el sector agroalimentario y pesquero. El plan contempla diferentes líneas de actuación, establecidas en función de las necesidades de cada subsector, dirigidas a las empresas de las Baleares que producen y comercializan productos locales agroalimentarios.

La situación del estado de alarma actual ha alterado la situación del sector y, para asegurar el abastecimiento en la población y su viabilidad, se le tiene que reforzar. Por lo tanto, los objetivos son el apoyo a la actividad productiva de todo el sector primario y garantizar el abastecimiento de alimentos a través de todos los canales comerciales existentes y poder absorber toda la producción disponible hasta el mes de junio. Por eso, desde la consellería de Agricultura se fijan dos prioridades básicas: por un lado, inyectar liquidez, y por eso, el FOGAIBA trabaja para incrementar todavía más el ritmo de las resoluciones; y de la otra, apoyar a una línea de apoyo al circulante tanto para pesca como para agricultura y ganadería, que se coordinará con ISBA.

El plan contempla actuaciones para el sector de la pesca, el ganadero, el lácteo y el hortofrutícola. A su vez, prevé la figura del observatorio de precios, como herramienta para vigilar su evolución así como controlar el abastecimiento de los productos.

Por sectores, el de la pesca cuenta con una partida de 400.000 euros que se destinará a mantener la Lonja de Palma y a proporcionar liquidez a las embarcaciones que continúen con la actividad. El de la pesca es uno de los sectores más afectados por la bajada de la demanda y la caída de precios. En el caso de la ganadería, el plan prevé 400.000 euros para el sector ovino, porcino y vacuno. Las medidas consisten en apoyar la comercialización con el objetivo del sostén de precios de estas especies, así como almacenar y congelar carne. En relación al sector lácteo se prevén 250.000 euros para la comercialización, almacenamiento de leche y sostenimiento de precios, y también para destinar este producto a restauración colectiva y social.

En cuanto al sector de las frutas y hortalizas, se prevén 600.000 euros para destinar a la compra pública alimentaria, a la exportación de la patata, a la creación de una plataforma única de venta para dar salida al producto local y una línea de subvención destinada al sector del vino para las actividades de información y promoción en mercados alternativos. El plan también prevé líneas de actuación transversales, como la ampliación de la partida de seguros agrarios por valor de 100.000 euros, así como una campanya de promoción.

Este plan prioriza las medidas más urgentes para el sector. Se nutrirá de recursos de la Consellería y también con fondos europeos. Al mismo tiempo, se está a la espera del paquete de medidas globales para todos los sectores productivos, en el que se espera que el sector primario tenga el peso que toca. La consellera De la Concha ha explicado que «ahora, más que nunca, se tiene que valorar cómo es de estratégico el sector primario». También ha querido dejar claro que este plan de choque incluye las necesidades del sector hasta el mes de junio y, a su vez, ha querido agradecer las iniciativas solidarias que han surgido estos días. Se ha referido, por ejemplo, al reparto de cajas de productos locales a domicilio y a los campesinos, que, con sus tractores, han desinfectado los pueblos de las Baleares.

Observatorio de precios, en funcionamiento
Este plan prevé también la figura del observatorio de precios. Esta herramienta empezó a funcionar este martes. Está formada por un equipo de seis personas, dos de las cuales harán el seguimiento de los precios de los productos dos veces por semana. El observatorio mirará la evolución de los precios en grandes superficies, tiendas y mercados municipales de Palma. Los precios de los productos que se vigilarán son los de fruta, verdura, huevos, pescado, carne y productos básicos. Esta herramienta servirá para observar si hay fluctuaciones de precios y también detectar si hay problemas puntuales de abastecimiento.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca