Actualidad

El año 2017 es el más cálido en España desde 1981 y noviembre ha resultado muy seco y normal en cuanto a temperaturas

El año 2017 es el más cálido en España desde 1981 y noviembre ha resultado muy seco y normal en cuanto a temperaturas

Actualizado el 06/12/2017 07:53                Compartir

El periodo que ha transcurrido en 2017 desde enero hasta noviembre ha sido el más cálido desde 1981 y ha sido el segundo más seco desde entonces en el conjunto de España, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que confirma que este año supera incluso a los más cálidos de este siglo que fueron 2003, 2014, 2011 y 2016.

La portavoz de la AEMET Delia Gutiérrez ha informado a Europa Press de que para que el año 2017 en su conjunto no termine como el más cálidos desde 1981, el mes de diciembre "tendría que ser un mes extraordinariamente frío" para que bajara la media y ha advertido de que no parece que esa posibilidad vaya a producirse.

En este contexto, ha añadido que el mes de noviembre ha sido normal en cuanto a temperaturas, ya que fue más cálido de lo normal en el cuadrante suroeste y en Canarias y algo más frío de lo normal en prácticamente el resto, lo que da como resultado que la temperatura media del mes que han sido 11 grados centígrados (ºC) ha coincidido con el valor medio normal del periodo de referencia 1981-2010.

Sin embargo, en cuanto a las precipitaciones Gutierrez ha indicado que el mes ha sido muy seco sobre todo en la mitad este de la Península y ha añadido que solo ha llovido por encima de los valores normales en el Cantábrico y en el valle del Guadalquivir.

Además, ha dicho que las lluvias han caído en "pocos episodios y con lluvias muy localizadas" ya que no ha habido lluvias copiosas y generalizadas en el conjunto del país.

Los datos sitúan a esta treintena de 2017 como el noveno noviembre más caluroso en lo que va de siglo y el vigésimo segundo más cálido desde 1965, mientras que en lo que respecta a precipitaciones, ha tenido un carácter muy seco en el conjunto de España, con una precipitación media de 44 litros por metro cuadrado, poco más de la mitad (55 por ciento) de la media mensual que son 80 litros por metro cuadrado en el periodo de referencia, aunque han estado repartidas de forma muy desigual.

Además, la AEMET refleja que noviembre fue cálido en el cuadrante suroccidental mientras que resultó normal o frío en el resto de la Península. Por su parte, en Baleares esta fue una treintena entre fía y muy fría, frente al archipiélago Canario, donde predominó el carácter muy cálido.

Por zonas, las anomalías positivas fueron de 1 grado centígrado (ºC) en Extremadura, centro y oeste de Andalucía y en algunas zonas de montaña de los Pirineos, del sistema Central y de Castellón. En el resto de la Península predominaron las anomalías comprendidas entre 0 y -1 grados centígrados. En Baleares las anomalías térmicas se situaron alrededor de -1 grados centígrados, mientras que en Canarias predominaron valores entre 1 y 2 grados centígrados.

Otra de las características del mes fue el marcado contraste entre las temperaturas diurnas y las nocturnas, ya que las anomalías de las máximas fueron 1,3 grados centígrados (ºC) por encima de lo normal, mientras que las temperaturas mínimas estuvieron 1,3 ºC por debajo de la normal. Por tanto, la oscilación térmica fue 2,6ºC superior a la media.

Durante el mes de noviembre se alternaron sucesivos episodios cálidos y fríos. El mes comenzó con temperaturas por encima de los valores normales para la época del año hasta que el día 5 se produjo un descenso térmico generalizado hasta valores por debajo de lo normal hasta el día 16 excepto un breve paréntesis de temperaturas cercanas a las normales en los días 11 y 12.

De nuevo, a partir del 17 de noviembre y hasta el 24 los termómetros volvieron a estar por encima de lo normal y a partir del 25 se registró un brusco descenso térmico que originó un nuevo episodio frío en la Península y Baleares hasta final de mes. En Canarias, sin embargo, la última semana del mes se alcanzaron las máximas más altas.

En concreto, la portavoz ha apuntado que las temperaturas más altas en observatorios principales fueron las de Fuerteventura-aeropuerto, con 29,1ºC el día 21; Gran Canaria, con 29ºC el día 27 y Tenerife Sur-aeropuerto, con 28,8ºC el día 20. En la Península y Baleares, las más altas fueron los 27,4ºC de Córdoba aeropuerto; 27,3ºC en Sevilla-aeropuerto y 27,2ºC en Morón de la Frontera, todas ellas el día 1 de noviembre.

Por el contrario, las más frías del mes se registraron en Molina de Aragón (Guadalajara) con -11ºC; el día 27; en Teruel y Puerto de Navacerrada, con -7,8ºC los días 27 y 30 respectivamente. Asimismo, el informe climatológico mensual subraya las frecuentes heladas en ambas mesetas y en zonas de montaña y ha destacado los 21 días con mínimas por debajo de cero en los observatorios de Molina de Aragón, Salamanca-aeropuerto y Valladolid-aeropuerto.

Respecto a las precipitaciones, Gutiérrez ha indicado que las lluvias han estado repartidas de forma muy desigual tanto en el espacio como en el tiempo, con extensas áreas del valle del Ebro, del norte y sur de la Comunidad Valenciana y de Canarias oriental, en las que no se han alcanzado los 5 litros por metro cuadrado.

Por el contrario, el mes resultó "muy húmedo" en zonas de Cantabria y en un área entre el País Vasco y Navarra donde se acumularon más de 250 litros por metro cuadrado.

En general llovió más de lo normal en una franja que abarca Asturias, Cantabria, País Vasco, noroeste de Navarra, gran parte de Andalucía, zonas del litoral de la provincia de Gerona y mitad oriental de Mallorca.

Incluso, Gutiérrez ha comentado que en diversas zonas de Cantabria, norte del País Vasco, noroeste de Navarra, cuenca del Guadalquivir y extremo este de Mallorca, se han superado en un 50 por ciento los valores normales.

Por el contrario, no ha llovido ni la mitad del valor normal en gran parte de la mitad este peninsular y en Canarias, así como en extensas zonas de Galicia y de Extremadura, este de Castilla y León y provincia de Huelva. De hecho, en un área extensa que abarca desde el Pirineo oriental hasta el norte de Castilla-La Macha, el este de Madrid, la Comunidad Valenciana y Murcia no se ha recogido ni una cuarta parte (25%) de lo normal.

Por último, los eventos de precipitaciones intensas durante noviembre se dieron entre el 2 y el 5 de noviembre en la franja norte, mitad oeste peninsular y en Baleares así como en algunas áreas de Cantabria y del País Vasco, donde se acumularon más de 80 litros por metro cuadrado. También hubo un segundo episodio los últimos tres días del periodo en la mitad sur peninsular y en la franja norte, desde Asturias hasta el noroeste de Navarra y a Baleares, e incluso en un área entre las provincias de Cádiz y Sevilla y en Cantabria, se acumularon más de 100 litros por metro cuadrado.

En total, las mayores cantidades se observaron en Fuenterrabía, con 86 litros por metro cuadrado el día 4; en Cádiz, con 74 litros por metro cuadrado el día 3 y en Morón de la Frontera, con 70 litros por metro cuadrado el día 28.


Comentarios

Ahora en portada
Noticias Mallorca Contador Gratis