Sucesos

Investigado por Rocamar asegura que no detectó irregularidades en la compra del hotel

Investigado por Rocamar asegura que no detectó irregularidades en la compra del hotel

Actualizado el 13/02/2018 15:20                Compartir

Segismundo Morey, uno de los investigados por el caso Rocamar, miembro de la junta rectora que aprobó la compra del solar de este hotel en Sóller, ha declarado que no se detectaron irregularidades y que el precio de compra no les alertó de que podía haber un fraude.

La investigación, que está siendo llevada a cabo por el Juzgado de Instrucción número 1 de Palma, versa sobre las presuntas irregularidades en la compra del solar del Rocamar, que se encontraba en ruinas, y por el que se pagó un presunto sobrecoste de 600.000 euros públicos.

Según ha explicado tras declarar ante el juez instructor, Juan Manuel Sobrino, la compra estaba avalada por informes técnicos y era la tasación más barata por lo que el precio no les llevó a sospechar.

En la jornada de declaraciones de este martes también han declarado como investigados distintos altos cargos, como miembros de la junta que aprobó la compra: Josep Aloy, Joana Aina Perelló, Neus Lliteras, y el sindicalista, Ginés Díez (CCOO).

El ex conseller de Turismo, Carlos Delgado, también está citado a declarar como investigado este miércoles ante el Juzgado y el 21 de febrero, el secretario general de la Conselleria, Joaquín Legaza.

Por su lado, Díez ha considerado que se jugó con la buena fe de los sindicatos en la compra del solar. Así lo han informado fuentes judiciales que han explicado que en la reunión en la que se aprobó la compra no se habló de precios y que tanto la posición de Díez como la del representante de UGT, Antonio Copete, fue la de comprar al menor precio posible.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca Contador Gratis